Coged las rosas mientras podáis;
veloz el tiempo vuela.
La misma flor que hoy admiráis,
mañana estará muerta.




Aquí ponemos entradas de CABALLOS - CABALLERÍA o algo de interés excepcional para los POETAS.

AVISO LEGAL

De conformidad con lo establecido en el artículo 5º de la Ley Orgánica 15/1999 de 13 de diciembre de Protección de Datos de Carácter Personal, se informa que la publicación de los datos e imágenes contenidos en este Blog son responsabilidad de sus autores. Para ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición, pueden hacerlo en la siguiente dirección de correo electrónico: towara88@yahoo.es

http://avisolegaljinetes.blogspot.com.es/


16/3/14

WORLD MILITARY ENDURANCE CHAMPIONSHIP











Esta es la primera impresión que me manda el comandante Vázquez sobre el Campeonato del Mundo Militar de Raid, siendo su primera participación. Creo que es interesante que el mundo del raid, sobre todo los buenos aficionados, interpreten esta experiencia que ha tenido este equipo sobre todo porque han mostrado un gran amor al caballo de raid en tierras y desiertos lejanos.
Queda esto como principio para futuros logros del raid español, tanto civil como militar, donde debemos estar todos juntos, ya que en España está la mejor raza de los caballos árabes y anglo árabes del mundo. He dicho.
Carlos Marin

Coronel de Caballería


WORLD MILITARY ENDURANCE CHAMPIONSHIP
DUBAI, 6 DE MARZO DE 2014


Me pide el Cor. Carlos Marín que le redacte en unos párrafos, en forma de artículo o reseña, mis impresiones personales sobre el Campeonato del Mundo de Raid Militar al que he tenido el honor de asistir, junto al Tcol Primitivo Hernández y al Bgda. Gregorio Núñez de Arenas, ambos de la Guardia Civil. La verdad es que son tantas las sensaciones que me vienen a la cabeza que no sé por dónde empezar, así que lo haré por el principio.

Estaba yo la tarde del 5 de enero presenciando la cabalgata de reyes junto a mi hijo de 9 años, como cualquier otro padre, cuando recibí la llamada del Coronel anunciándome que me iba a proponer para asistir a dicho campeonato. Desde ese instante y hasta el día 2 de marzo que cogí el avión dirección Dubai, mi principal obsesión fue el estar a la altura de las circunstancias, y dar la mejor imagen posible para no defraudar a los que depositaban su confianza en mí. Entrenamientos duros, algo de pérdida de peso, un raid de 80 km para ponerse a tono... y listo.

El día 2 de marzo llegamos la delegación española al hotel Meydan de Dubai. Con algo de desorganización inicial y un poco de improvisación, el día 3 por la mañana ya estábamos conociendo a nuestros caballos en los Emirates Stables, cuadra dirigida y gestionada por nuestro campeón de Europa Jaume Puntí, o Juma, como se le conoce por estas tierras. Otros dos entrenadores españoles, con gran experiencia y currículum en raid, nos iban a dirigir los entrenamientos de los dos días siguientes: Antonio Moreno y Jairo Rodríguez. De entre los caballos que había ofertado la cuadra, fue la organización quien por sorteo asignó esos caballos, en este caso, a los jinetes de Urugay, Italia y España; y aunque la impresión inicial fue un poco dudosa, creo poder decir que tuvimos suerte y corrimos con unos caballos excepcionales. En esa primera impresión, el que parecía haber corrido peor suerte fue el que suscribe; caballo fuerte con una boca sensible, que era el primer raid que corría en el desierto, y encima un poco pequeño. Si tenemos en cuenta que yo mido 1.87, el escenario que se me presentaba no parecía muy halagüeño. Pero como dice un compañero mío, luchar es vencer, y me puse las pilas. Tras unos ajustes y un par de entrenamientos, estábamos listos para la batalla.

Ceremonia inaugural, reconocimiento veterinario previo, pesaje (78kg!!, objetivo cumplido) y reunión técnica; todo sin novedad.

