Coged las rosas mientras podáis;
veloz el tiempo vuela.
La misma flor que hoy admiráis,
mañana estará muerta.




Aquí ponemos entradas de CABALLOS - CABALLERÍA o algo de interés excepcional para los POETAS.

AVISO LEGAL

De conformidad con lo establecido en el artículo 5º de la Ley Orgánica 15/1999 de 13 de diciembre de Protección de Datos de Carácter Personal, se informa que la publicación de los datos e imágenes contenidos en este Blog son responsabilidad de sus autores. Para ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición, pueden hacerlo en la siguiente dirección de correo electrónico: towara88@yahoo.es

http://avisolegaljinetes.blogspot.com.es/


9/10/10

BASURA E INCOMPETENCIA














Chevi, te envío el artículo que acaba de salir en la revista en que escribo (PURA RAZA). Podrás advertir que con los años se va uno moderando. La educación siempre nos frena. Un abrazo ZZ








 
 
 
 


 
   
BASURA E INCOMPETENCIA

Cuando se celebraba el centenario de la Granvía de Madrid, me encontré con dos preciosos caballos de la Yeguada Militar en los que iban encaramados en equilibrio inestable dos policías nacionales. Los distinguidos sementales iban haciendo lo que querían: una veces por la calzada y otras por las aceras. Gracias a su proverbial nobleza ni mordían ni pateaban a los viandantes. A que, con estos pavos en el gobierno, casi todo se haga mal ya nos vamos acostumbrando, pero ¿Qué coño hacen los caballos de la Yeguada Militar en los pagos del ministro Rubalcaba? ¿Asignarán los Pura Sangre de Lore-Toki a la Guardia Civil de Tráfico para que galopen por los arcenes? ¿Así contrastan su calidad como futuros mejoradores de la cabaña nacional? ¿Es que nos hemos vuelto locos? ¿Habrá que hacer control de alcoholemia a los que escriben en el BOE?.

Con cierto retraso me he informado de que este sacrilegio zootécnico procede de una de las primeras decisiones de la incompetente ministra de Defensa que ha vuelto a cambiar el nombre de los escasos despojos de la expoliación del antiguo Servicio de CRÍA Caballar, escasos por la venta extraña e interesada de los solares más rentables. Dicho sea de paso, enajenaciones ejecutadas sin ver nunca las necesidades del servicio. Como muestra no hace mucho el Sr. Bono (uno de los “parias de la tierra”) liquidó la finca de Campogiro, sede del Sexto Depósito de Sementales del Estado que quizá fuera la mejor sino la única que reunía todas las condiciones para ser un establecimiento ejemplar del Servicio de Cría Caballar.
¡Cuantos extraños negocios han hecho estos golfos con el patrimonio del caballo! Se decía en los años cuarenta que las socialdemocracias eran los Guardias de Corps de los intereses norteamericanos en Europa. Aquí y ahora, con estos desgarramantas podremos decir que por el día cantan “La Internacional” y jalean “Memoria histórica” y por las noches liban sórdidos contubernios y suntuosas felaciones (metafóricas, por supuesto) con banqueros y especuladores. El sesquicentenario Servicio para las mulillas. Escaso en establecimientos y sobre todo en eficacia debido entre otras cosas a la falta de una dirección mínimamente preparada. Al menos les pediría la capacidad de definir con cierta coherencia al organismo que se llamó en su día Cría Caballar. Desde aquí, en su día, se les llamó la atención cuando el disparatado nombramiento del gerente Martínez. En el preámbulo le nombraban jefe del Servicio de Cría Caballar y Remonta, servicio que jamás existió con ese concepto y en el siguiente párrafo también se le nombraba presidente del organismo autónomo de los Servicios de Cría Caballar y Remonta, que aunque siga siendo un disparate tal nombramiento si es verdad que Cría Caballar y Remonta son dos servicios distintos y finalidades distintas. Será que ahora como los preámbulos no tienen “valor jurídico” los ponen ahí, en el BOE y en negrita, para quedarse con el personal. Para empezar, el Servicio de Cría Caballar es o era un organismo de exclusivo interés civil para fomentar la cría caballar en cantidad y calidad suficiente en todo el territorio nacional gestionado por el Ejército de Tierra a través del Arma de Caballería. Narváez no lo fundó para anular a los ganaderos. Narváez, paradigma del liberalismo pragmático, reorganizó el servicio -siempre de interés civil- para ejercer su acción allí donde no podía , no quería o no sabía llegar la iniciativa privada, jamás para sustituirla o arruinarla , como parece pretender la incompetente ministra Chacón con este nefasto decreto. Por otra parte, el Servicio de Remonta , lógicamente ya desaparecido con supresión de las últimas unidades hipomóviles de montaña, tenía como misión proporcionar el ganado necesario de tiro, silla y carga a las Unidades del Ejército (Doctrina para el empleo táctico y logístico de las Armas y Servicios) La única relación entre ambos organismos era que cuanto mejor se criase en España más posibilidades tenía el Servicio de Remonta, mediante sus comisiones de compra, de cumplir su misión sin necesidad de salir continuamente al extranjero. Jamás, nunca, en absoluto, las Yeguadas Militares están ni estuvieron para proporcionar ganado al Ejército, Señora Ministra, por mucho interés que tenga en justificar el sueldo de un amiguete. Es además un capricho carísimo. Va en contra del espíritu liberal de Narváez. Es gesto de autarquía fascista-leninista totalmente fuera de lugar y tiempo. Es algo así como si usted Señora Ministra, en un alarde feminista para la galería, ordenara al Cuerpo de Intendencia que montara una fábrica de bragas. Las bragas , Doña Carme, lo mismo que los fusiles, se compran o se contratan a empresas civiles , y con mucha más razón en estos momentos en que vivimos un profunda crisis provocada por los políticos “ignorantes y rapaces” , como les decía Ramón y Cajal, no por culpa por los jubilados y los funcionarios, ni tampoco por los sufridos criadores que se ven privados de un importante cliente que les cruje a impuestos y luego no le compra caballos, me refiero como es obvio al Estado, El Estado no puede hacer una competencia desleal , contradictoria, prepotente y estúpida a los criadores de caballos.

