Coged las rosas mientras podáis;
veloz el tiempo vuela.
La misma flor que hoy admiráis,
mañana estará muerta.


AVISO LEGAL

De conformidad con lo establecido en el artículo 5º de la Ley Orgánica 15/1999 de 13 de diciembre de Protección de Datos de Carácter Personal, se informa que la publicación de los datos e imágenes contenidos en este Blog son responsabilidad de sus autores. Para ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición, pueden hacerlo en la siguiente dirección de correo electrónico: towara88@yahoo.es

http://avisolegaljinetes.blogspot.com.es/


1/5/18

EL CABALLO ÁRABE





















EL CABALLO ÁRABE


“Dios llamó al viento y le dijo:
“Tú no serás invisible ni impalpable, tu tendrás una forma y ocuparás
un cuerpo cuya belleza todos envidiarán todos los animales”.
Y creó el caballo.
“De la tradición árabe”.

El caballo de raza árabe حصان عربي debe su reputación a su inteligencia, carácter fuerte y resistencia sobresaliente. Con una cabeza característica y la cola siempre en alto, el caballo árabe es una de las razas de caballos mejor reconocidas en el mundo.

Es una de las razas de caballo más antiguas, ya que hay evidencia arqueológica de hace 4.500 años de caballos muy similares a los árabes modernos. En el transcurso de la historia, los caballos árabes del Medio Oriente se esparcieron por el mundo gracias al comercio y las guerras. También fueron muy usados para mejorar otras razas al añadir velocidad, refinamiento, resistencia y buena estructura ósea. Hoy día, las líneas árabes se pueden encontrar en casi cada raza moderna de caballos para montar.

Los caballos árabes se desarrollaron en un clima desértico y eran valorados por los nómadas beduinos, quienes frecuentemente los alojaban dentro de sus tiendas para cubrirlos y protegerlos.1​ Esta relación cercana con los humanos creó una raza de caballo con buena disposición, rápido para aprender, y dispuesto a complacer. Pero el caballo árabe también desarrolló el carácter fuerte y el estado alerta necesario en un caballo usado para los asaltos de las guerras. Esta combinación de disposición y sensibilidad requiere que los dueños modernos de caballos árabes traten sus caballos con respeto y mucha habilidad.2​

"El polifacético árabe" es el lema de la raza. Los caballos árabes compiten hoy en muchos campos de actividad ecuestres, lo que los hace una de las 10 razas de caballo más populares en el mundo y a su vez el equino con las mejores características físicas del mundo. Los caballos árabes hoy se pueden encontrar en todo el mundo, incluyendo Polonia, Estados Unidos, Canadá, el Reino Unido, Australia, México, República Dominicana, Europa continental, Sudamérica (especialmente Brasil), y en su tierra de origen, el Medio Oriente.


Dios recorría el mundo después de la creación cuando al pasar por el desierto escuchó los gritos y el llanto de un beduino. 
Al preguntarle porque lloraba, el árabe le respondió:

“ Vi las riquezas que los otros pueblos ganaron y para mí solo me diste arenas”. Dios percibió que no había sido justo en la distribución de los bienes de la tierra, y le dijo:

“No llores más, te voy a compensar dándote un regalo que no le di a ningún pueblo”. Y tomando con la mano derecha al viento del sur que pasaba, dijo:

“¡Plásmate, viento del sur! Voy a hacer de ti una nueva criatura. Serás mi regalo y el símbolo de amor a mi pueblo”. 
“Para que seas único y que nunca te confundan con las bestias, tendrás: la mirada del águila, el coraje del león y la velocidad de la pantera.  Del elefante te doy la memoria, del tigre la fuerza, de la gacela la elegancia.  Tus cascos tendrán la dureza del sílice y tu pelo la suavidad del plumaje de la paloma.  Saltarás más que el gamo, y tendrás del lobo el faro. Serán tuyos los ojos del leopardo por la noche, y te orientarás como el halcón, que siempre vuelve a su origen. Serás incansable como el camello, y tendrás del perro el amor a su dueño”. 
“Y finalmente, Caballo del Sur, como un regalo mío al hacerte ser y árabe, te doy para que seas único: la belleza de la Reina y la majestuosidad del Rey”.

Dios le dijo al Viento del Sur:

“Conviértete en sólida carne porque quiero hacer de ti una nueva criatura, para que me honre y humille a mis enemigos y para que sirva a aquellos que estén bajo mi potestad”. Y el viento del Sur respondió:
“Hágase tu voluntad según tu deseo”.


Entonces Dios tomó un puñado de viento y sopló creando el caballo y diciendo: 

“Te llamarás árabe y la virtud inundará el pelo de tus crines y tu grupa. Serás mi preferido entre todos los animales porque te he hecho amo y amigo. Te he conferido el poder de volar sin alas, ya sea en el ataque o en la retirada. Sentaré a los hombres en tu grupa y rezarán, me honorificarán y cantarán aleluyas en mi nombre…ahora ve!, y vive en el desierto cuarenta días y cuarenta noches…sacrifícate y aprende a resistir la tentación del agua, broncea el color de tu cuerpo y aligera tus músculos de grasa…porque del viento vienes y viento debes ser en la carrera”.






Chevi Sr.

No hay comentarios: