Coged las rosas mientras podáis;
veloz el tiempo vuela.
La misma flor que hoy admiráis,
mañana estará muerta.




Aquí ponemos entradas de CABALLOS - CABALLERÍA o algo de interés excepcional para los POETAS.

AVISO LEGAL

De conformidad con lo establecido en el artículo 5º de la Ley Orgánica 15/1999 de 13 de diciembre de Protección de Datos de Carácter Personal, se informa que la publicación de los datos e imágenes contenidos en este Blog son responsabilidad de sus autores. Para ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición, pueden hacerlo en la siguiente dirección de correo electrónico: towara88@yahoo.es

http://avisolegaljinetes.blogspot.com.es/


20/6/11

Agustín Bermejo

A Agustín creo que le conocemos todos, Coronel de Caballería, Jinete, Centauro, muchos años ejerciendo de Jefe de Pista, y algunos de presidente de la Federación Hípica Valenciana, entre otros cargos y títulos que alargarían esta innecesaria presentación.

Siendo Agustín Teniente en el Lusitania, mi padre era su Capitán y su amigo; además éramos vecinos en el Campamento Militar de Bétera. Como mi hermano se iba a presentar a la Academia, mi padre decidió enseñarle a montar a caballo, yo tenía entonces 8 años, cuando acababa la clase de mi hermano que yo iba a ver cada día, le preguntaba a mi padre si me podía montar para ir hasta la cuadra a caballo del diestro con el soldado; y así lo hacíamos cada día. Por casualidad Perico Domínguez Manjón vio esta maniobra y le dijo a mi padre, "Rui el niño mañana que venga a montar conmigo", y empecé a montar en el Campamento con Pedro, el hijo de Perico. Agustín que tenía los caballos en la hípica de Valencia, asimismo me prohijó, como nos ha pasado a muchos con otros maestros, y pude montar sus caballos en Valencia etc. etc. Agustín siempre tuvo una enorme paciencia con "el niño" y me trataba como a un hijo más, con aquel estilo de entonces tan bueno, es decir, mariconadas las justas.
Paloma, la hija de Agustín, que podéis ver en la foto de arriba, por esas cosas del internet me localizó, se puso en contacto conmigo, y yo le pedí estas fotos tan interesantes para todos y especialmente emotivas para mí. Aquí está Agustín con "Repelo", sin que yo pueda precisar dónde.
Aquí está recogiendo un trofeo de manos de Paloma y montando a "Nono", caballo que también monté yo. Creo que es en la hípica de Valencia, que ya no existe.


Agustín que lo identifico con el tres, durante su curso de Centauro. El que le bate no me parece Gran Jefe Cerdido, pero podría haber sido, porque eran del mismo curso, "si no me equivoco mal", como decía mi Coronel Negrete en el Villaviciosa 14.

Aquí con "Mapache", este era un caballo de Perez-Olagüe, que siendo amigo de Agustín se lo dejaba con mucha frecuencia, y estaba estabulado en las mismas cuadras militares de la hípica de Valencia, ¡qué cosas pasaban!, ¿cuadras mili qué?, se preguntaran muchos ahora.
Con este caballo gané mi primer premio en un concurso de Godella que organizó Manjón; Perico organizó concursos después de quitar la nieve y los muertos,
 en todos los pueblos de Valencia. El asunto es que Agustín siempre me lo dejaba, y no podéis imaginar cómo era de bueno y de fácil, yo lo quería como quieren los niños; todavía le quiero.
En cierta ocasión que teníamos un social en Valencia y Agustín no estaba no sé por qué, me llevaba Dominguez Manjón en su seiscientos a casa, y a mitad de camino me pregunta:

Rui,¿qué corres mañana?"

 -El Nurse, mi Teniente Coronel" - yo tendría 10 años, pero este era el trato.

- ¿Cómo que el Nurse?, y el Mapache?

- Me han dicho que lo va a correr la Srta. Marisol, mi Teniente Coronel.

No dijo una palabra más, hizo un trompo con el seiscientos, volvió a la hípica, no sé si dijo dos o tres palabras, no más, y al día siguiente yo corrí el Mapache. Así eran estos fascistas de la División Azul, que hacían a un niño dar el tratamiento militar, mientras lo recogía y lo llevaba a su casa para que pudiera montar.

Agustín en la actualidad, siempre al pie del cañón. En este caso de presidente del jurado en le Raid que organizó Abel García, mi buen amigo el Quini, con motivo del III CENTENARIO del LUSITANIA.
Agustín, gracias por todo lo que has hecho por mí en particular y por los jinetes en general.
Siempre a tus ordenes mi Coronel.

José V. Ruiz de Eguílaz y Mondría
Coronel de Caballería

3 comentarios:

f.basail dijo...

El jinete que le bate podría ser Luis Urbano.

Gonzalo Rodríguez-Colubi Balmaseda dijo...

El Coronel Bermejo, desde finales de los ochenta y durante más de una década, fue un pionero en la dirección técnica de los Campeonatos y Concursos de Enganches.Auténtico innovador lo que le permitió ser una referencia de esa disciplina. Hubo algún personaje que intentó, con artes no demasiado caballerosas y sin éxito, quitarle el sitio. Dejó paso, muy a pesar de los Comités Organizadores, cuando lo creyó conveniente.

Con tinta violeta dijo...

Es posible que la foto con Repelo, esté tomada en la AGM. Pero puedo preguntar a mi padre. Muchas gracias por tan cariñosas palabras en la reseña. La hípica en Valencia aun existe, aunque ahora creo que es un club privado y celebra otro tipo de eventos. Este es su enlace:

http://www.lahipica.com/

Saludos.

Paloma Bermejo