Coged las rosas mientras podáis;
veloz el tiempo vuela.
La misma flor que hoy admiráis,
mañana estará muerta.




Aquí ponemos entradas de CABALLOS - CABALLERÍA o algo de interés excepcional para los POETAS.

AVISO LEGAL

De conformidad con lo establecido en el artículo 5º de la Ley Orgánica 15/1999 de 13 de diciembre de Protección de Datos de Carácter Personal, se informa que la publicación de los datos e imágenes contenidos en este Blog son responsabilidad de sus autores. Para ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición, pueden hacerlo en la siguiente dirección de correo electrónico: towara88@yahoo.es

http://avisolegaljinetes.blogspot.com.es/


29/1/11

Un conductor de montaña








Chevi, a mi vuelta de Roma te mando este pequeño trabajo, que creo puede interesar a los poetas y añorar tiempos pasados. Un abrazo Ángel Cerdido Peñalver .

“Un conductor de montaña”

Nada mas llegar a Roma me entero de la muerte del alpine, caporal maggiore Miotto, el 31 de diciembre pasado en Afganistán a manos de los talibanes. El funeral de Estado se celebró tres días mas tarde en la iglesia de Santa María de los Ángeles y de los Mártires, en la plaza de la República próxima a la estación Giovanni Paolo II, (antes estación Termini ). Asistieron: el Presidente de la República Giorgio Napolitano y el del Congreso Silvio Berlusconi.
Guiado por ese poso militar que aún me queda, allá dirigí mis pasos, y mezclado entre los muchos alpines asistentes, recé por el alma de ese bravo soldado. Todos, los de uniforme y los que vestían de paisano, llevaban el clásico sombrero con la pluma, en este caso negra en señal de luto. Algunos lanzaban su clásico grito, como hacen siempre cuando se enfrentan a una adversidad: ¡“Per la penna”!.¡ Por la pluma!
Al día siguiente, como en todos mis viajes a Roma, que por motivos familiares son tres o cuatro al año, lo dediqué a recorrer Villa Borghesse ,donde en su Piazza di Siena las horas me pasan volando. Me siento junto a sus pinos centenarios y me acuerdo de mis profesores de equitación que aquí triunfaron. Algunos por desgracia ya nos dejaron.
Y aquí sentado de pronto le descubro, detrás del jurado de esta pista olímpica, bajando todo marcial la pendiente. Se trata de una bonita escultura en bronce representando a un mulo, con el tubo de una pieza de artillería perteneciente a la batería del batallón de los alpines de Aosta ubicado a los pies del Montblanc. Le precede su conductor, y tiene la siguiente grabación en la peana: ( dialecto “patois” del valle de Aosta)

CA

CUSTA

LON CA

CUSTA VIVA

L´AUSTA

1915-1919

Cueste lo que cueste ¡ Viva Aosta ¡



Todo esto “me da pie” para acordarme del monumento al mulo que nosotros tenemos en Huesca, cerca del puente de San Miguel, sobre el río Isuela en la antigua carretera que va a Sabiñánigo. Se inauguró en 1982 con motivo de la Semana de las Fuerzas Armadas que coincidió con el V Campeonato de España Militar de Equitación.

Monumento al mulo de montaña de los alpines. Villa Borghesse. Roma.


  Por aquel entonces, esta semana dedicada a las Fuerzas Armadas tenía carácter itinerante por las Capitanías Generales y ese año le correspondió a la de Aragón. Todo lo relacionado con el caballo se decidió llevarlo a Huesca. Ganaron: en saltos el Capitán Mingo (+), en doma el Teniente García Barona y en completo el Teniente Coronel Centenera.  La prueba de campo del completo la corrimos el día 26 de mayo a los pies del  Castillo de Montearagón, en el término municipal de Quicena; la final de saltos, televisada en directo por la segunda cadena,  el sábado 29. 


Metopa recuerdo del V Campeonato de España Militar de Equitación.
Semana de las Fuerzas Armadas
Huesca-1982

Como es sabido, las dos únicas formas de producir el mulo, debido a la condición híbrida de esta especie son:

• cruce de caballo o pony y asna, de donde se obtiene el “burdégano” ó “burreño”, con cuatro espejuelos como su padre el caballo y más cabezón y de menor tamaño que el mulo (difícil de criar, ya que solo una de cada siete burras se quedan llenas al ser cubierta por caballo o pony).

