Coged las rosas mientras podáis;
veloz el tiempo vuela.
La misma flor que hoy admiráis,
mañana estará muerta.




Aquí ponemos entradas de CABALLOS - CABALLERÍA o algo de interés excepcional para los POETAS.

AVISO LEGAL

De conformidad con lo establecido en el artículo 5º de la Ley Orgánica 15/1999 de 13 de diciembre de Protección de Datos de Carácter Personal, se informa que la publicación de los datos e imágenes contenidos en este Blog son responsabilidad de sus autores. Para ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición, pueden hacerlo en la siguiente dirección de correo electrónico: towara88@yahoo.es

http://avisolegaljinetes.blogspot.com.es/


29/10/10

El final de un recorrido.








Mi último concurso: Logroño.-1995 San Mateo, fiestas de la vendimia.
CANTABRIA”,( Aligoté- Aá. y Vandee- Crz. por Bouton D´or), nacida en Ibio (Cantabria) el 13 de abril de 1983.(El jefe de pista era Agustín Bermejo y presidía la tribuna de honor Ángel Lobo, Capitán General de Burgos)
 
     El final de un recorrido
 
Perdonarme que no sea fiel a la realidad, pues aunque tenga la intención de contar las cosas como fueron, en cuanto me descuido...
 
El contraste real de mi persona nunca me lo dio el espejo, sino una foto reciente, y es que casi todos tenemos un alto concepto de nuestro estado físico, aprobando la imagen que nos devuelve ese espejo cada mañana. Ya se que la primera impresión es francamente mala, pero después de un buen afeitado, la imagen cambia y lo que vemos nos oculta la realidad. Como se sabe, el espejo no tiene memoria, es totalmente amnésico. De él se cuenta que:

-Un paleto algo ya viejo, cuando a la corte llegó, admirado se quedó delante de un gran espejo, y su rostro contemplando dijo: “Voto a tal, que cara de animal tiene ese que me esta mirando”-

Donde no hubo trampa fue con la foto comentada, ese algodón no engaña, en ella fácilmente comprobé lo que había sido y lo que en ese momento veía, aunque nunca sucumbiré a la nostalgia porque la vida es un camino de ida.
De cualquier forma, el primer aviso me llegó cuando los jinetes mas jóvenes, en la pista de ensayo, me trataban de usted para preguntarme por el orden de salida.
Pero fue después de mas de treinta años como jinete en activo, en uno de mis últimos concursos, cuando tuve la suerte de saber con exactitud, que ese, era el momento justo de dejarlo. Ese día me importó mas, llegar pronto al hotel para disfrutar de la piscina y de una buena cena, que acercarme a las cuadras para comprobar que mis caballos descansaban en buena cama y daban cuenta de su merecido pienso.
A partir de entonces me sentí mayor y es que la juventud no es un período de la vida, la juventud es un estado de espíritu, un efecto de la voluntad, una cualidad de la imaginación, una intensidad emotiva, una victoria del valor sobre la timidez, del gusto de la aventura sobre el amor al confort.
Vivir esta bien si naciéramos ya aprendidos, pero parte de mi vida se me fue aprendiendo y cuando empezaba a saber vivir, me fui. Menuda broma.
Como regla dictada por la experiencia, en atletismo me decían que a partir de los veinticinco años disminuye la velocidad; cerca de los treinta se reduce la coordinación en los saltos; a los cuarenta cede el rendimiento en los lanzamientos..., pero nos sigo para no caer en el pesimismo, y para animarme, recuerdo que la capacidad de resistencia disminuye lentamente en el curso de la tercera edad, lo que creo me lleva a seguir dando un rendimiento aceptable en muchos trabajos.
Siguiendo con el físico, mas o menos deteriorado, y en honor a la verdad, quien me tuvo un tiempo preocupado fue mi admirado Botín, mas bien su libro “El noble bruto y sus amigos”, libro de consulta de toda mi vida hípica. No concebía al jinete con de poco pelo en la cabeza. Mis dudas se despejaron en la Olimpiada de Seúl, cuando tuve el placer de conocer personalmente a Michael Whitaker, mucho antes de que la FEI le pusiera cuatro meses pie a tierra por doping de su semental “Tackeray” en el CSI5* de La Baule (Francia). En este caso, era yo quien tenía razón. Paciencia y barajar.



