Coged las rosas mientras podáis;
veloz el tiempo vuela.
La misma flor que hoy admiráis,
mañana estará muerta.




Aquí ponemos entradas de CABALLOS - CABALLERÍA o algo de interés excepcional para los POETAS.

AVISO LEGAL

De conformidad con lo establecido en el artículo 5º de la Ley Orgánica 15/1999 de 13 de diciembre de Protección de Datos de Carácter Personal, se informa que la publicación de los datos e imágenes contenidos en este Blog son responsabilidad de sus autores. Para ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición, pueden hacerlo en la siguiente dirección de correo electrónico: towara88@yahoo.es

http://avisolegaljinetes.blogspot.com.es/


2/3/14

HISTORIA DE LA YEGUADA MILITAR. EL CABALLO DE BATALLA









YM DE JEREZ HISTORIA
Se crea en 1847, albergando el primer registro de los caballos Pura Raza Española del mundoLa Yeguada fue mundialmente conocida al participar sus caballos en diversas ediciones de los Juegos Olímpicos.

La Yeguada pasó en 2013 de ser un organismo autónomo a depender del Ministerio de Interior . Esto provocó la la pérdida de una gran cantidad de ejemplares en 2013 por la liquidación del organismo de Cría Caballar de las Fuerzas Armadas.



YM DE JEREZ DÍA A DÍA




YM LAS TURQUILLAS
 


LA NATURALEZA DE GARRAPILOS 



PRESENTACIÓN SEMENTALES ÉCIJA 2012. XII.


Caballo de batalla. La verdadera historia
 Entre 1914 y 1918, el ejército británico llevó más de un millón de caballos a la guerra. Esta es la historia de cómo llegaron hasta allí, de las amenazas a las que tuvieron que enfrentarse y de los hombres que los cuidaron. Es la verdadera historia de los caballos de batalla de la I Guerra Mundial.
 

José V. Ruiz de Eguílaz y Mondría
Coronel de Caballería.

1 comentario:

Gonzalo Rodríguez-Colubi Balmaseda dijo...

¡Qué bonito y qué pena a la vez! Ver como se han cargado, en tan poco tiempo, a esta joya nacional de la Cría Caballar produce tristeza, cabreo e impotencia.
Amén del vapuleo dado por verdaderos inútiles, por ser suaves, a nuestra Enseñanza Ecuestre. Casos de Martínez y de la Lastra que quedarán como vergüenza para la historia ecuestre española.
Bien es verdad que a principios de este siglo, que tampoco ha llovido tanto, el Arma tuvo la oportunidad de que todo esto se pudiera solucionar. Y nadie, de los que podían, tomó el testigo.