•  cruce de yegua y asno con el que conseguimos el “mulo” o la “mula”, eso sí, con solo dos espejuelos en las extremidades anteriores como su progenitor el burro. (No se debe confundir al “burdégano” con el “muleto”; o sea con el mulo pequeño, de poca edad o cerril).
Los resultados del cruce de yeguas de tiro con asnos catalanes ó zamorano-leoneses, son mas pesados y fuertes de constitución, con un carácter dulce y se encuentran en Cataluña y Aragón. Los procedentes del acoplamiento de yeguas españolas y asnos andaluces son mas finos y se concentran el Andalucía y Extremadura.
Por esa condición híbrida, un político británico llamaba a sus oponentes “las mulas de la política: sin orgullo de ascendencia o esperanza de prosperidad”, y por tierras castellanas, mas finos ellos, siempre oí decir: “La mula feliz la pasa; fornica y no se queda preñada”
Animal poco agraciado en su belleza, pero que en su defensa tengo dicho que difícilmente desatiende la voz familiar y raramente, por el contrario, se somete ante personal extraño.
Una vez al año, la comisión de compra compuesta por: uno o dos Jefes u Oficiales de la Jefatura de Cría Caballar, un Veterinario, un Interventor y un oficial Pagador, recorría los valles pirenaicos en busca de ganado nuevo. En ocasiones les acompañaba un Jefe u Oficial de Artillería destinado en Unidad de Montaña, experto en esta clase de ganado, y sobre todo conocedores de la zona y sus habitantes.
De los muchos dichos y refranes relacionados con los mulos y la montaña de esta zona, todavía me acuerdo de uno que recomendaba:“Ni compres caballo cheso , ni te cases en Canfranc, ni trates con los de Biescas, mira que te joderán,”
El caballo cheso es el oriundo del valle de Hecho.


Monumento al mulo en Huesca.




El mulo de los Alpes y el de los Pirineos me recuerdan que también yo fui conductor de manguito. En el año 1959, siendo cadete de segundo (alférez ¡vamos!), pasábamos por todas las Armas en lo que llamábamos ciclos de instrucción. A mi la Batería me tocó al final del curso y tuve la suerte de ir encuadrado en ella al campamento de verano, al precioso pueblo riojano de Ezcaray. La Batería de Montaña, como las que acompañaban a los Batallones de Cazadores, con obuses de 105/11, creo recordar, se transportaba a lomo de los mulos sobre sus correspondientes bastes, diferentes entre si debido a la clase de carga que en ellos se asentaban: tubo, cureña, manguito, escudo, ruedas...

Debido a mi no excesiva altura, como dije fui conductor de “manguito” y mi mula fue la “Bernarda”. No confundir al semoviente con la palabra “bernarda” que por aquella época entraba a formar parte del vocabulario coloquial en la Academia, pero aplicada a personaje imaginario cuyo órgano genital se usaba como sinónimo de desorden: ¡Esto es el C...de la Bernarda!








La Batería de Montaña de 105/11 desfilando en la A.G.M.







"Canto al mulo"
Oigo “alférez” tu aflicción
y escucho el triste concierto
que forman tocando a muerto
la cureña y el cañón.
Mirando ese mosquetón,
colmo de tus buenos días
escucho tus aflicciones
en estrofas sin denuedos.
Con mosquetón van los nuevos,
con mulos la “alferecía”.
Doquiera la vista mía
miradas rápidas lleva
allá un gran mulo se eleva
midiendo mi valentía.
Estoy en la batería
asiendo fuerte una cola.
No os riáis, no es trola
Estoy viendo la manera
de meter en limonera
a mi tormento La Lola.
Siempre en lucha desigual
agotada la paciencia
no hay ni palabra ni ciencia
ni correa ni ramal
que domen a este animal,
porque sus cuartos traseros
son indómitos y fieros
y saben buscar los callos,
con tozudez de caballos,
que tenemos los muleros.
Hubo en la Academia un paria
que creyó no lo era tanto.
Espacio falta a mi canto
para maldecir su nombre.
Aun la vergüenza me cubre
pensando en la enfermería
y en el dolor que tenía
mientras que la gente a coro
recuerda el himno sonoro
de la coz que me metía.
“Alférez”, descansa en paz,
que este maldito mulero
jura con su rostro,
que hasta que el mulo sucumba
luchará como en Otumba
contra ese animal tan perro.

