Coged las rosas mientras podáis;
veloz el tiempo vuela.
La misma flor que hoy admiráis,
mañana estará muerta.




Aquí ponemos entradas de CABALLOS - CABALLERÍA o algo de interés excepcional para los POETAS.

AVISO LEGAL

De conformidad con lo establecido en el artículo 5º de la Ley Orgánica 15/1999 de 13 de diciembre de Protección de Datos de Carácter Personal, se informa que la publicación de los datos e imágenes contenidos en este Blog son responsabilidad de sus autores. Para ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición, pueden hacerlo en la siguiente dirección de correo electrónico: towara88@yahoo.es

http://avisolegaljinetes.blogspot.com.es/


23/6/11

LOS HÚSARES EN ESPAÑA

Amigo Chevi:
Hace poco más de un año hice un comentario general sobre los Institutos de la Caballería Española. Hoy me gustaría ir haciendo referencia sobre ellos de forma más específica. Tal y como dije en su momento es un tema del que se sabe a grandes rasgos  sus diferencias tácticas en los campos de batalla, pero cuando bajamos a detalles yo no he encontrado nada que delimite claramente las funciones en combate de uno u otro Instituto. Tienen que existir fuentes sin duda y quizá algún lector nos pueda ampliar muchos de sus aspectos. También hay que tener en cuenta que todas las Caballerías europeas dispusieron de todo tipo de Institutos pero yo me referiré exclusivamente a la española, especialmente a las denominaciones de nuestros Regimientos. Hoy nos referiremos a los Húsares y podéis encontrar gran cantidad de imágenes en los buscadores de internet.


