Coged las rosas mientras podáis;
veloz el tiempo vuela.
La misma flor que hoy admiráis,
mañana estará muerta.




Aquí ponemos entradas de CABALLOS - CABALLERÍA o algo de interés excepcional para los POETAS.

AVISO LEGAL

De conformidad con lo establecido en el artículo 5º de la Ley Orgánica 15/1999 de 13 de diciembre de Protección de Datos de Carácter Personal, se informa que la publicación de los datos e imágenes contenidos en este Blog son responsabilidad de sus autores. Para ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición, pueden hacerlo en la siguiente dirección de correo electrónico: towara88@yahoo.es

http://avisolegaljinetes.blogspot.com.es/


29/9/11

CRÍA CABALLAR

"Cangrejo"

CRÍA CABALLAR
(1990)


Muy bien podría titularse este artículo "Cría Caballar. Esa gran desconocida" ¿Por qué? Bueno, jinetes en general, pongamos la mano en el corazón y reconozcamos que ha sido un poco por culpa de todos.
Pero, en fin, no se trata ahora de recordar antiguos errores sino de dar a conocer a la mayoría qué es la Cría Caballar, porque pertenece al Ejército y porque y aunque algunos no lo quieran, es una parte consustancial del Arma de Caballería, no digo más importante que los carros o las propias Brigadas porque sería absurdo comparar una cosa con la otra pero por supuesto al mismo nivel en cuanto a exigencias de servicio, dedicación, responsabilidad, etc.
Para comprender todo esto vamos a poner en un recuadro cual es la idea fundamental de la Cría Caballar.


El Servicio de Cría Caballar es un "Servicio Nacional" cuyas Misión  es la mejora de la Cabaña Equina, tanto en calidad como en cantidad, así como velar por la conservación de las diferentes especies, razas y variedades.
De este servicio está encargada el Arma de caballería.

Si hacemos un poco de historia podemos llegar a remontarnos al 17 de enero de 1347 en el que aparece la disposición más antigua que se conoce, dedicada a proteger la Cabaña Equina, ésta la dicta Alfonso XI e incluye a todas las Yeguas de la Nación.
Juan I, Enrique IV y los Reyes Católicos, continuaran en Castilla la labor de protección y fomento de la Cabaña Equina, editando varias disposiciones al respecto.
Carlos I se distingue por su obsesión por evitar que los caballos pierdan su clase y favorece al máximo las exportaciones, editando normas para ello y castigando severamente a los infractores de las mismas.
Felipe II, entusiasmado con la idea de mejorar la Cabaña Equina, conserva y selecciona la pureza de la raza española. 
Y así llegamos hasta Felipe IV que es el primer Rey que hace de la Cría Caballar una función específica del arma de Caballería.
Se podrían seguir dando detalles históricos, pero alargarían quizás demasiado este artículo que no quiere hacer un estudio exhaustivo sino solo divulgativo, pero sí citar alguno de los reyes que más han colaborado en la mejora de la Cabaña equina, estos y y por citar algunos son: Carlos II, Fernando IV, Fernando VI, Carlos III, Carlos IV, Fernando VII y ya últimamente la Reina Regente, doña María Cristina y el Rey Alfonso XIII.
Ya en nuestros días la propia Cría caballar se ha desgajado de los Cuarteles Generales para pasar a depender en su totalidad del Ministerio de defensa a través de la Dirección General de Servicios.
Como ya estamos todos muy acostumbrados a los organigramas vamos a ver algunos de ellos que nos indicarán muy claramente como está organizada actualmente la Cría Caballar, aunque es necesario hacer constar que actualmente se están llevando a cabo una serie de cambios en algunos Depósitos, sus Secciones y está


previsto el cambio de algunas Delegaciones.
En cuanto a las actividades que desarrolla la Cría Caballar, se podrán citar como más importantes las de:

* Impulsar por todos los medios el desarrollo de las diferentes especies, razas y variedades existentes en España a fin de incrementar esta fuente de riqueza

* Establecer concursos de ganado selecto, concediendo premios, diplomas y primas a ganaderos y criadores.

