Coged las rosas mientras podáis;
veloz el tiempo vuela.
La misma flor que hoy admiráis,
mañana estará muerta.




Aquí ponemos entradas de CABALLOS - CABALLERÍA o algo de interés excepcional para los POETAS.

AVISO LEGAL

De conformidad con lo establecido en el artículo 5º de la Ley Orgánica 15/1999 de 13 de diciembre de Protección de Datos de Carácter Personal, se informa que la publicación de los datos e imágenes contenidos en este Blog son responsabilidad de sus autores. Para ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición, pueden hacerlo en la siguiente dirección de correo electrónico: towara88@yahoo.es

http://avisolegaljinetes.blogspot.com.es/


26/10/12

DESPEDIDA A UN ANTIGUO PARADISTA

 
 
AMIGO AGUSTÍN

 

"Muchas gracias por acordarte de mí en este día. Creo que es un momento para que tu estés muy orgulloso, y para que tus compañeros, tus amigos, el Servicio de Cría Caballar, el Ejército, los ganaderos y todos los caballos que alguna vez han tenido que ver algo contigo, te estemos profundamente agradecidos.
Tú debes estar orgulloso porque después de estos 39 años siempre trabajaste incluso más de lo que se te ordenó, con impecable rendimiento, y sin jamás buscar el más mínimo beneficio para tu persona.
Y para los demás también debe de ser un día de orgullo personal, porque es muy difícil volver a conocer a alguien como tú en el sentido de buena persona, trabajador honrado y amigo leal.
De los últimos meses nefastos que has vivido, creo que debes olvidarlos. No perdonar al que destrozó lo que entre todos y con tanto trabajo conseguimos levantar, pero si olvidar ese periodo negro en la vida del Servicio. Que ese nefasto jefe (si es que se le puede llamar así) no empañe ni por medio segundo la brillante , meritoria y honrosa carrera que has desarrollado.
Amigo Agustín, te mando un fuerte abrazo y ya sabes que en mi siempre tendrás a un fiel amigo, aunque será difícil que yo pueda darte ni la décima parte de todo lo bueno que tú me diste desde el primer día que nos conocimos allá por 1988.
¡Enhorabuena a ti y a tu familia!
Angel."
 

Queridos amigos,
 
Hoy se despide después de 39 años de Servicio y con destino continuado en el Depósito de Sementales de Zaragoza el Capitán D. Agustín García Martínez. Era hasta hoy el paradista más antiguo en activo del Servicio de Cría Caballar.
Sé que ha pasado una muy mala época final como consecuencia del nefasto jefe que el nefasto gerente nos envió para destrozar un Depósito y una Escuela que se le escapaba de las manos al funcionar con eficacia, brillantez, trabajando más de lo que el deber nos marcaba y, lo que él jamás aguantó, con buen ambiente de compañerismo y camaradería.
Por eso, Agustín que ante todo es un buen militar, pasó momentos realmente malos al encontrarse metido de lleno en semejante estercolero de rencor, dirigido ocultismo y continuas traiciones.
Creo que es el momento para que los buenos compañeros, los verdaderos militares, y los amantes de nuestra profesión y del mundo del caballo le manifestemos nuestro apoyo, cariño y demostración de agradecimiento por tantos y buenos años de trabajo bien hecho.
Se va a hacer una cena de despedida, para la cual hay que contactar con el Comandante Amaya 680419419
El teléfono particular del Capitán Agustín es el 677336270. Es probable que a partir de mañana ya no lea los correos en esta dirección.
Un saludo a todos.
 
 Angel Cerdido Gastesi
 Profesor de Escuela de Equitación

12 comentarios:

Julio Romay dijo...

Amigos, superiores y subordinados.
Con esas palabras te despides de nosotros y por ese orden, amigos lo primero. Es muy difícil ser superior o subordinado tuyo y no ser tu amigo. Agustín, 39 años de servicio en Cría Caballar te avalan. Tengo entendido que te van a despedir a tí y a tus 39 años de servicio en tu Centro de Zaragoza, eso les honra, desde tu coronel hasta el último soldado y eso te honra Agustín y debe llenarte de orgullo. creo que te van a hacer después todo tipo de homenajes, pero todos juntos serán poco para compensar tu tiempo, tus desvelos, tu trabajo y tu dedicación desinteresada. En realidad, todos los Centros desde Jerez hasta Lore-Toki deberían hacer un brindis para homenajear al paradista más antiguo de España.
Amor a la Patria, a la bandera y como profesión a los caballos, nos dices en tu despedida. Patria, Bandera y caballos, encajan a la perfección con dos palabras, una es "amor", la otra "Agustín".
Gracias por lo que nos has enseñado con tu ejemplo, con tu forma de ser, con tu nobleza, con tu perseverancia y con tu esfuerzo. Tu rastro y tu huella son imborrables.
Recibe un taconazo y un fuerte abrazo mi Capitán.
Un abrazo, tu amigo Julio.

Chevi Sr. dijo...

No te conozco Agustín, o eso creo, pero por la huella que dejas, mi más sentida admiración y respeto.

Gonzalo Rodríguez-Colubi Balmaseda dijo...

Agustín, sin conocerte, te pido me consideres un amigo. Quiero serlo,por tu Servicio a España.

Alfonso Montilla Fernández dijo...

Querido Angel, has acertado con el título “antiguo paradista” por todo lo que encierra el concepto. Los que hemos conocido el Servicio de Cría Caballar cuando lo era, no ahora que, desnaturalizado, tiene un carácter casi exclusivamente administrativo, en el que se ha convertido el instrumento, la administración, en su finalidad principal, podemos comprender la dimensión del título otorgado al capitán D. Agustín García Martínez, persona de un carácter peculiar al que le adornan numerosas virtudes militares (las de los viejos paradistas), virtudes que por desgracia, en la actualidad son más caras de encontrar: disciplina hasta el extremo, lealtad sin fisuras, amor al servicio, abnegación, satisfacción por el deber cumplido, honradez, compañerismo, conocimiento de la profesión, competencia profesional y un largo etcétera.
Hablo de una persona que ha sido y es modelo de militar y de profesional, fiel a sus mandos, a sus compañeros y a sus convicciones. Que se ha dedicado en cuerpo y alma al cumplimiento de su obligación, cargando sobre sus espaldas multitud de tareas que no le correspondían, que ha velado constantemente por el bienestar del personal, aún de aquellos que le criticaban. Que ha subordinado su vida personal y la atención a su familia al cumplimiento de sus obligaciones.
Hablo de una persona modelo en la utilización de los medios buscando la economía con el máximo rendimiento. Su conocimiento del cuartel y las instalaciones, junto con su plena dedicación, permitían el correcto funcionamiento de todos los servicios.
En su función de paradista, afirmo con respeto al resto de mis antiguos subordinados, era modelo por su presentación, dedicación, eficacia, servicio, relación con autoridades, ganaderos, cuidado de los sementales, administración … Ha sido un digno representante del Ejército en la sociedad civil. Todavía me acuerdo cuando no le podía asignar los sementales que necesitaba para su parada y tenía que tragarse su orgullo, sin ninguna queja, cuando otras, por las prioridades del centro, iban mejor surtidas.
También cuando aun dándole órdenes con las que él no comulgaba podía tener la confianza de que las iba a cumplir con el mayor celo. Y del interés con que preparaba los eventos que se organizaban para fomentar el compañerismo y la hermandad y como velaba por la satisfacción del personal, incluso de los remolones de siempre que no eran más que el perro del hortelano.
Hablo de una persona que ha sido reconocida y condecorada por todos los jefes que ha tenido, por lo menos hasta el que les habla.
Hablo de una persona, al final, triste y frustrada que ha visto como se ha instalado en su querido Depósito la mediocridad y la indignidad, como se ha destrozado por la incompetencia, la envidia, el individualismo y la deslealtad, la labor de muchos años. Como personas mediocres, envidiosas, rencorosas e instaladas en la intriga han prosperado amparadas por la incompetencia, desconocimiento y mediocridad de quien les ha promocionado.
Agustín quiero darte sinceramente las gracias por tu colaboración, ha sido un orgullo tenerte a mis órdenes, también darte la enhorabuena por tu larga e impecable carrera militar. Te vas con la cabeza muy alta, que pena que tu jefe no haya sabido valorarte.
Me acordaré siempre de aquellas charlas que teníamos con Zamarreño, al final de aquellas jornadas prolongadas, horas después de que el resto del personal hubiera terminado el horario reglamentario. Charlas, en las que aportabas sinceros argumentos cargados de experiencia sobre el personal, cuidado del ganado, mejora de las instalaciones y funcionamiento de las unidades.
Por último, si me permites un consejo: borra de tu memoria estos últimos años y no regreses por el cuartel donde has dado tanto ya que la cizaña está finalizando por devorar a la buena hierba.

Anónimo dijo...

Por lo que leo en los comentarios, tuve la suerte y el honor de pertenecer al Serivicio de Cria Caballar antes del desastre del Gerente. No conoci a muchos de sus componentes, pero conoci verdaderos profesionales, con un alto prestigio y algunos mas que eso, amigos. No conoci a Agustin, pero por los comentarios debe de ser de los buenos. ¡No saben lo que se pierden!. Pero me imagino que tampoco les importa!.
Coronel Eusebio

Mamen dijo...

Sabemos que para ti es un momento de sentimientos encontrados, tu profesión ha sido tu vida, la has disfrutado y luchado por ella como nadie pero es hora de que disfrutes junto con tu familia y amigos de esta nueva etapa... te están dando muy buenos consejos, recuerda sólo los buenos momentos!

Nos sentimos emocionados al leer las palabras tan bonitas y acertadas que te dedican, siempre hemos sabido que eras un profesional y un ejemplo a seguir. Pese a todo lo que tuviste que renunciar para conseguirlo es un orgullo poder decir “Es mi padre!”

Enhorabuena papá!
Tus hijos.

Cristina Fdez. de Valderrama Alonso dijo...

¡Qué bonito escuchar esto de tus hijos!

Joaquín Coloma Gracia dijo...

Enhorabuena mi Capitán, que envidia sana me dan estos comentarios que leo en este magnífico artículo del Tu amigo con mayúsculas el Comandante Cerdido. Es para mí un orgullo haber estado junto a ti todos estos años, a mí también me gustaría que al final de mi carrera mis hijos estuvieran tan orgullosos de mi, para eso todavía quedan muchos años. Quizá una de mis metas sea esa que cuando vayan por la calle puedan ir con la cabeza bien alta y puedan decir “Hay va mi padre”(creo que hay unos cuantos que no lo conseguirían aunque vivieran siete vidas). Esto es algo que se consigue día a día con tu esfuerzo y sacrificio. Me han gustado mucho los anteriores comentarios en los que reflejan perfectamente como eras así que no quiero ser repetitivo.
Aunque quizá no sea yo el más indicado para darte este consejo ya que se lo difícil que es olvidarse de muchas cosas, borra de tu memoria esta funesta última época y disfruta con tu familia de esta nueva situación a la que una persona tan activa como tu tendrá que buscar nuevos retos. Pero repito ¡que difícil es olvidar!!!!!.
Un abrazo Agustín, nos veremos en la despedida que te haremos TUS AMIGOS. Y gracias otra vez por el detalle que tuviste con nosotros tus compañeros de la A.G.M. que siempre nos tendrás para lo que quieras.

Angel Cerdido Peñalver dijo...

Amigo Agustín,
El pasado 31 de octubre pasastes a la situación de reserva despues de 39 años de sevicio. De forma continuada todos estos años has estado destinado en el Depósito de Sementales de Zaragoza - desde febrero de 1977 - y yo tuve la gran suert de tenerte a mis órdenes , o muy cerca, los últimos 23.
De tu trabajo en esos años ya se nos adelantó Napoleón diciendo:
"No pueden ser asalariados ni podrán serlo nunca. Es deshonrarlos - decía -, ya que solo por honor, el militar ciertos trabajos haría."
Por que te lo mereces, de todo corazón te deseo que esta nueva etapa de tu vida, junto a tu familia, te colme de felicidad. Será la forma que tenga la Patria agradecida de devolverte el beso que le distes el dia 8 de marzo de 1974 en el Centro de Instrucción de Reclutas Nº 2 de Alcalá de Henares.
Y es que la Patria nunca se confunde al repartir las mercedes, pues da mas crédito a sus ojos que a sus oidos, y siempre el premio a los servicios y no al favor.
Un fuerte abrazo.

Carlos parreño dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Carlos parreño dijo...

Yo estuve cumpliendo el servicio militar en el 5º deposito de sementales de zaragoza.
Lo que recuerdo de él es cuando le tocaba el mes de gestionar la cocina, el dinero que se destinaba a la comida lo daba integramente, no se que quedaba con nada del dinero, como hacían otro suboficiales o oficiales, cuando le tocaba a ellos.
recuerdo haber comido donuts por la mañana en el desayuno.
En facebook, hay una pagina del 5º deposito de sementales, espero que la visite.
reciba mi cordial saludo y feliz jubilación.
Carlos Parreño

Javier de la Uz dijo...

Carlos Parreño, me parece muy bien que quieras ensalzar a un gran Profesional de la Milicia, en este caso el Capitán D. Agustín García Martínez. Pero ten cuidado con las siguientes afirmaciones, porque de no tener pruebas, generarías calumnias sobre otros miembros de la Unidad sin motivo.