LOS HÚSARES EN ESPAÑA
Ya desde antes de 1500 existían los jinetes Húsares originarios de Hungría. Según ciertas crónicas iban armados de lanza y coraza, por lo que muy probablemente nada tenían que ver con el concepto de caballería ligera que tuvieron después. La primera referencia que hemos encontrado en la caballería española procede del Conde de Clonard quien manifiesta que el 1 de junio de 1705 se creó en Italia el primer Regimiento de Húsares (denominados de la Muerte) bajo el mando del Marqués de Caltójar, junto a dos Compañías al mando de D. Juan Greck y del Príncipe de Berghes. 
Sin embargo este dato no parece ser cierto, pues el Regimiento de la Muerte bajo el mando del citado Marqués, fue efectivamente creado en dicha fecha, pero lo fue en Cataluña (junto al de Nebot que también Clonard cita su creación en Italia) y no hemos encontrado ningún dato que nos diga que fuera de Húsares. No obstante Clonard lo dibuja como tal y ha sido reproducido en serie filatélica española. En cualquier caso el Regimiento y las dos Compañías antes aludidas ya no aparecen en los listados de 1715.
 Del que no nos cabe ninguna duda es del Regimiento de Húsares Españoles, creado en 1742 y disuelto siete años más tarde en 1749. Hemos encontrado esta ilustración.
Tenemos que esperar a 1793 (guerra contra los revolucionarios franceses) para que aparezca de nuevo otro Regimiento de Húsares con la misma denominación del anterior y único Regimiento de este tipo en el escalafón de Cuerpos de Caballería. Formaba parte de lo que se denominaba Caballería Ligera, con los Regimientos Costa de Granada (1734), Voluntarios de España (1766) y Carabineros de Maria Luisa (1793). 
Todo iba bien hasta que Godoy comienza a fijarse en el Ejército Imperial y se dejó impresionar por la Caballería Ligera francesa formada por gran cantidad de Regimientos de Cazadores y Húsares. Parece en cambio que no le llamó la atención las unidades de Dragones (que como dijimos en su día formaban “Arma” aparte, armados para combatir a pié). Resultado: En 1803 los seis primeros Regimientos de Dragones se transformaron en Cazadores y los dos siguientes junto a los cuatro Ligeros (de los que Húsares Españoles había sido el último en formarse) se transformaron en Regimientos de Húsares. De esta forma, aparte de los 12 Regimientos clásicos de Línea, contamos a partir de esa fecha con 12 de Ligera (6 de Cazadores y 6 de Húsares).
De esta forma al Regimiento más antiguo y único de Húsares le correspondió el número 6 en la nueva escala. Su Coronel, el Brigadier Domingo Traggia, debía subirse por las paredes y como no le hicieron caso, dejó sus Reales bien plantados. Ni corto ni perezoso mandó inscribir en el Estandarte “Primero y Sexto”. Eso sí, para hacerlo con elegancia lo escribió en griego.
¿Cuál era la diferencia entre Cazadores y Húsares en el campo de batalla? Pues realmente yo no lo tengo muy claro. Ambos eran Caballería Ligera y quizá los Cazadores eran más exploradores que los Húsares que estaban más cerca de los Regimientos de Línea para darles seguridad. ¿El Cazador trataba de “cazar” al Húsar?
No obstante no hubo tiempo para pensarlo. En 1805 Godoy daba marcha atrás y volvía a crear los Dragones con los primitivos Regimientos. Por su parte de los cuatro Ligeros con que comenzó el siglo, Olivenza (antiguo Costa) y  Voluntarios quedaron como Cazadores y Maria Luisa y Húsares Españoles lo fueron de Húsares. 
Pasamos por alto la Guerra de la Independencia donde cada ciudad, comarca y pueblo crearon sus propios Regimientos, aunque su origen no fuera mayor de  mayor de una partida. Entre este casi centenar de nuevos Cuerpos diez fueron de Húsares (Cataluña, Españoles, Granada, Aragón, Fernando VII, Castilla, Extremadura, Galicia, Cantabria y Burgos). En el libro “Los Húsares españoles en la Guerra de la Independencia” hay ilustraciones de todo tipo sobre su vistosa uniformidad. En el campo de batalla utilizaron todo tipo de armas, incluso lanzas, por lo que de nuevo la diferenciación antes aludida con otros regimientos, era a mi modo de ver más de nombres que de diferencias tácticas.
Finalizada la guerra las reformas posteriores dejaron a la Caballería y Dragones de forma muy similar a como estaban las cosas en 1808, pero con la disolución del Ejército de 1823 comenzó una nueva etapa en el que la nueva Caballería volvió a sus denominaciones tradicionales: 5 Regimientos de Línea y 8 (posteriormente 7) de Ligeros, sin más apelativos.
En 1833 poco antes de la muerte de Fernando VII se creó el Regimiento Princesa Maria Isabel Luisa 6º de Húsares con oficiales y tropa de extremada lealtad a la futura reina. En un principio debería tomar el nº 4 entre los Regimientos de Línea (Rey, Reina, Príncipe, Infante y Borbón), pero tomó definitivamente el nº 6. Nacía así el Regimiento de Húsares de la Princesa, único en la escala del Arma. Tomó parte en la I Guerra Carlista bajo el mando de Diego de León  y podemos verlo dotado de lanzas en una lámina de Ferrer Dalmau. El Regimiento, que había ganado 3 Laureadas,  fue disuelto diez años más tarde por motivos políticos y con su personal y ganado se creaba el Regimiento Talavera.
No podemos dejar de citar los Regimientos de Húsares de Ontoria y de Arlabán; la denominada “Caballería blanca” carlista de la primera guerra debido al color de sus dolman. También fueron dotados de lanza y la banderola negra con la calavera caracterizaba a los de Ontoria.
No volvieron a renacer hasta 1855 en que de nuevo se creaba el Regimiento de Húsares de la Princesa (dolman blanco). En 1859 dos Regimientos  pasaron bajo el pié de Húsares, pasando a este Instituto Pavía (dolman rojo) y Calatrava (dolman verde esmeralda). Cinco años más tarde un nuevo Regimiento tomaba la denominación de Húsares. Era el Regimiento Bailén, por lo que de los 20 Regimientos del Arma de 1864, cuatro formaban parte de este Instituto.
Sin embargo al año siguiente algo sorprendente ocurrió. La nueva reorganización de la Caballería suprimía los Húsares, debiendo pasar sus cuatro Regimientos bajo otro instituto. Suponemos que la ira de los Coroneles debió llegar al infinito. El caso es que apenas un mes más tarde, la disposición fue anulada. Entendemos que para tales fechas los Húsares debían ser una especie de élite dentro del Arma, más que una especialización táctica. De hecho nos gustaría saber de los Reglamentos de la época. Por aquel tiempo se pedía una estatura superior a todos sus jinetes y una alzada superior a sus caballos. No obstante la agitada vida política de aquellos años produjo que Húsares de Calatrava y de Bailén fueran disueltos en 1866, quedando solamente los Regimientos de Húsares de Pavía y Princesa. No acabaron aquí las desventuras orgánicas ya que Princesa tuvo que cambiar el nombre por el de Villarrobledo en la época republicana recuperándolo en 1875. Es decir, que en la III Guerra carlista hay acciones de Húsares de la Princesa y de Húsares de Villarrobledo, pero a los efectos es el mismo Cuerpo.
Desde que en 1875 se determinó la nueva escala y denominaciones de los Regimientos de Caballería, ya no hubo variaciones en los dos Regimientos de Húsares hasta 1931. La denominación de Húsares había terminado en nuestra Caballería.
De todo ello podríamos resumir que los Regimientos de Húsares en España han sido históricamente muy pocos respecto al conjunto del Arma. Han sido Caballería Ligera en su más amplio sentido y no hemos encontrado mucha diferencia con su otro instituto ligero tal cual fue el de los Cazadores, de los que nos ocuparemos en otra ocasión. A cambio han dado una vistosidad en la uniformidad de la Caballería de todo el mundo. ¿Eran o se consideraban la élite del Arma? No lo sé; pero desde luego mi abuelo siempre tuvo a gala haber sido Teniente de Húsares de la Princesa.


