Coged las rosas mientras podáis;
veloz el tiempo vuela.
La misma flor que hoy admiráis,
mañana estará muerta.




Aquí ponemos entradas de CABALLOS - CABALLERÍA o algo de interés excepcional para los POETAS.

AVISO LEGAL

De conformidad con lo establecido en el artículo 5º de la Ley Orgánica 15/1999 de 13 de diciembre de Protección de Datos de Carácter Personal, se informa que la publicación de los datos e imágenes contenidos en este Blog son responsabilidad de sus autores. Para ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición, pueden hacerlo en la siguiente dirección de correo electrónico: towara88@yahoo.es

http://avisolegaljinetes.blogspot.com.es/


28/5/12

Hípica de Alcalá

La Hípica y el Manicomio
(Por Jossé Félix Huerta)



La Hípica de la carretera de Meco es la instalación deportiva decana de Alcalá. El reportaje de esta entrega muestra una competición celebrada en mitad de la Guerra Civil.
Desde que en 1839 once grandes edificios universitarios fueron cedidos al Arma de Caballería, Alcalá se convirtió en sede de un alto número de regimientos del Arma, que aquí ubicó su Establecimiento Central de Instrucción y su Colegio de Cadetes, cuando este fue creado en 1850.
Los jinetes militares encontraron en los llanos y los cortados del Campo del Ángel el gran espacio que necesitaban para sus ejercicios de instrucción, donde incluso llegaron a construir en noviembre de 1903 un improvisado hipódromo con una tribuna para el jurado, colocando alrededor todas las sillas que habitualmente se utilizaban en los conciertos de la plaza de Cervantes. También el Casino de Alcalá levantó una caseta que fue utilizada como restaurante.
Las carreras organizadas por el Regimiento de Lanceros de la Reina congregaron a varios miles de espectadores a pesar de celebrarse un día de diario, y en ellas intervinieron el entonces capitán Queipo de Llano, como jinete, y los comandantes Fernández Silvestre, protagonista de la catástrofe de Annual, como juez de llegada y Dámaso Berenguer, fundador de los Regulares, ministro de la Guerra y jefe del último gobierno de Alfonso XIII, como juez de salida.
También era necesaria una pista de obstáculos de la que no tenemos noticia hasta que, en febrero de 1908, se inauguró en las proximidades de la puerta de Aguadores y de La Galera –cárcel de mujeres– en los terrenos que en la actualidad ocupa el Archivo General de la Administración. La pista, de grandes dimensiones, tenía una amplia tribuna y en ella se celebraban todas las primaveras importantes concursos hípicos; allí estuvo hasta 1915, fecha en la que fue vendida para granja de Prisiones. Tres años después, en 1918, en un terreno “de más de veinte fanegas" entre la carretera de Meco y la Senda Perdida, se instaló “un campo de pruebas, instrucción polo y pista de obstáculos", que en marzo de 1928 fue alquilado en 1.500 pesetas anuales por los regimientos de Caballería y el Depósito de Sementales, de guarnición en Alcalá, al colegio de Santiago de Huérfanos de Caballería, siendo por lo tanto con mucho, la instalación deportiva más antigua de la ciudad.
Concurso hípico. Las fotos muestran un concurso en la Hípica fechado en el verano de 1937 o de 1938. Siguiendo las agujas del reloj, como telón de fondo al jinete se pueden ver los edificios sin terminar del Manicomio, con las las mismas tapias que actualmente bordean la base Primo de Rivera; aspecto del pinar donde se contaba que se estrelló un piloto ruso; los jueces compartiendo tribuna con el público, y un solitario camión circulando en dirección a Meco.
Las fotografías que publicamos son de un concurso hípico celebrado probablemente en el verano de 1937 o 1938; el recinto, todavía sin tapias, tenía una pequeña tribuna, germen de la actual, y una modesta pista de obstáculos acorde con la escasa destreza que muestran los jinetes. Al fondo, se observa un camión que circula por la carretera de Meco y las tapias y los edificios de lo que en principio se pensó para manicomio provincial.
Fue este un proyecto de la Diputación de Madrid que inicialmente recibió el nombre de Instituto Psicoterápico La Milagrosa; la primera piedra se colocó en 1932 con la presencia del presidente de la República, Alcalá Zamora, y del jefe del Gobierno, Manuel Azaña. El comienzo de la guerra impidió que los edificios fueran utilizados para el fin con que se concibieron, y allí se instaló entre otras unidades la 46 División que mandaba El Campesino. Es difícil que fueran ocupados por la Caballería, puesto que en la ciudad había cuarteles con cuadras de las que carecían los edificios. Al final del conflicto estuvo ocupado por la 300 Brigada Guerrillera, de ideología comunista, y, una vez derrotados estos, después del golpe de Casado, les sirvió de prisión, condición que mantuvieron cuando acabó la guerra.
Después de permanecer vacío algunos años, en 1942 el Ministerio del Ejército se lo compró a la Diputación Provincial por trece millones de pesetas.
Probablemente contemporánea en el tiempo a la actual Hípica, era una instalación situada en el camino de los Afligidos, que a mediados del pasado siglo era conocida como la Hípica vieja; constaba de una pista americana para la instrucción militar, un pequeño campo de fútbol y una pista de obstáculos destartalada como el resto de la instalación.
Tal vez aquí era donde efectuaba su entrenamiento diario Julio García Fernández, capitán del Segundo Escuadrón del Regimiento de Lanceros del Príncipe, quien en los Juegos Olímpicos de Amsterdam de 1928 consiguió para España la primera medalla de oro de la historia, formando equipo con otros dos capitanes que también estuvieron anteriormente en Alcalá, José Navarro Morenés y José Ávarez de las Asturias, marqués de los Trujillos, a lomos de Revistada, Zapatero y Zalamero, tres monturas míticas en la historia de la hípica española, lo que hoy sería noticia de portada la prensa alcalaína de la época ni siquiera lo menciono.
Durante la guerra civil, estuvo como soldado de la Brigada de Caballería, Francisco Goyoaga, quien, años después, se proclamaría campeón del mundo de Saltos de Obstáculos. Finalmente, en la década de los 40,pasó por las pistas de la Hípica, durante sus años alcalaínos, el comandante Jaime García Cruz, medalla de plata en la Olimpiada de Londres, 1948.
José Félix Huerta.





