Coged las rosas mientras podáis;
veloz el tiempo vuela.
La misma flor que hoy admiráis,
mañana estará muerta.




Aquí ponemos entradas de CABALLOS - CABALLERÍA o algo de interés excepcional para los POETAS.

AVISO LEGAL

De conformidad con lo establecido en el artículo 5º de la Ley Orgánica 15/1999 de 13 de diciembre de Protección de Datos de Carácter Personal, se informa que la publicación de los datos e imágenes contenidos en este Blog son responsabilidad de sus autores. Para ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición, pueden hacerlo en la siguiente dirección de correo electrónico: towara88@yahoo.es

http://avisolegaljinetes.blogspot.com.es/


30/5/17

SAN FERNANDO PATRÓN DE LOS INGENIEROS






















HOY SAN FERNANDO
Felicidades a los Fernandos y al Arma de Ingenieros.




  Del rey San Fernando, patrono de los ingenieros militares, en el día de su festividad



            El nacimiento de Fernando III de Castilla es muy incierto, barajándose distintas localidades como Peleas de Arriba, en Zamora, y Bolaños de Calatrava, en Ciudad Real, e incluso diversas fechas, 1190 o 1201. En todo caso, es hijo de Alfonso IX de León y de la segunda esposa de éste, Berenguela de Castilla. Son sus abuelos paternos Fernando II de León y la reina Urraca de Portugal, y sus abuelos maternos Alfonso VIII de Castilla y Leonor de Plantagenet.

            Fernando tiene dos medio hermanas de padre: Sancha y Dulce, hijas de la primera esposa de su padre, Teresa de Portugal, cuyo matrimonio es anulado por consanguinidad. Y cuatro hermanos de padre y madre, Leonor, Constanza, Berenguela, que casará con el Emperador de Constantinopla, y Alfonso de Molina, padre de María de Molina. Una descendencia que no es obstáculo para que en 1204, el Papa Inocencio III vuelva a declarar nulo el matrimonio de Alfonso por la misma razón que fuera anulado el primero, esto es, consanguinidad. Cuando esto ocurre, Berenguela vuelve a la corte de su padre con todos sus hijos excepto Fernando, que permanece con su padre.

            A la muerte de Alfonso VIII de Castilla, padre de Berenguela, en 1214, ésta queda regente de su hermano Enrique, y atacada por Álvaro Núñez de Lara, pide ayuda a Fernando, que acude al auxilio de la madre y hacer huir a Lara. Muerto el niño Enrique unos meses más tarde, Berenguela pasa a ceñir la corona, que traspasa a Fernando.

            Esto irrita al padre de Fernando y exmarido de Berenguela que, aliado con Lara, ataca las posesiones castellanas, hasta que el 26 de agosto de 1218 el Pacto de Toro pone fin a la guerra entre padre e hijo. En 1219, Fernando casa en la catedral de Burgos con Beatriz de Suabia, que le dará a su heredero Alfonso X el Sabio, y morirá en 1235, casando Fernando por segunda vez, ahora con la francesa Juana de Ponthieu. Entre una y otra, Fernando tiene trece hijos.

            En 1230 se produce la muerte de Alfonso IX de León, que deja herederas a las hijas de su primer matrimonio, Sancha y Dulce. Reunidas las dos consortes, aunque anuladas, de Alfonso IX, Teresa de Portugal y Berenguela de Castilla, acuerdan mediante la Concordia de Benavente o Tratado de las Tercerías de 1230 el traspaso de la corona de León a Fernando a cambio de una compensación a sus hermanas Dulce y Sancha. El Papa Gregorio IX avala el tratado. Un nuevo tratado, el Acuerdo de Sabugal, esta vez entre Fernando III y Fernando II de Portugal, delimita las fronteras de ambos reinos.

            Fernando dota a la Reconquista de un impulso sin precedentes. Ciudades como Cazorla, Palma del Río, Trujillo, Montiel, Baza, Medellín, Hornachuelos, Almodóvar, Lucena, Santaella, Montoro, Aguilar, Baena, Écija, Marchena, Morón, Osuna, Estepa, Nebrija, Arcos de la Frontera y muchas más deben su liberación del yugo islámico a Fernando. Pero sus principales conquistas serán Murcia, Jaén, Córdoba y sobre todo Sevilla, que toma en una batalla a la vez naval y terrestre el 23 de noviembre de 1248.

            Su labor no va a ser sólo conquistadora, y Fernando va a ser un gran gobernante. Unificará y racionalizará la administración de los reinos castellano y leonés, con tanto acierto que ambas coronas no volverán a separarse. Promueve la traducción del Fuero Juzgo, impone el castellano como idioma oficial en sustitución del latín, repuebla las tierras conquistadas con la ayuda de la nobleza, la Iglesia y las órdenes militares. Manda escribir el “Libro de la Nobleza y Lealtad”, obra de derecho político con las normas del buen gobierno que derivan de la escolástica y de la doctrina isidoriana, e instituye el Consejo de los Doce Sabios, órgano consultivo de gobierno.

            En su reinado se inician o se mejoran muchas de las grandes catedrales españolas: Burgos, León, Toledo, Valladolid así como innumerables iglesias, conventos y hospitales para las que tanto él como su madre efectuaban importantes donaciones.

            En el campo del saber, manda hacer el “Libro del Septenario”, libro de los siete ramos de las escuelas liberales con conceptos de derecho común. Convierte la Universidad de Salamanca, fundada por su padre en 1215, en una de las mejores de Europa. Apoya de su propio pecunio artes como la música y la literatura.

            Fernando vendrá a morir en el Alcázar sevillano el 30 de mayo de 1252, recibiendo sepultura en la Catedral de Sevilla, al pie de la imagen de la Virgen de los Reyes que le regala su primo, el también santo rey Luis IX de Francia (cuya figura puede Vd. conocer, si lo desea, pinchando aquí), hijo de Blanca de Castilla, hermana de la madre de Fernando.

            Su hijo Alfonso, Alfonso X el Sabio, le levanta en la catedral junto a su madre un mausoleo revestido de plata, oro y piedras preciosas. Tras la muerte de Alfonso, la efigie de éste es colocada a su lado. En 1671, la imagen sedente del rey es sustituida por otra del escultor Pedro Roldán. En la actualidad, la urna de plata con sus restos, obra de Juan Laureano de Pina, reposa sobre un basamento de mampostería colocado ante el altar en que se halla la imagen de la Virgen de los Reyes. La urna se abre para mostrar el cuerpo de San Fernando cada 30 de mayo, fecha de la muerte y en la que quedará fijada su festividad.

            A la muerte de Fernando, empieza a crecer inexorablemente su fama de santidad. En 1590, el papa Sixto V confirma que Fernando III posee el halo de santidad. En 1649 se impulsa el proceso: Francisco López de Caro y el gran pintor Bartolomé Esteban Murillo realizan un inventario de cuantas imágenes del rey se veneran en Sevilla. A partir de 1652 la veneración trasciende las fronteras sevillanas e incluso las peninsulares, y así las cosas, el 7 de febrero de 1671, el Papa Clemente X lo canoniza. Es patrón de Sevilla, Aranjuez, San Fernando de Henares, Maspalomas en Gran Canaria y muchas otras localidades, así como del Arma de Ingenieros del Ejército de Tierra de España.

            Que hagan mucho bien y que no reciban menos.

    
Chevi Sr.

1 comentario:

Javier de la Uz dijo...


Muchas felicidades a todos los miembros del Arma de Ingenieros.