Coged las rosas mientras podáis;
veloz el tiempo vuela.
La misma flor que hoy admiráis,
mañana estará muerta.




Aquí ponemos entradas de CABALLOS - CABALLERÍA o algo de interés excepcional para los POETAS.

AVISO LEGAL

De conformidad con lo establecido en el artículo 5º de la Ley Orgánica 15/1999 de 13 de diciembre de Protección de Datos de Carácter Personal, se informa que la publicación de los datos e imágenes contenidos en este Blog son responsabilidad de sus autores. Para ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición, pueden hacerlo en la siguiente dirección de correo electrónico: towara88@yahoo.es

http://avisolegaljinetes.blogspot.com.es/


12/1/11

ALOJAMIENTO DE CABALLOS









UNA HISTORIA DE CABALLOS



Corría el año 1939. El Coronel Jefe del Regimiento "Extremadura 8 de Dragones" recibe un mensaje en el que se le comunica que por fin llegan los caballos que había solicitado para completar la plantilla del regimiento. Al cabo de cinco días, se encontraba en el patio de cuadras para presenciar la llegada de los equinos y encargarse personalmente e la distribución de los mismos, pues desconfiaba del Capitán a cuyo Escuadrón estaban destinados. Tras largas horas de espera, aparecieron un total de 28 animales. Consciente del problema que suponía una cifra tan elevada, solicita información del número de cuadras disponibles para el alojamiento. El Sargento de cuadras acude presto a la llamada de su Coronel y, con un profundo conocimiento de las instalaciones del Regimiento que siempre le había caracterizado, no duda en constatar que es 7 el número de habitáculos disponible.

Con estos datos en su poder, y advirtiendo que no se procediera a la distribución hasta que su orden personal se hiciese pública, se dispone a resolver el problema mirando fijamente a las crines tordas de la yegua del General Ferraz en el retrato ecuestre del fondo de su despacho, crines que le inspiraron para los siguientes razonamientos:

"Dividiré el número total de caballos entre el de cuadras y le daré el problema resuelto al Capitán, puesto que él no sabe dividir. De tal forma que para dividir 28 caballos entre 7 cuadras..


28 : 7
1 1
... 8 entre 7 es 1 y me sobra 1

Tras el primer paso continuó la división:
28 : 7
21 13
...ahora bajo el 2 y tengo 21, que entre 7 son justo 3, es decir 13 caballos por cuadra."

Orgulloso del resultado de sus disquisiciones, llama al Capitán y se lo comunica para que dé las órdenes oportunas para la distribución. No menos receloso este Capitán de lo que podía serlo el Coronel y conociendo además su propia habilidad para las multiplicaciones, procedió a comprobar la operación de la forma que sigue:

"La única forma de verificar el resultado es multiplicar trece por siete, para ver si realmente son 28"




En estos términos su proceso mental fue este:

"Para multiplicar 13 por 7

...7 x 3 son 21...

...7 x 1 es 7...

por lo que sumando tenemos 28"

Gran sorpresa fue la suya al comprobar la exactitud de sus cálculos. Sin mayor demora, transpasó la orden al Sargento de cuadras para su inmediata ejecución. Este ultimo, que unía a su vasta experiencia la maestría autodidacta en el arte de la suma, no quiso ser menos en el arte de las comprobaciones para asegurar la correcta ubicación de los semovientes, para lo cual tomó papel y lapiz y escribió, a la vez que discurría:



"3+3 = 6


y 3 = 9


y 3 = 12


y 3 = 15


y 3 = 18


y 3 = 21


anotó el 21 y siguió sumando:

Uno y uno dos, y uno tres y uno cuatro y uno cinco y uno seis y uno siete."

Anotó 7 al lado de 21

"...y puesto que 21 y 7 son 28, procederé a repartie los caballos..."
Resuelta su duda, razonable por otra parte y tranquila su conciencia tras el esfuerzo mental dio la orden al Cabo de cuadras, ultimo eslabón, aunque no menos importante de la cadena de mando, y brazo ejecutor en sí mismo de las ordenes e instrucciones.
Ante la dificil tesitura de colocar 13 caballos por cuadra, el Cabo decidio asimismo servirse del papel y el lápiz como inestimable ayuda para resolver el problema, plasmando de esta manera lo que su ágil mente de jinete le dictaba:


"Si tengo que colocar 13 caballos por cuadra, lo mejor será..."
1 ...uno delante...
3 ...y tres detrás..."




Con lo que el problema quedaba resuelto y satisfecho el Mando en todos sus escalones...

Gema García Caro
Esposa de Coronel de Artillería

7 comentarios:

Cristina Fdez. de Valderrama Alonso dijo...

Muy bueno Gema, ya decía yo que las matemáticas de vez en cuando fallaban, pero al final, las matemátimas son cuadriculadas. ¿O no Pinki?

Santi Z dijo...

Gema, como es muy humilde, no nos dice que ocupa un alto cargo en Unión Fenosa (hoy Gas Natural). Después de este brillante ejercicio de cálculo empiezo a entender mis recibos de la luz.

Chevi Sr. dijo...

No es por dejar mal a Gemita, pero yo creo que el cálculo lo ha hecho el Artillero, ni Gemita, por mujer, ni los de Caballería, por eso mismo, llegamos a tanto.

Gonzalo R-Colubi dijo...

Si el Artillero en cuestión es DEM dudo mucho que un diplomado, de Estado Mayor me refiero, pierda el tiempo en esas tareas. En todo caso convocaría una reunión para analizar propuestas para el empleo.

Pinki dijo...

Pues igual errado estoy yo, pero yo esos cálculos los veo muy de Caballería. Me recuerdan al "3 por culo veintiuno" de toda la vida, parece que no, pero si haces la cuenta, al final da.

Marcos dijo...

Wajajajjajajajja que buenooo

Jose Cabrera dijo...

Muy bueno, pero falta el redoble de tambor.
Al día siguiente el Coronel va a comprobar que se han seguido sus instrucciones, y que han metido 13 caballos por cuadra como había indicado. Llega a los establos y para comprobarlo, como sabía dividir, se agacha y cuenta las patas que ve en una de las cuadras. Cuenta 16 y piensa: si un caballo tiene 4 patas...

16:4
6 entre 4, 1; me sobran 2.
bajo el 1 -> 12:4 = 3.
13 caballos por cuadra, todo correcto.