Jesús Martínez de Merlo
Coronel de Caballería

6 comentarios:

Carlos Argüelles dijo...

Jesús, muchas gracias otra vez por recordarnos de dónde venimos, y...... como anécdota te diré que hace muchos, muchos años, y ante un desafortunado comentario de un proto en Valladolid me permití recordarle que además de mi trabajo para "ejercer la función militar" me avalavan unas cuantas generaciones del Arma.Me he acordado de ello porque los "Húsares de la Princesa" aparecen en las hojas de servicio de mis antepasados y todo lo que sea tradición y respeto me suena a Gloria.(Ellos la alcanzaron)

Chevi Sr. dijo...

...ya sabe, excelentes compañeros y demás,lo mejor, la crema de la crema, tradiciones y todo eso...cuando no haya elección,hum, honor,honor siempre, todo entre caballeros...
El Húsar (Pérez-Reverte)

Estos eran Húsares gavachos, cuando Napoleón; Jesús, ¿nuestros Húsares son anteriores, posteriores, y en este caso copiamos algo?

Martínez de Merlo dijo...

Salvo el precedente del Regimiento de Húsares Españoles (1742/1749) no volvió a existir en España otro Regimiento, además con el mismo nombre, hasta 1793.

Para esa época en Francia ya había 13 Regimientos de Húsares. Sin embargo el problema no es que haya más o haya menos. El problema español consistía en que no hubo Grandes Unidades de Caballería hasta casi finalizar el siglo XIX.

Por ello nuestros Regimientos de Caballería actuaban de forma independiente, de forma que a mi modo de ver y tácticamente hablando, daba igual el tipo al que perteneciera cada uno, pues creo que actuaban de la misma manera todos ellos. De hecho, de los levantados en la Guerra de la Independencia, que además respondían a una "movilización particular", tomaban sus denominaciones por imitación. Algo así como "si ellos tienen, nosotros también". No obstante estoy convencido que no había diferencia en cuanto a tradiciones, honor y demás virtudes militares entre los diferentes Institutos de la Caballería española.

Hay un excelente artículo sobre la Caballería Imperial del Teniente Coronel de Caballería Luis Aragón Martín, publicado en los Cuadernos del Bicentenario (nº6, agosto 2009) del Foro para el estudio de la Historia Militar de España.

Anónimo dijo...

Muchas gracias por su artículo.
¿Tendría información acerca de los Húsares de Borbón? es cuerpo de caballería miliciana fue creada en 1754 según se indica en la Revista Ristre en su número nº 20, página 41.

Muchas gracias

Argumentario dijo...

Un saludo;
Me permito dirigirme a Vds. para solicitar informacion sobre el uniforme de Teniente Coronel del 6 de Husares, ya que a pesar de haberlo buscado por la red no lo tengo nada claro. El motivo de esta busqueda es que revisando el archivo familiar me he encontrado que mi antepasado, Pedro Revenga Roa fue Teniente Coronel, secretario y primer ayudante de campo del jefe del ejercito de Andalucia Francisco Javier Venegas de Saavedra.

Muy agradecido
Juan Revenga

Jose V. Ruiz De Eguílaz y Mondría dijo...

Juan, puedes dirigirte al autor de la entrada Jesús M. de Merlo:
jesusmdm@hotmail.com