Alfonso Queipo de Llano y Álvarez de Toledo.

5 comentarios:

Chevi Sr. dijo...

Al loro con el soldado de la tralla en la última fotografía; paradigma de la autentica Equitación Militar.
Con toda esta historia y más que no se cita, entre la nieve y los muertos que no se han podido retirar

http://poetasmuertosjinetes.blogspot.com.es/2009/01/regional-militar-falta-de-medios.html

no sé el tiempo que hace no se celebra un concurso en una de las pocas Hípicas Militares que quedan.
A ver si se alinean los astros y volvemos a lo que nunca tenía que haber dejado de ser.

Juan Salafranca dijo...

Montando así, no me extraña que perdieran la guerra.¡Qué colgada!

Chevi Sr. dijo...

En ese rabazo/colgada, también hay soldado con tralla; detrás de los teóricos huevos del semoviente.

Martinez de Merlo dijo...

El Manicomio; recuerdo de mi infancia de Alcalá. Allí se trasladaron Santiago y Calatrava en los 50 de los cuarteles del pueblo y que fueron ocupados por el Villaviciosa que venía de Melilla.
En aquella época lejísimos. ¡Más allá de la Estación! Compartían el acuartelamiento por dentro pero tenían dos Cuerpos de Guardia, dos Capìtanes de Día, dos cocinas, dos todo.
Luego CIR nº 2. Allí estuve de recluta en la 14 el verano del 70 hasta que llegó el telegrama de ingreso en la Academia.

Jose luis gutierrez ( guti) dijo...

quiero que sepais que en la sal de honor de La base Primo de Rivera, se hizo una sala dedicada a los coroneles de los regimientos de caballeria que estuvieron en la base y atodos los coroneles d ecablleria que mandaron el CIr . Por supuesto se llama Sala de la Caballeria Española.
Abrazos Jose luis Gutierrez (Guti).
Ah y enhorabuena a los del Alcantara!!!.