* Apoyar a las sociedades ecuestres, carreras, campeonatos y concursos.

* Mantener las oportunas relaciones con organismos oficiales y particulares interesados en el fomento y desarrollo de la cría equina.

* Redactar los oportunos libros genealógicos.

* Inspeccionar y vigilar las paradas de sementales particulares.

* Realizar cuantas acciones y gestiones redunden en beneficio de la conservación y mejora de esta cabaña nacional.
La propia Jefatura tiene distintas Secciones para poder cumplir su cometido y que, aunque esté en vías de reestructuración y cambios, son las siguientes:
A fuer de hacer un artículo un poco pesado, creo que a muchos les aclarará algo el decir a grandes rasgos cuales son las misiones que tienen las Inspecciones y Delegaciones ya que las propias de las Yeguadas y Depósitos tratan de llevar al ganadero a sus paradas los mejores sementales posibles.
Y volviendo a las misiones citadas, las de las Inspecciones son:

.
Misiones:
* Son las encargadas de coordinar las directrices de la Jefatura de Cría Caballar con la interpretación y detalle que deben tener en su zona como consecuencia de la particular producción.

* Ejercer la inspección directa sobre las Delegaciones de zona y establecimientos de los servicios residentes  en la región.

Corresponden al Inspector Pecuario:

* Conjugar la unión de los Delegados entre sí y la de estos con los Depósitos de Sementales.

* Recibir, examinar y tramitar todo lo referente al personal de sus Delegaciones.

* Realizar visitas de inspección a las Delegaciones.

*Dar curso correspondiente a sus Delegaciones a las órdenes e instrucciones que reciba de la Jefatura de cría caballar.

* Sostener y mejorar las razas propias de las regiones enclavadas en su circunscripción.

*Formalizar y comprobar el censo equino de la misma.

* Recibir, examinar y tramitar todo lo referente al ganado que sus Delegaciones le remitan.

* Inspeccionar los establecimientos de los servicios que le sean ordenados por la Jefatura informando sobre ellos.

* Tramitar toda clase de informes y propuestas.

*Remitir anualmente a la jefatura de cría caballar estado comparativo de la actividad y producción de las paradas  estatales y particulares.

* Confeccionar un informe, el cual remitirá a la Jefatura de Cría caballar, exponiendo todo cuanto observe durante el año sobre necesidades de Delegaciones, documentación, locales, personal, etc.

*Contactar con las autoridades regionales o autonómicas para resolver todos los asuntos relacionados con la producción caballar.

 

Y las de las Delegaciones se podrían resumir en:

Misiones:
* Son pieza clave en los servicios. Los informes de los Delegados constituyen la base de las decisiones que toma la Jefatura de Cría Caballar, ante la que representan a todos los criadores de sus provincias, a la vez que son la voz de la Jefatura en ellas.


Corresponde al Delegado:

* Ser presidente de las Juntas de Inspección y reconocimiento de paradas particulares de las provincias de su demarcación.

* Conocer e inspeccionar todas las explotaciones equinas de su zona.

* Difundir y propagar las directríces técnicas generales emanadas de la Jefatura de los servicios y las particulares del Inspector Regional.

* Asistir técnicamente y orientar a los criadores que lo precisen, dentro siempre del marco de las normas recibidas  de la superioridad, acopladas al medio y producción provincial.

* Recoger las aspiraciones, necesidades y problemas de los ganaderos y criadores, resolviendo lo que esté en su mano, gestionando con las autoridades civiles provinciales lo que a éstas corresponde, con su indicación, por su parte, de las posibles soluciones.

