Coged las rosas mientras podáis;
veloz el tiempo vuela.
La misma flor que hoy admiráis,
mañana estará muerta.




Aquí ponemos entradas de CABALLOS - CABALLERÍA o algo de interés excepcional para los POETAS.

AVISO LEGAL

De conformidad con lo establecido en el artículo 5º de la Ley Orgánica 15/1999 de 13 de diciembre de Protección de Datos de Carácter Personal, se informa que la publicación de los datos e imágenes contenidos en este Blog son responsabilidad de sus autores. Para ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición, pueden hacerlo en la siguiente dirección de correo electrónico: towara88@yahoo.es

http://avisolegaljinetes.blogspot.com.es/


25/11/16

QUIEN FUE EL BAILARIN DEL NORTE















Además de ser un Campeón sin precedentes jamás superado, tenía nombre de POETA.....Bailarín del Norte.




NORTHERN DANCER




Muchas veces se debate si la hípica es un deporte a la altura de otros. Lo es, en mi opinión. 
Aquí tenéis al Purasangre más influyente del siglo XX: 


Northern Dancer.



27 de mayo de 1961. Nace en la granja Winfields, cerca de Oshawa, en Ontario, Canadá. Fue el primer hijo de Nearctic (un campeón canadiense) y también era el primogénito de Natalma, que a su vez era hija de un caballo legendario: Native Dancer, el primer caballo que se hizo famoso gracias a la televisión. El nombre del protagonista de hoy se lo debe a su abuelo: bailarín, pero del norte (Native Dancer nació en Kentucky).

El encargado de su cría fue Edward P. Taylor, un magnate y criador de purasangres de fama en Canadá. Curiosamente, os contaré que Northern Dancer era un potro de baja estatura y su dueño no lo pudo vender por los 25.000 dólares que pedía cuando tenía un año, así que se ocupó de su cría.




Con dos años, tras ser domado y entrenado, debutó. Lo montó Ron Turcotte y ganó en el hipódromo de Fort Erie, en Ontario, el 2 de agosto de 1963. Un segundo puesto y una nueva victoria en su tercera carrera le valieron que el propietario decidiera trasladarlo a la cuadra del entrenador principal, un experto argentino llamado Horacio Luro.

Bajo el entrenamiento de Luro, hizo un segundo puesto y luego cinco victorias consecutivas en competiciones para animales de dos años. En su siguiente año, en 1964, fue cuando triunfó y se consagró, tras ganar en seis carreras seguidas, incluido el Derby de Kentucky. Su técnica era siempre la misma: empezaba las carreras rezagado, pero aplicaba un ritmo de carrera constante, de modo que sentenciaba la competición con un demoledor sprint final. Ganaría una carrera más hasta que, tras una lesión en un tendón, fue retirado a tareas reproductivas, habiendo sido designado Caballo del Año Canadá, Campeón de tres años de 1964, con 14 victorias en 18 carreras, dos segundos puestos y dos terceros, y generando unas ganancias de más de 580.000 dólares de la época, un dineral, como os podéis imaginar.



Pero si Northern Dancer fue un gran campeón en las pistas, su leyenda se agrandó como semental. En 1965 empezó su nueva ocupación y sus dueños establecieron un precio de 10.000 dólares por ‘servicio’. Sus primeros hijos, nacidos en 1966, demostraron que llevaban los gene de un campeón. De sus 21 primeros vástagos, 10 fueron campeones en carreras de las llamadas clásicas. Estos datos no hicieron sino agrandar su prestigio como semental.

En 1968 nacieron dos de sus descendientes más famosos: el caballo Nijinsky II y la yegua Fanfreluche. El primero ganó el 1970 la Triple Corona Inglesa y la segunda fue Caballo del Año 1970 en Canadá.

Northern Dancer fue trasladado a Maryland, Estados Unidos, para seguir con su productiva tarea reproductiva. Tal era su fama que llegaron a pagarse un millón de dólares por un apareamiento con el caballo canadiense, aun sin garantía de embarazo.  En 1984, por ejemplo, 14 de sus hijos se vendieron por una media de 3,3 millones de dólares cada uno y Seattle Dancer, nieto del protagonista de hoy e hijo de Nijinsky II, fue vendido en 1985 por más de 13 millones de dólares, un récord de la época.

En 1987 y a los 26 años, Northern Dancer fue jubilado. Había engendrado a 645 hijos, de los que 146 ganaron carreras, un porcentaje muy alto. Todavía a día de hoy, descendientes de Northern Dancer (que además de sus condiciones para las carreras, heredaron su longevidad) siguen triunfando en hipódromos de todo el mundo. Es por ello que a Northern Dancer se le considera el caballo más influyente e importante del siglo XX. Nuestro protagonista de hoy falleció el 16 de noviembre de 1990, con 29 años.




Northern Dancer Entire Kentucky Derby 1964






Chevi Sr


1 comentario:

Javier de la Uz dijo...


Oportuna entrada, que magnifica el mundo de la hípica y la pone en el lugar que le corresponde en el ámbito deportivo.