Coged las rosas mientras podáis;
veloz el tiempo vuela.
La misma flor que hoy admiráis,
mañana estará muerta.




Aquí ponemos entradas de CABALLOS - CABALLERÍA o algo de interés excepcional para los POETAS.

AVISO LEGAL

De conformidad con lo establecido en el artículo 5º de la Ley Orgánica 15/1999 de 13 de diciembre de Protección de Datos de Carácter Personal, se informa que la publicación de los datos e imágenes contenidos en este Blog son responsabilidad de sus autores. Para ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición, pueden hacerlo en la siguiente dirección de correo electrónico: towara88@yahoo.es

http://avisolegaljinetes.blogspot.com.es/


23/8/13

CABALGANDO, EL SILENCIO Y LA SOLEDAD


El Teniente de Ingenieros Alcuneza, montando a Ernel, en las manos de Salvador García de Pruneda (La soledad de Alcuneza) nos da un paseo por la nostalgia en la última gran guerra a caballo.

"Alcuneza tenía alma de poeta según le dijo a su coronel. Como a lomos de Ernel, que así se llamaba su caballo, sale este libro a narrar acciones que no se volverán, por ahora, a repetir, pues su táctica no está ya vigente. En esto su empresa es, en cierto modo, poética. El teniente de Brihuega, al anotar la guerra que hizo a caballo, entre estandartes con veneras de Santiago y Calatrava, se convierte en algo así como el cronista del ocaso de la Caballería. Y en todo ocaso hay poesía."

Inevitable establecer un cierto paralelismo con el ocaso de la Equitación Miliar en España, y con nuestra alma de Poeta.
Nada más lejos de mi intención que pretender acercarme a la pluma de D. Salvador, pero la insensatez de mi alma de jinete, mezclada con el desprecio a lo puramente tangible, decepcionante tantas veces, me ha llevado a componer algunos pasajes sobre el discurso de D. Salvador, al que pido disculpas de antemano rindiéndole mi profunda admiración.




Lamentábase el Capitán ruso, noble, descendiente de míticos Zares:

"Yo soy un patriota cosmopolita, y mi patria es la Caballería.
Yo, en nombre del patriotismo cosmopolita, el único posible, me he alistado en vuestras filas para hacer la última guerra a caballo, manera la más hermosa de combatir. Somos la poesía del Ejército, el último airón del romanticismo en la milicia. Aunque no fuese más que por eso, la Equitación Militar y su Caballería, deberían perdurar. Pero los Estados Mayores estarán faltos de sensibilidad.
La vida oficial de un par de espuelas son quince años, algo más la del viejo jinete que las calza al que no le queda más, ni menos, que su viejo caballo en un postrero ademán de lealtad; si no fuera por ello más valdría morir en campaña, porque los muertos no necesitan pedir limosna." 




"Bendito arcaísmo que nos permite andar a caballo. Estos escuadrones que aquí ves al trote representan los ideales caballerescos de la Caballería no como Arma sino como forma histórica, como conducta, como exigencia estética. En la medida que hay caballos y jinetes hay tradición, he ahí el testigo que recoge la Equitación Militar.
Volvió por sus fueros la Caballería. El aire se llenaba de hípicos ecos que ensanchaban el alma, la tierra era sacudida por miles de cascos y un hondo clamor se alzaba en la mañana serena que absorta contemplaba la operación anacrónica.
Sabía la operación fugaz y con los ojos la contemplaba para hacerla historia en mi memoria.
Como fugaz ha sido la historia de la Equitación Militar, huérfanas las Academias de la disciplina anacrónica, madre de todas las virtudes y del espíritu jinete.
Pero, precisamente, en su fugacidad residía su belleza, en su anacronismo su aristocracia y en su inusitada práctica su ejemplaridad.
A riesgo de su vida defendían su historia y el guión azul del General. Era el ruido antiguo y renovado del galope de carga."


