Coged las rosas mientras podáis;
veloz el tiempo vuela.
La misma flor que hoy admiráis,
mañana estará muerta.




Aquí ponemos entradas de CABALLOS - CABALLERÍA o algo de interés excepcional para los POETAS.

AVISO LEGAL

De conformidad con lo establecido en el artículo 5º de la Ley Orgánica 15/1999 de 13 de diciembre de Protección de Datos de Carácter Personal, se informa que la publicación de los datos e imágenes contenidos en este Blog son responsabilidad de sus autores. Para ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición, pueden hacerlo en la siguiente dirección de correo electrónico: towara88@yahoo.es

http://avisolegaljinetes.blogspot.com.es/


22/11/11

Morir por no ser menos









EL 7º DE CABALLERÍA

George Armstrong Custer , fue "puta cola" de su promoción de cuarenta. Disculpas por la expresión, pero así llamamos a los últimos de promoción en West Point a la española, es decir, la AGM. Custer fue el último; mariconadas ni las justas.
En 1861, tomó parte en la Guerra Civil estadounidense con el grado de Alférez. En junio de 1863 mandaba una Brigada de Caballería con el grado de General de Brigada. Esta rápida ascensión  se debió básicamente  a sus méritos en campaña, sus cargas en la Guerra Civil eran legendarias, así como su inquebrantable valor. Pero por lo que Custer ha pasado a la historia es por un error, un error que cometió siendo Teniente Coronel al mando del VII de Caballería en La Batalla de Little Big Horn. Batalla que estuvo a punto de perderse al denunciar ante el Congreso las irregularidades cometidas por el Secretario de Defensa, Grant , en la administración de los puestos militares en la frontera. 
 Custer luchó contra los indios, pero también fue su amigo, le llamaban "Hi-Es-Tzie" (Cabellos Largos), defendió sus derechos  censurando las duras condiciones de las Reservas, llegando a implicar a un hermano del presidente en determinadas irregularidades. El mismo Presidente de los Estados Unidos le sancionó por esto, y es que Custer no era políticamente correcto (en todas partes cuecen habas).
Los indios alegando su derecho al nomadeo, se negaban a recluirse en las reservas entorpeciendo con ello el desarrollo del ferrocarril. Tras otras intentonas, en mayo de 1876 partió un ejército de castigo para dar caza a los indígenas. Una de las tres columnas era el 7º de Custer.
La misión era atacar y destruir las fuerzas de Caballo Loco en los valles de Yellowstone.
En su progresión, el 7º descubre el campamento Sioux de Caballo Loco, y sin encomendarse ni a Dios ni a la diablo decide atacar.
1º Subestima al enemigo, muy superior en número y apegado a su terreno.
2º Divide el Regimiento en dos partes.
3º Rechaza las fuerzas de apoyo y la Artillería, que pueden entorpecer la rapidez de su progresión.
4º  Ignora el consejo de los nativos de no atacar y esperar refuerzos.
5º Tenía prisa por atacar y derrotar a los indios porque 8 días después (el 4 de julio) se iba a celebrar el centenario de la Independencia de Estados Unidos. Ese mismo día se reunía la convención del partido demócrata que iba a nominar los candidatos a la Presidencia, y Custer aspiraba al cargo.


La suma de todos estos errores, tuvo como resultado el total exterminio de 7º de Caballería, 16 oficiales, 242 suboficiales y tropa, 10 civiles y exploradores.

Cuando, ya demasiado tarde, llegó el refuerzo, solo encontraron un superviviente, "Comanche". el caballo de Custer, así llamado por su bravo comportamiento en una batalla contra los Comanches. Plagado de heridas de bala y flecha, un soldado se dispuso a darle el tiro de gracia, pero en el último momento el lugarteniente Nowland le detuvo; "este caballo no está preparado para morir". "Comanche" tardó un año en recuperarse, y lo alimentaban con una mezcla de salvado y nutritiva cerveza. Convertido en la mascota del 7º de Caballería, en los desfiles ocupaba un puesto de honor donde cumplía con su cometido sin necesidad de ser montado. La piel del héroe se conserva a día de hoy en Kansas para rendirle homenaje.

Esta historia, y seguramente con más detalle la conocerán todos los lectores de este Blog, pero lo que yo quería resaltar, es cómo el pueblo americano, y sobretodo su ejército, interpretaron esta derrota. Olvidaron los errores, después de aprender de ellos, se quedaron solo con el valor de Custer y su Regimiento, mitificando al 7º de Caballería, para mayor gloria de su Nación y de su Ejército.


VIETNAM

El Teniente Coronel Harold Gregory Moore (Hal) al mando del 1º Batallón del 7º de Caballería, en noviembre de 1965 protagonizó, con su caballería, el primer gran enfrentamiento del ejército de los Estados Unidos en Vietnam,  la Batalla del valle del Drang.
También se subestimó al enemigo, pero esta vez no fue el Tcol. Moor, sino el gobierno. El enemigo también era más numeroso, y también estaba apegado a su terreno. El 7º supo combatir bajo la sombra de Custer, y aunque también hubo una masacre, finalmente con la llegada de refuerzos se obtuvo una engañosa victoria.
Se puede apreciar el distintivo del 7º en la manga del Tcol Moore.

 
 
En esta ocasión "Comanche" se sustituyó por el helicóptero Bell UH-1; distintos medios, mismas misiones, detrás de una tradición.
Cada helicóptero llevaba en su morro el distintivo del 7º de Caballería.
El 7º de Caballería en Vietnam.