XXIV Olimpiada.-1988-Seúl. En el estadio ecuestre.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
En estos momentos, también me acuerdo de la Cría Caballar y de la Equitación Militar, pero de sus jefes supremos no quiero hablar, pues creo que es batalla perdida, como dijo Groucho Marx –“lástima que toda la gente que sabe como arreglar “esto”, ya esté empleada como taxista o peluquero” - con todos mis respetos a esos profesionales.
Como habréis comprobado, no he hablado de número ni edades, y es que el jinete no es un atleta, en este juego el verdadero atleta es el caballo, y en el conjunto jinete-caballo creo que es él quien lleva la parte mas importante. Me resisto a llamarlo “ binomio” como algunos engolados locutores de televisión repiten hasta la saciedad, y que a mí, me producen urticaria. Que pensaría Newton al comprobar que su fórmula, que nos permite elevar un “binomio” a cualquier potencia de exponente natural, la estamos mezclando con el semoviente.
Puestos a decir cursiladas, a mi amigo el marino, le hubiera gustado mas la de: un vector con un una sola dirección y dos sentidos: ascendente y descendente. Las ascendentes son los impulso y sentimientos que el caballo emite; por el contrario, las descendentes son la ayudas que el jinete manda , ya sean impulsoras o de retención. El pijo de mi amigo, siempre bebe el mejor güisqui de malta y cuando viene el camarero con la cubitera y pregunta,

- ¿cuantos cubitos quiere el señor?, mi amigo el marino le responde sin inmutarse:

- Póngame un hexaedro regular y quítemelo cuando se le derritan las aristas.

¿Pies para que os quiero? Andar es el único ejercicio natural que ahora practico, pero observo que la gente de mi entorno omite su práctica con toda naturalidad. Cada vez se anda menos y así no vamos a ninguna parte, y eso que siempre tuvo buena prensa, como nos recuerda uno de los sórdidos refranes españoles: “La salud no está en el plato, sino en el zapato”, recomendando, supongo, privarse de los placeres de la comida y pegarse en su lugar buenas caminatas.

“Ese que me esta mirando...”, No hacer caso del espejo pues no tiene memoria..., y a partir de hoy, fotos, las justas...

... siempre acabo contándolas como las recuerdo, y no es lo mismo.

Ángel Cerdido Peñalver
Coronel de Caballería
Zaragoza octubre 2010

2 comentarios:

Chevi Sr. dijo...

Mi Coronel Cerdido, Grandes Jefes; no dejar de contarnos cosas. Gracias.

Gonzalo Rodríguez-Colubi Balmaseda dijo...

Mi Coronel la verdad es que me gusta mas la expresión binomio que la de conjunto, grupo o anillo. Estos últimos conceptos matemáticos (???), mas modernos.Creo que no era la intención de Newton, mas aficionado a las manzanas que a otra cosa,aplicar ese concepto al mundo ecuestre.No se le conoce salida alguna a la pista.
Bien es verdad que tu poliédrico amigo marino, como bien dice el sabio Cor Zunzunegui, podría trazar un cuadrilongo con las medidas reglamentarias en uno de nuestros buques.En este caso,sería un paralelepípedo.Elevarlo a cualquier potencia podría cabrear a los piratas somalís y al final tener que rascarnos el bolsillo.
Mi intención,mi Coronel, aunque sé que me expongo al "deme nota", no es otra que verte mas por aquí.
Un abrazo y a tus órdenes