* Reunir anualmente las Juntas Provinciales de Inspección y Reconocimiento, con el fin de autorizar provisionalmente las paradas particulares que van a funcionar en el siguiente año, autorizando las que reunen los requisitos necesarios para ello, o desestimando las que no lo reunan.


* Asesorar a los ganaderos con paradas particulares, públicas o privadas, para que lleven bien toda la documentación.


* Solicitar de esta Jefatura autorización para la celebración de concursos de ganado caballar, mular, o asnal y solicitar subvenciones o trofeos.

* Vigilar que se cumplan los plazos establecidos para apertura y cierre de paradas.

* Controlar las paradas de su zona, con el fin de evitar que las haya clandestinas.

* Estudiar las razas de ganado equino y confeccionar el censo de las mismas.

* Llevar control de las cubriciones y productos obtenidos.

* Efectuar el reconocimiento y tatuaje  de los potros de las diferentes razas nacidas en su demarcación.

* Extender las peticiones de inscripción para su traslado al Registro-Matrícula.

* Presidir las Comisiones de Valoración, de las razas que la tiene de todos aquellos ejemplares ubicados en su zona y remitir al Registro-Matrícula las actas con el resultado de las mismas.
* Proceder a la actualización de reseñas en los tiempos determinados.

* Tramitar al Registro-Matrícula las peticiones de asignación de siglas y nombres de los productos nacidos en su zona.

* Distribuir las cartas de origen a los ganaderos de su zona.

* Recoger y enviar al Registro-Matrícula las peticiones de extracción de sangre hechas por los ganaderos a fin de determinar hemotipos.
* Tramitar y dar su conformidad a los estados anuales de ganadería que deben remitir los ganaderos al Registro-Matrícula. 

Me resistiría en un principio por no querer hacer de este artículo algo muy detallado, a poner mas organigramas, pero creo que si quiero completarlo con las demás Secciones que pertenecen a la Jefatura de Cría Caballar no tengo más remedio que señalar algunas notas en cuanto a organización y misiones de las Secciones de Registro-Matrícula y Veterinaria, dejando aquellas otras, Secretaría Técnica, Asuntos Económicos e Intervención, para otra ocasión toda vez que estas se están transformando y no tienen detalladas sus características  y misiones.

Aquellas son las siguientes:
Misiones de la Sección de Registro-Matrícula.

* Cuidar el más exacto cumplimiento de cuanto determina el Reglamento del Registro-Matrícula.

* Estudiar las solicitudes de inscripción y acordar las admisiones que procedan.

* Estimar y resolver cuantas incidencias surjan en el funcionamiento del Registro-Matrícula y atender aquellas reclamaciones que puedan presentarse en relación con el ganado inscrito, tomando las decisiones que procedan.

* Requerir de sus Delegados cuantas informaciones convengan a la mejor eficacia del servicio.

* Redactar los libros del Registro-Matrícula y su posterior edición.

* Proponer a la comisión las altas y bajas de las inscripciones en el Registro-Matrícula, archivando la documentación original.
* Extender las certificaciones de su competencia y los documentos que hayan de publicarse en la prensa con carácter oficial.
* Mantener las relaciones con las distintas Asociaciones de ganaderos dedicadas a la cría de caballos de las razas que abarca aquél, así como las organizaciones extranjeras similares, congresos nacionales e internacionales y entidades análogas en su cometido con este Registro-Matrícula.

* Aprobar la designación de jueces o vocales comisariados para aquellos concursos de ejemplares de las razas comprendidas en el Registro-Matrícula,  en los que los resultados y premios quieren darse reconocimiento oficial.

* Dirigir y controlar la hemotipación de los ejemplares para su envío al Laboratorio de Grupos Sanguíneos.
Misiones de la Sección Veterinaria


* Asesorar e informar facultativamente de cuantos asuntos técnicos le sean consultados.
* Formar parte de las Comisiones en las propuestas de cubrición, propuestas de valoración, propuestas de desecho, propuestas de compra de material veterinario, etc.

