Coged las rosas mientras podáis;
veloz el tiempo vuela.
La misma flor que hoy admiráis,
mañana estará muerta.


AVISO LEGAL

De conformidad con lo establecido en el artículo 5º de la Ley Orgánica 15/1999 de 13 de diciembre de Protección de Datos de Carácter Personal, se informa que la publicación de los datos e imágenes contenidos en este Blog son responsabilidad de sus autores. Para ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición, pueden hacerlo en la siguiente dirección de correo electrónico: towara88@yahoo.es

http://avisolegaljinetes.blogspot.com.es/


18/10/17

UN BUENA POESÍA
























UN BUENA POESÍA DE LA LENGUA CASTELLANA

Lejos de mi Madrid, la villa y corte;
ni de ella falto yo porque esté lejos,
ni hay una piedra allí que no me importe;
pues sueña con la patria, a los reflejos
de su distante sol, el desterrado,
como con su niñez sueñan los viejos.


¡Átomo harás del mundo que poseas
y mundo harás del átomo que anheles!
Al sentir coram vulgo no te creas,
al pensar coram vulgo no te olvides
de compulsar a solas tus ideas.

Como dejes la España en que resides,
donde quiera que estés, ya echarás de menos
esa patria de Dolfos y de Cides;
que obeliscos y pórticos ajenos
nunca valdrán los patrios palomares
con la memoria de la infancia llenos.

Por eso aunque dan son a mis cantares
Elba, Danubio y Rin, yo los olvido
recordando a mi pobre Manzanares
¡Allí mi juventud!... ¡Ay!, ¿quién no ha oído
desde cualquier región, ecos de aquella
donde niñez y juventud han sido?


Y en esa languidez de los sentidos,
crepúsculo moral en que indolente
se arrulla el corazón con sus latidos,





Recibe con mi adiós tu violeta;

la tumba de la virgen te la envía...
¡Y al unirse la flor con su poeta,
ya en el ocaso agonizaba el día!






Vellido Dolfos


¡Rey don Sancho, rey don Sancho!,   no digas que no te aviso,
que de dentro de Zamora    un alevoso ha salido;
llámase Vellido Dolfos,    hijo de Dolfos Vellido,
cuatro traiciones ha hecho,    y con esta serán cinco.
Si gran traidor fue el padre,    mayor traidor es el hijo.
Gritos dan en el real:    —¡A don Sancho han mal herido!
Muerto le ha Vellido Dolfos,    ¡gran traición ha cometido!
Desque le tuviera muerto,    metiose por un postigo,
por las calles de Zamora    va dando voces y gritos:
—Tiempo era, doña Urraca,    de cumplir lo prometido.






Chevi Sr.

No hay comentarios: