Coged las rosas mientras podáis;
veloz el tiempo vuela.
La misma flor que hoy admiráis,
mañana estará muerta.




Aquí ponemos entradas de CABALLOS - CABALLERÍA o algo de interés excepcional para los POETAS.

AVISO LEGAL

De conformidad con lo establecido en el artículo 5º de la Ley Orgánica 15/1999 de 13 de diciembre de Protección de Datos de Carácter Personal, se informa que la publicación de los datos e imágenes contenidos en este Blog son responsabilidad de sus autores. Para ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición, pueden hacerlo en la siguiente dirección de correo electrónico: towara88@yahoo.es

http://avisolegaljinetes.blogspot.com.es/


5/9/12

TORNEO MEDIEVAL









        En Pontevedra, capital de las Rías Bajas, los últimos años, sus gentes celebran el primer fin de semana de Septiembre con gran ilusión y fervor la FERIA FRANCA, una de las fiestas más populares. La ciudad vuelve al Medievo, niños y mayores se visten de época y todo el “centro histórico” se engalana y se transforma en una ciudad Medieval.

            Este año, el 31 de Agosto, al final de la tarde, unos  Pregoneros a caballo anuncian por toda la “ciudad Medieval”, el comienzo de la XIII FERIA FRANCA.

Pregonero  y Caballeros anunciando por las calles el comienzo de la Feria y próximo Torneo

Los Caballeros recorriendo las calles del “centro histórico” de la ciudad


Anunciando el inicio de la Feria Franca en la Plaza de la Peregrina

Caballeros retándose a espada ante la atenta mirada del Pregonero que les hace desistir y emplaza para el Torneo del día siguiente

            El día 1 de Septiembre, comienzan las actividades más importantes de la FERIA, entre ellas, el TORNEO MADIEVAL. Éste se celebra en la Plaza de Toros (la más antigua de Galicia, se inauguró en Agosto del año  1.900).

Plaza de la Herrería, centro neurálgico del “centro histórico” donde se muestran  los distintos Oficios de la época. Herradero con Fragua manual





 Mujeres ejerciendo el arte de remendar las redes de pesca

 



Taller de sombreros y corazas de Mimbre para la lluvia y el frio







     Vista de la Plaza de la Herrería, donde se muestran los talleres de los diferentes Oficios

Calle contigua a la Plaza de la Herrería                     Público vestido de época paseando
                                                                                            por las calles del “centro histórico”




Caballero con la Cruz de Santiago y bordadoras delante de uno de los decorados la ciudad



“Pasa calles” típico del Medievo                                    Dragones, unos echando agua
                                                                                             y otros fuego por la boca







Juegos Medievales para niños. Péndulos de madera, imitando a los verdaderos de acero y afilados









Grupo de jóvenes señoritas vestidas de campesinas del Medievo


             Los Caballeros, entre ellos una Dama, entraron en el Ruedo montados a caballo entre vítores de sus respectivos públicos, cada uno identificado con sus colores. GRIS – BLANCO – VERDE – NEGRO – ROJO. Las provocaciones entre ellos fueron constantes llamando la atención del público.


Ruedo preparado para comenzar el Torneo





Presentador y coordinador del Torneo entrando en la Plaza







Entrando en el recinto el Caballero de Verde

Escudero exhibiendo el estandarte y Caballero arengando a su público antes de dar comienzo la competición



Entrada del Caballero de Gris con su Escudero y estandarte





Caballero de Gris galopando hacia sus admiradores para al igual que sus competidores, arengar a los suyos









Caballero de Blanco con su Escudero y estandarte, saludando a sus seguidores







Dama de Rojo seguida de su Escudero y estandarte












Caballero de Negro y detrás su fiel Escudero con el estandarte







    

           TORNEO: es el nombre popular dado a las competiciones de caballería o peleas por diversión de la Edad Media y Renacimiento (Siglos XII al XVI), y fueron por largo tiempo la primera diversión de las cortes y ciudades populosas y el espectáculo con que se celebraban las ocasiones más señaladas de regocijo público. En España, con motivo del nacimiento de Isabel II de España se dieron Torneos.

           Se seguían con gran expectación los movimientos de los caballeros con gran ánimo y júbilo por parte del público asistente al evento. El público aplaudía las suertes y lances en que más se distinguían la pericia y valor de los combatientes.

          Algo más que una lucha y enfrentamientos. El Torneo Medieval no sólo incluyó enfrentamientos entre los Caballeros, sino también diversas pruebas que permitían evaluar la calidad y capacidad de estos sobre los caballos.

           En los Torneos tenían lugar varios juegos de distintos nombres como: La Diana, los jinetes a caballo, arrojan sus lanzas al centro de ella.
           La sortija, consistía un ejercicio en que los caballos iban a galope y los jinetes debían atravesar un anillo colgado.
         La quintena, era un juego en que descargaban sus golpes a un maniquí móvil (estafermo), dispuesto de un eje de tal modo que se volvía y asentaba un fuerte garrotazo sobre el torpe asaltador.

Presentación de los participantes en el Torneo

Caballero de Gris y Dama de Rojo lanzando a la Diana


Caballeros al galope pasando bajo el Arco de fuego antes de recoger anillas uno y otro esforzándose en recogerlas

Caballeros golpeando con la lanza los Maniquíes móviles

Acróbatas antes de empezar el Torneo

              En estos juegos cuyo principal objetivo era adiestrar al caballero en el lance de la guerra no podían llevar la idea de heridas peligrosas, desgracias y aún muerte de los combatientes.

             La diferencia entre Justas y Torneos Medievales es que en la Justas sus participantes hay que catalogarlos como combatientes, porque ponen en juego su honor y la victoria daría la razón al ganador, en cambio en los Torneos Medievales los participantes son competidores, independientemente de que el juego fuese un combate.

             Si en el Siglo XXI la gente anima a sus equipos de futbol, en la Edad Media cada uno tenía su Caballero. Esto ocurrió en la Plaza de Toros, donde la mayoría de las personas pusieron pasión gritando y animando a los que luchaban en el Coso. El tendido se encontraba separado y adornado por sectores con los distintos colores asignados a cada Caballero y cada sector animaba al que defendía su color.

Dos Caballeros en pleno Torneo con el objetivo de derribar con su lanza al oponente







 Derribado uno de ellos, proseguían la lucha pie a tierra con la espada
        








Dama y Caballero disputando su Torneo







Dama y Caballero pie a tierra, luchando con  lanza












Caballero de Negro galopando al encuentro de su adversario











Pie a Tierra luchando a espada









Enfrentamiento pie a tierra entre los finalistas, ganaría el Caballero de Blanco



Francisco Javier de la Uz Jiménez

3 comentarios:

G. uillermo dijo...

Javier, bonita ciudad, bonita fiesta y precioso reportaje, una lástima no haber podido quedarme a verla.
¿Todos bien?, Un abrazo.

Eduardo Zamora Torres dijo...

Has expuesto este tema de una forma didáctica. Desde luego parace que yo lo he visto. Has dado incluso un repaso histórico del medievo y sus torneos y justas. Las fotografías que aportas, magníficas, con un colorido estupendo y un enfoque genial. Los disfraces de los participantes me parecen muy bien logrados, así como de los caballos, y sobre todo muy bien ambientada y con participación del pueblo. Fiesta muy bonita y a tener en cuenta. He visto en una fotos de "señoritas ataviadas de la época" a dos mujeres andaluzas explendidas. Enhorabuena javier. Me ha gustado mucho.

Gonzalo Rodríguez-Colubi Balmaseda dijo...

Una vez mas, fantástico y documentado trabajo de Javier.