* Formar parte de las Comisiones de Compra de ganado reproductor selecto para completar las plantillas de los distintos Centros.

* Inspección higiénico-sanitaria en el Establecimiento de Cría Caballar, del ganado, material veterinario, técnicas zootécnicas utilizadas (alimentación, trabajo, limpieza, herraje, etc.).
* Control mensual de enfermedades de todos los semovientes.
* Proponer cuanto sea necesario y conveniente en relación con el personal veterinario y auxiliar, medidas higiénico sanitarias del ganado, material veterinario y técnicas utilizadas y  a utilizar.

* Promover y coordinar la investigación científica en todo lo referente al caballo, reuniones para intercambiar y fomentar conocimientos, cursos de especialización y actualización, así como proponer cuantas técnicas zootécnicas  se supongan interesantes para mejorar el funcionamiento del Servicio de Cría Caballar.

* Colaborar con el Registro-Matrícula en las extracciones de sangre destinada al Laboratorio de Grupos Sanguíneos de Córdoba.



Para finalizar estas letras divulgativas de la Cría Caballar he de decir que ésta, la Cría Caballar, ha de dejar de ser esa gran desconocida sobre todo para los del Arma, ya que a groso modo y sin querer entrar en detalles de plantillas, tenemos una parte muy importante de Jefes, Oficiales y Suboficiales en este servicio de carácter nacional que, no olvidemos,  puede llegar a ser al igual que en otros países europeos una de las  primeras fuentes de ingresos para la Nación y por consiguiente para el engrandecimiento de la Patria y el conseguirlo o no, depende en gran medida de la dedicación, espíritu y esfuerzo de esos  militares del Arma de Caballería.








Valga como despedida a estas letras el recordar un par de frases de esas que se encuentran en muchas salas de Oficiales y Suboficiales de nuestros Regimientos y la promesa de que a partir de ahora no saldrá ningún número de nuestro memorial, sin que tenga algunas páginas dedicadas a nuestras Unidades y quehaceres.

La práctica de la Equitación es la base del Espíritu Jinete.
El Espíritu de la Caballería, hecho de audacia y abnegación , de sacrificio y disciplina, no cambiará jamás, porque es el alma misma de los jinetes  y el alma es inmortal.
-

Francisco Javier Moralejo Hernández
XXX Promoción
Memorial de Caballería Núm.30  - 2ª Epoca
Noviembre 1990




 José V. Ruiz de Eguílaz y Mondría

2 comentarios:

Chevi Sr. dijo...

O antes éramos muy tontos, o ahora son muy listos.
De lo expuesto no queda ni la mitad. Se está cumpliendo la misión, la nueva, digo.

* Apoyar a las sociedades ecuestres, carreras, campeonatos y concursos. ¿Pero qué tontería es esta? Alguna Romería de vez en cuando y se acabó.

Gonzalo Rodriguez-Colubi Balmaseda dijo...

Muchas gracias por recordarnos lo que fue Cría Caballar a través de tu artículo escrito en su día en el Memorial de Caballería, que por cierto conservo desde la fecha.
Dicho esto, y aunque comprendo tu mensaje, he de discrepar de tu prólogo en la entrada en este blog. Los jinetes “en general” creo no tenemos culpa. Algunos, muchos, ni siquiera “un poco”.
Más bien habría que achacárselo a parte de la cúpula de JCC, DIGENSER u Organismo de la que haya dependido en sus distintas etapas. Insisto, sólo a una pequeña e importante parte de los que formaron parte de ella. En una u otra época.
Siempre tuve a mano una frase para los que criticaban, de una forma más o menos velada, con más o menos sarcasmo, a los que estábamos destinados en Unidades “del caballito” : El carro se aparca, el caballo no. Esa es la filosofía seguida por los que hemos estado destinados en Depósitos, Yeguadas, Escuela…