 
ESCUELAS DE EQUITACIÓN MILITAR
 
ESPAÑA
 
Comandante Enrique Martínez de Vallejo con sus alumnos. Otros tiempos.

"En una clase de equitación de Escuela Militar,  se es militar de pies a cabeza, totalmente, y la clase con su continúa exigencia, sus fatigas y penalidades,  absorbe nuestra atención en un esfuerzo que el riesgo corrido dignifica y el miedo vencido enaltece.
Busca el Jinete, a veces sin saberlo, su trozo de gloria, a la que le lleva el miedo a pasar por cobarde, pues el honor es el único  patrimonio, que debe preciar más que su propia vida.
Al buen militar no le asombra la acción heroica, que es un acto de servicio, mantiene en tales casos una serena y natural postura que sólo el largo ejercicio del mando y de la guerra da.
Al buen jinete no le asombra ni el éxito ni el fracaso, ambos congruentes con la práctica de la Equitación, mantiene en tales casos una serena y natural postura que sólo el largo ejercicio del entrenamiento y la competición da."

 

 
Caballero Alférez Cadete ganando en la Academia de Caballería, la potencia de Navidad con "Gavorag" (5 años). 1974
 
 




 
NUESTROS DÍAS
 

IRLANDA

 
 
 
 
INGLATERRA

 
 

 
El problema no es el progreso, hay pueblos orgullosos de sí mismos y de su historia, que no entienden un soldado de caballería que no haya montado a caballo, y que valoran, de verdad, la equitación como la base del espíritu jinete, imprescindible para la caballería sea cual sea el medio del momento.

 
 
PARADA MILITAR EJÉRCITO DE CHILE
 
 


 
 
 
Coronel de Artillería Félix Beltrán de Lis



Cabalgar, cabalgar, cabalgar,
el día, la noche, el día.
Cabalgar, cabalgar, cabalgar,..
En mi derredor se hizo el silencio. Y la soledad.
 
 
José V. Ruiz de Eguílaz y Mondría
Coronel de Caballería
 

4 comentarios:

Chevi Jr. dijo...

Para quitarse el sombrero.
Los irlandeses una vez más me vuelven a dar envidia, y el inicio del desfile Chileno pone los pelos de punta.

Gonzalo Rodríguez-Colubi Balmaseda dijo...

Que bonito, mi Coronel. Y que melancolía produce.

Gonzalo Rodríguez-Colubi Balmaseda dijo...

Creo que esta entrada, por su carga de moral, por lo que dice y representa, debe ser leída por quienes llevamos las lanzas grabadas a fuego en el corazón. Aún a riesgo de caer en la melancolía.

Gonzalo Rodríguez-Colubi Balmaseda dijo...

La caballería ayudará a las Tropas Aerotransportadas de Rusia cumplir misiones de combate en desiertos y montañas donde los vehículos resultan poco útiles, declaró el jefe de la Escuela Superior de Tropas Aerotransportadas de Riazán, Anatoli Kontsevói.

"Vivimos en el siglo XXI, pero los vehículos modernos pueden ser poco útiles en zonas desérticas o montañosas", dijo Kontsevói a RIA Novosti.

Comentó que para ganar velocidad y movilidad operativa, se estudia utilizar unidades de caballería en las Tropas Aerotransportadas de Rusia.

"Si tomamos en consideración las armas y pertrechos que lleva un soldado, su velocidad estará limitada a cinco o seis kilómetros por hora, pero podrá aumentar hasta 30 kilómetros si utilizamos caballos", señaló.

Otro importante rasgo positivo, a su juicio, es la potente energía que emana de los caballos.

"Cuando la persona trata con caballos aprende la ética de comportamiento ante estos animales. Además, la domadura de los caballos es un trabajo realmente titánico que ayudará a los militares a superar muchas otras dificultades", recalcó el oficial.


http://www.sp.rian.ru/Defensa/20130802/157704210.html