Siempre hubo en la A.G.M. ganado con mala prensa, tanto en caballos como en mulos. Referente a los caballos, la palma se la llevaba el “L-14”, un penco desorejado y a la par cabrón con pintas. Normalmente cuando el profesor recibía del jefe de clase las novedades y el parte de la sección, mandaba derecha o izquierda y, de a uno, a los caballos, corriendo cada cual con su suerte.
Las menos de las veces, mandaba romper filas y a los caballos. El mas despistado o el mas lento, se quedaba solo con el citado “L-14” y tardaba en poner sus huesos en el suelo lo que a Sabina le duraban los peces de hielo en su güisqui on de rock.
Entre los mulos y mulas la mas famosa fue la “Lola”, que como acabamos de ver, hasta una canción tenía. Mi “Bernarda” no le iba a la zaga y ocupaba uno de los primeros puestos en el ranking de cadetes enviados a la enfermería. Pero era una mula fuerte con sanos corvejones libres de arestines, que es por lo que se suele romper este ganado, y que yo recuerde, ramaleándola nunca perdió pie o mano por las estrechas sendas a media ladera de los montes de Ezcaray. Era insensible al vértigo, y caminaba al borde de los precipicios con tanta seguridad como una cabra.
Las máximas de todo Conductor de Montaña eran: “guíalo largo y que vea”, en los altos, descárgale los riñones y “no lo cortes la meada”. Cuando parecía que flaqueaba, o lo que es lo mismo, cuando “abanicaba las orejas”, le exigía lo mínimo y le cantaba:

“A cuesta arriba te quiero mulo, que las cuestas abajo yo me las subo”

En honor a la verdad, he de confesar, que mi contacto con la Artillería, a través de esa batería de montaña de la Academia General Militar me encantó. Solo me queda disculparme por los errores técnicos que haya podido cometer. En mi descargo diré que de todo eso, ya han pasado unos años.

"Un conductor de Montaña."
Un conductor de Montaña.
Un conductor de Montaña.
En testamento dejó, tilín, tilón.(bis)
Que lo entierren, con la cuna,
La cureña y el cañón.(bis)
Que lo suban, que lo bajen,
Que le canten el Kirie eleison
¡Ah! ¡Ah! ¡Ah!
Que le canten el Kirie eleison.
Que le hagan una corona,
Que le hagan una corona.
Más reluciente que el sol, tilín, tilón.(bis)
Con las crines y la cola,
Del mulo que lo mató(bis)
(Al estribillo)
Para que no le entren moscas,
Para que no le entren moscas.
Por la boca del cañón, tilín, tilón.(bis)
Que lo tapen con los restos
Del Sirviente Apuntador(bis)
(Al estribillo)

Y como dicen que: “Al amigo y al caballo, no cansallo” aquí os dejo, perdón por la osadía, mis disculpas a los artilleros y fuerte abrazo a todos.



Ángel Cerdido Peñalver
Coronel de Caballería
Zaragoza enero 2011


 Del libro: “La Academia General Militar” Apuntes para su historia deCoronel de Infantería
Profesor de la A.G.M.
Historiador, escritor, guerrillero, gran tirador, amigo del recientemente fallecido director de cine valenciano Luis García Berlanga ( fue su asesor militar en “La Vaquilla”) y lo mejor de todo, vecino y amigo personal.

 Del libro:”El Ganado” Guia del Oficial y Suboficial de Cazadores de Tropas de Montaña.
Luis Esquiroz Medina
Julio Ferrer Sequera
Coronel de Infantería. Diplomado en Montaña

3 comentarios:

Chevi Sr. dijo...

Joder mi Coronel, me enseñaste a montar, me enseñaste a esquiar, me enseñaste a ser Oficial, me enseñaste que tomarse un Whisky y ser un atleta son dos cosas compatibles, que se puede reír con la cara seria; y sigues. Raza. A tus órdenes.

Gonzalo Rodríguez-Colubi Balmaseda dijo...

Estoy a la espera, después de este magnífico artículo de nuestro Coronel, al que por otra parte nos tiene acostumbrados, a que entre a comentar algún artillero/montañero/Diplomado (me refiero a Estado Mayor o como coño se llame ahora) o algún artillero/Diplomado de Equitación/amante de fríos desfiles.
Yo también os quiero.

Coronel263ART dijo...

COMO ARTILLERO Y COMPONENTE DE CRIA CABALLAR DURANTE DICISEIS AÑOS, ME QUITO EL SOMBRERO ANTE TU ARTICULO.EL UNICO REPARO QUE LE PONGO, Y SI LA MEMORIA NO ME FALLA (COSA MAS QUE PROBABLE) ES QUE PARA MI, LA BATERIA A LOMO DE LA ACADEMIA ERA DE SCHNEIDER 75/26. ¿PUEDE QUE FUERA ASI?