Antes de que nos diéramos cuenta, era el 6 de marzo a las 7:00 de la mañana, y nos encontrábamos los tres junto a otros 67 binomios listos para iniciar la carrera. Teníamos clara nuestra estrategia: “terminar es ganar”. Y para nosotros así fue. Muy bien asesorados y auxiliados por Juma y su gente, fuimos en grupo en cola a una media de 20 km/h, algo lento para las velocidades a las que se corre por aquí, pero muy eficaz para nuestro objetivo.

Efectivamente y como esperábamos, los binomios se iban quedando por el camino, debido principalmente a la poca cabeza y dosificación de sus jinetes. Las dos primeras fases las hicimos los tres juntos, pero fue ahí donde un “penalti” al caballo de Primitivo, le hizo entrar por segunda vez al vet-gate, quedándose ligeramente retrasado respecto a nosotros. Para el Tcol ahí empezó un largo calvario, puesto que su caballo al quedarse solo, fue pinchado durante toda la tercera fase y supuso un enorme desgaste físico para él; de hecho antes de empezar la cuarta fase tuvo un gran bajón, pero ahí es donde sacó ese pundonor y sacrificio que sólo tienen los Guardias Civiles, sacando fuerzas de flaqueza y siendo capaz de realizar la cuarta fase prácticamente en solitario, acabando en ese meritorio 23º puesto. En cuanto a Gregorio y a mí, fuimos juntos la tercera fase, pero una mejor recuperación de su yegua le hizo salir antes en la última. Gregorio, hombre con mucha experiencia en raid, corrió inteligentemente ésta fase junto a los italianos, imponiéndose al sprint a todos ellos, logrando ese 14º puesto.

Por mi parte hice la cuarta fase a la misma media y con la misma estrategia, acompañado por dos uruguayos hasta que sus caballos pincharon, mientras que el mío iba cada vez mejor y empujando (¡cómo pude dudar de este caballo!). Finalmente llegué en solitario en la 19ª plaza, bandera de España en mano, y orgulloso del esfuerzo realizado por todo el equipo.

Una vez duchados, rozaduras y quemaduras curadas, cena y satisfacción plena; excepto por la pena de no haber contado con nuestro Coronel Marín, alma máter de este equipo y del raid militar, que por motivos personales no ha podido acompañarnos. Aunque sea en la distancia, hemos tenido presente su apoyo.

Esperamos que esto sirva para incentivar a más jinetes militares, y que el equipo militar de raid pueda tener continuidad en territorio nacional, aprovechando ese excelente ganado que tenemos en nuestra Cría Caballar.
 Cte. Santiago Vázquez Cortejoso
Ejército de Tierra



José V. Ruiz de Eguílaz y Mondría.
Coronel deCaballería.

3 comentarios:

Eduardo Gortazar dijo...

¡¡¡Enhorabuena!!!
Habéis dado claro ejemplo del "Espíritu jinete"

Santiago Vázquez Cortejoso dijo...

Muchas gracias y a tus órdenes!

Rubén Blanco dijo...

Mi más sincera Enhorabuena!

A título constructivo, echo en falta en estos párrafos alguna mención a la persona que ha canalizado y ha hecho posible la idea del Ministerio de Defensa de valorar la posibilidad de enviar un equipo al Campeonato del Mundo de Raid Militar asegurando una digna participación. Dicha persona es el Coronel Ruíz de Eguílaz con el que contactó desde el primer momento el Consejo Superior de Educación Física y Deportes de las Fuerzas Armadas para una primera reunión y así contar con su asesoramiento. Sus acertadas indicaciones y contactos han hecho posible que un equipo militar español pueda estar presente en Dubái. Seguramente, cualquier otro en su situación, y teniendo en cuenta las atractivas condiciones del viaje, se hubiera ofrecido como “jefe de equipo” disfrutando en primera persona de semejante experiencia.

Hablo con conocimiento de causa por haber estado presente en dicha reunión.

Una vez más Enhorabuena a todo el equipo!!