IRAK

El 7º de Caballería fue la punta de lanza en la invasión a Irak.
Evolucionan los medios, los politicos no han evolucionado, y el 7º va a cumplir su misión donde le llaman, a la sombra de un error; Custer.
Esta vez "Comanche" es el Carro de Combate M1A1 Abrams Tank



o el helicóptero de ataque AH-64 Apache, "asesino de carros".



Y así el 7º de Caballería, marchará a la muerte con alegría donde se le requiera; por no ser menos.
Gracias Custer.
PD: Los soldados perdonan los errores, pero nunca la injusticia, la cobardía, o la traición. Lo aprendí en la Legión, y lo comprobé durante el resto de mi humilde carrera militar.
José V. Ruiz de Eguílaz y Mondría
XXX de Caballería

10 comentarios:

Santi Alvarez (vale...Tijeras). dijo...

Mi Coronel, aunque has sacado fotos de la película cuando hablas de Vietnam, para todos los que no sepan el nombre de la misma lo pongo en claro: "Cuando éramos soldados", altamente recomendable. Narra el nacimiento de la Caballería Aérea en el Ejército de los Estados Unidos.

Gonzalo Rodríguez-Colubi Balmaseda dijo...

Ya era hora, mi Coronel, que se hiciera un homenaje a la puta cola. O, al menos, que se le nombrara.

Anónimo dijo...

Chevi,
enhorabuena,..yo no lo habria descrito mejor, y ademas -como corresponde-, viviendo aqui he ido ya en peregrinacion al Little Big Horn, que esta en Montana,....a casi 3,000 millas de mi casa,...o sea de Madrid a Estocolmo, mas o menos,...
Hoy hay un cementerio militar alli,..en estado aceptable,....todo es una pradera enorme,....terreno para galopar sin descanso....
Y se han vuelto a reproducir los bufalos,.....hay manadas de mas de 1.000....
una precision; el distintivo en la manga del sargento de la fotografia,...no es el TCOL Moore,...es de la 1a Division de Caballeria,....que la tengo en Killeen, Fort Hood, Texas,...a menos de una hora de mi casa
un abrazo

Antonio J. Candil

G. uillermo dijo...

Tres batallones del 7th Caballería, el Primero, Segundo y Quinto sirvieron durante la guerra de Vietnam formando parte de la 3ª Brigada de la 1ª División de Caballería.
La 3ª Brigada a menudo se autodenominaba como la "Brigada de Garryowen".
El teniente coronel Moore comandó el 1 º Batallón, 7th de Caballería de EE.UU. (en ese entonces en la Tercera Brigada de Combate, 1ª División de Caballería) en la famosa Batalla del valle de Ia Drang.

Efectivamente, el distintivo de la manga del sargento es el de la 1ª División de Caballería, pero sin contradecir al Col. Candil (que lleva razón, un abrazo para él) y en descargo de Col. Chevi (que también la tiene, otro para él) el 7th llevaba en el brazo ese distintivo por formar parte de esa División en aquel momento.
La entrada estupenda..por el Regimiento y por sus Comandantes.

Chevi Sr. dijo...

Gracias por las correcciones, la verdad que con el escudo no lo tenía claro del todo; ya si. En todo caso, Guillermo pasa arrestado, y Antonio; a tus ordenes. Con lo fácil que es todo.
He añadido una Post Data, que omití por olvido, pero que es fundamental, y esencial para la idea que pretendo trasmitir.
¡Arriba España!

G. uillermo dijo...

Con permiso, ¡magnífica posdata!.

Martinez de Merlo dijo...

Y para hablar de la orgánica, el 7º de Caballería constaba de la PLM y de 12 Compañías con sus numeraciones de la A a la M (faltaba la J no se por qué motivo). Las Compañías tenían unos 50 jinetes con un Capitán y un Teniente,cosa que se puede ver en casi todas las pelis del Oeste. Muy parecidas a las nuestras hasta 1844 en que fundimos la Compañía con el Escuadrón al mando de Capitán. Doce Oficiales de Compañía murieron, de algunas los dos. De la A, D y H sobrevivieron los dos. Datos de Wikipedia por lo que hay que tomarlos con reservas.

G. uillermo dijo...

Otra vez ¡con permiso!.

The 12 companies or troops of each regiment were identified by letter, omitting 'J'. If there was a J Troop" it was the 'John' or recruit training group.

Parece ser que omitían la "J" para no confundirla con la "I", y solo la usaban en algunas ocasiones para denominar a la compañía de reclutas.

Gonzalo Rodríguez-Colubi Balmaseda dijo...

Mi Coronel Merlo: Si de tanques es de sobra sabida tu experiencia , vemos los poetas con agrado que tus conocimientos abarcan otros campos.Aprovecho para felicitarte por tu mececido destino en el ICHM. Siempre es bueno contar con un explorador de tal categoría

Martínez de Merlo dijo...

Gracias Gonzalo por tus palabras. Exploro mucho, por lo cual domino poco (como buen Escuadrón Ligero), pero mi deseo es transmitir inquietudes. Lo más importante es que siga habiendo exploradores y los hay. Se están publicando muchos libros en los Regimientos y reconforta saber que los que vienen detrás empujan y mucho. Y no son solamente los Coroneles, sino sus equipos, donde hay Oficiales, Suboficiales y Tropa auténticos especialistas. El Alma de los jinetes sigue viva por mucha Especialidad Fundamental que nos quieran llamar.