Coged las rosas mientras podáis;
veloz el tiempo vuela.
La misma flor que hoy admiráis,
mañana estará muerta.




Aquí ponemos entradas de CABALLOS - CABALLERÍA o algo de interés excepcional para los POETAS.

AVISO LEGAL

De conformidad con lo establecido en el artículo 5º de la Ley Orgánica 15/1999 de 13 de diciembre de Protección de Datos de Carácter Personal, se informa que la publicación de los datos e imágenes contenidos en este Blog son responsabilidad de sus autores. Para ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición, pueden hacerlo en la siguiente dirección de correo electrónico: towara88@yahoo.es

http://avisolegaljinetes.blogspot.com.es/


26/7/11

NOBLEZA CARTUJANA












DOMINGO 24 DE JULIO DE 2011 ÉPOCA 37




El caballo español nació como símbolo de esplendor de su imperio. Los monjes cartujos fueron los encargados de crear una raza que se exportó por todo el mundo y que fue germen de la primera escuela ecuestre en Nápoles


                                 DE ANIMAL DE BATALLA A SÍMBOLO DE BELLEZA

La Yeguada de la Cartuja-Hierro del Bocado (Jerez) es heredera de la raza de caballos que crearon los monjes de la Cartuja en el siglo XV.


               Nobleza cartujana
 


















                                                 Detalle de cabeza y cabezada a la Inglesa
                            
 
 Enganche de caballos hierro del Bocado. (Cinco a la larga).
 
 
Durante tres siglos, que coinciden con los de máximo esplendor del reino de España, los cartujos constituyen una yeguada que se convertiría en una de las más célebres del mundo.
 
Vista de enganche y caballos trabajando


EI emperador Carlos V amó a los caballos hasta la muerte. Se cuenta que en el solemne funeral que se celebró en Bruselas en su recuerdo, la numerosa comitiva que le homenajeaba iba cerrada por su equino más preciado, sin jinete y solo. En vida, nunca se bajó de los lomos de su noble compañero de capa torda. Fue su guía en batallas y viajes interminables por polvorientos caminos de sudor y conquista. Su hijo Felipe II heredó la pasión por estos animales, pero de modo muy distinto. El los convirtió en el símbolo de su gran imperio y los expandió por el mundo. Creó en Córdoba una nueva raza con la que quiso asombrar al mundo: el caballo español.


A partir del siglo XVI dejaron de ser un instrumento de guerra, de transporte o de prestigio para encarnar la esencia del Renacimiento: la búsqueda de la belleza. Las ciudades que surgieron dejando atrás la vida rural del Medievo hicieron que los nobles no requirieran animales de pechos como escudos y patas como lanzas, sino rocines con silueta bailarina, gráciles y templados. y comenzaron a crearse las primeras escuelas de equitación. Nápoles y el norte de Italia fueron pioneros. Sin embargo, estos laboratorios para crear el caballo frankensteniano no hubiesen sido posibles sin la inyección de sangre cartujana que llegó desde Jerez.

No es baladí que los monjes cartujos fueran los guardianes de esta raza. Con su vida cuasi eremítica en pos del perfeccionamiento interior para entregar a Dios lo más hermoso, se convirtieron en los artesanos idóneos para moldear los genes de los pencos logrando el nacimiento de un nuevo animal, tan excelso como redentor. También tuvieron algo que ver las prebendas que recibieron de Carlos V. Cuando el rey advirtió que empezaban a escasear los caballos en España debido a que los nobles los sustituyeron por mulas mucho más baratas de criar, dictaminó leyes para proteger a los equinos del sur del Tajo.

Vista de una Cobra


En 1998, los monjes cedieron a la sociedad estatal Expasa el hierro original en forma de campana con el que se herraban los caballos desde sus inicios.


Los cartujos, que habían heredado una gran extensión de dehesas (la Catalana, Lomopardo ...), se acuñaron el título de ganaderos reales. Desde el siglo XVI ya criaban cartujos en Jerez y contaban con caballerizas con 46 bardas para sementales.

Existen crónicas que remontan esta tradición a la época romana en las que se resaltan las bondades de los jinetes íberos. Córdoba, Jaén y las marismas del Guadalquivir -donde se crió una gran yeguada en la época de los califas fueron el epicentro de esta raza de caballos bailarines. Sólo los cartujanos, por sus conformaciones anatómicas, podían erguirse a dos patas, levantarse, realizar cabriolas ... , todos los pasos que se denominan aires de alta escuela. De reses de carga a acróbatas pura sangre de dorsos no muy largos, grupa redondeada y un ángulo de implantación del cuello perfecta para las cabriolas.

Detalle de la cabezada a la Calesera
 
 Virgilio describió con fascinación el perfil armónico de los  rocines del norte peninsular y Publio Cornelio atesoró en su mansión équidos de la Baja Andalucía. Aníbal los utilizó en sus campañas militares contra Roma. El emperador Calígula, Ricardo Corazón de León, Federico el Grande o Napoleón Bonaparte también poseyeron caballos de esta región. Mucha literatura los ha paseado por sus páginas. El último escritor en hacerla ha sido Gonzalo Giner en su libro El jinete del silencio (Temas de hoy). No es la primera vez. Tras publicar El sanador de caballos, con el que investigó los inicios de su profesión (veterinario), se adentra en la creación de la raza española durante el siglo XVI a través de los ojos de Yago, que encuentra en este animal el modo de superar su síndrome de Asperger. Precisamente es esta limitación comunicativa la que le dota de un don único: convertir al caballo en el instrumento que le permite expresar sus anhelos de belleza y superación



       Javier de la Uz 

7 comentarios:

Chevi Sr. dijo...

Cinco a la larga, o cuartas con pericón? Hay que preguntarle a Robles.

Javier de la Uz dijo...

Me parece que se puede decir de las dos maneras, pero habitualmente,creo que se utiliza más el término de "cinco a la larga",al menos por estas tierras.

Gonzalo Rodríguez-Colubi Balmaseda dijo...

Perdone Usía, con una sola s, pero es mas correcto el emplear "cinco a la larga". Así lo decían Mateo, Miguel García, Carrasco, Robles... y así lo escribía Luis Rivero y lo relataba Borbolla.
¿Voy preparando la nota para 8 de P?

Chevi Sr. dijo...

Cambian los reglamentos y no le avisan a uno...Quedáis apercibidos los dos;a la larga.

Gonzalo dijo...

Pues Javier ve buscando el uniforme de presentación. Ya sabes camisa blanca (igual la salmón cuela para el Cor presidente),corbata negra... y pa Madrid. Yo estoy tramitando la estafeta.

Javier de la Uz dijo...

Mi Tte. Coronel, yo lo tengo más fácil, porque no necesito coger el avión. Pero tengo una duda, los calcetines del uniforme de gala, ¿son negros o blancos?

ana belen dijo...

Gracias por este artículo.