Yo no me invento nada. Lean y divulguen las paridas de la incompetente ministra Chacón al respecto:

MINISTERIO DE LA PRESIDENCIA

17084 REAL DECRETO 1664/2008, de 17 de octubre, por el que se aprueba el Estatuto del Organismo Autónomo Cría Caballar de las Fuerzas Armadas.

Del curioso Real Decreto

Artículo 1. Denominación.

El organismo autónomo «Fondo de Explotación de los Servicios de Cría Caballar y Remonta» pasa a denominarse “CRÍA CABALLAR DE LAS FUERZAS ARMADAS”

Comentario:

 Las Fas no han tenido nunca su “fabrica” de caballos. Mucho menos no teniendo ganado de plantilla. Es más, aun consumiendo en nuestras FAS más folios que balas a nadie se le ocurriría montar una fábrica de papel. Ni de fusiles ni de bragas, ni de aviones, ni mucho menos de ganado de silla, tiro y carga teniendo en cuenta que el Ejército de Tierra no tiene ganado en plantilla desde años ha.. Y únicamente una fuerte resaca de alucinógenos puede disponer en el BOE la dotación de semovientes para la Armada y el Ejército del Aire.

.........................


Artículo 8. Consejo Rector.

1. El Consejo Rector es el órgano colegiado de gobierno y tendrá la siguiente composición:

Presidente: El Subsecretario de Defensa.

Vicepresidente: El Secretario General Técnico.

Vocales:

El Director General de Asuntos Económicos del Ministerio de Defensa.
El Director General de Infraestructura del Ministerio de Defensa.
El Director General de Personal del Ministerio de Defensa.
El Director General de Patrimonio del Estado del Ministerio de Economía y Hacienda.
El Director General de Presupuestos del Ministerio de Economía y Hacienda.
El Director Gerente del organismo.

Comentario:

Este consejo rector más bien podría ser una comisión liquidadora de lo que aún queda por vender, nunca para tomar decisiones sobre Cría Caballar. Dios no lo quiera, pero si estos personajes cayeran secuestrados por Al-Qaeda no correríamos ningún peligro de que desvelasen ninguna información sobre caballos ni aunque les aplicaran la crudelísima “Gota Malaya”.

.........................

Artículo 1. Finalidad.

El organismo autónomo Cría Caballar de las Fuerzas Armadas, tiene por misión la crianza, selección y puesta a disposición de los Ejércitos, de las Unidades de Caballería de la Guardia Real y de la Escuela Militar Ecuestre del ganado equino necesario para dotar sus necesidades.
Ejercerá la formación ecuestre en el ámbito militar y colaborará con otras entidades públicas y privadas en actividades propias del Organismo.

Comentario:

En primer lugar, una cuestión semántica. Eso de la crianza va más unido al vino y a las barricas, o a la buena educación. Señora ministra para los caballos es más propio hablar de cría, recría, doma, entrenamiento, selección de reproductores y otras cosas que a los redactores del RD ni le suenan.
Los Ejércitos siguen siendo Tierra, Mar y Aire.
En el de Tierra ya no hay ganado, incluso se eliminó la plantilla de caballos deportivos. No hace mucho se suprimió la clase de Equitación de la Academia de Caballería. Los cadetes mantienen la tradición ecuestre acudiendo a picaderos privados.
En la Armada los antecedentes más recientes están en la Caballería de Marina empleada en la Guerra de Cuba como elementos de reconocimiento y combate adscriptos a nuestra ancestral Infantería de Marina, todo esto ocurría allá por la segunda mitad del siglo XIX. En los barcos grandes se llevaba ganado para consumo en los tiempos en los que no existían frigoríficos, pero no hay constancia de que nuestros marinos comieran caballos. En la actualidad, si se empeña la ministra Carme, “ordenes son ordenes y cartucheras al cañón”, tanto en el Príncipe de Asturias” como en los transportes Galicia y Castilla se podría trazar un cuadrilongo con las medidas reglamentarias. Pero, eso sí, perdiendo los tres buques gran parte de su capacidad operativa y exponiéndonos a una seria admonición del OTAN. Las fragatas podrían albergar alguna jaca galizana y el resto de la flota se tendría que conformar con los ponis de Setland y a los submarinos no les quedaría más remedio que
recurrir a los Falabella.
Peor los tiene en el Ejército del Aire que como no compren el Antonov An-225, el avión más grande del mundo, en cuya bodega y con óptimas condiciones meteorológicas se podrían hacer trabajos ajustados. Pero es muy caro.

Señora ministra, todo esto podría resultar incluso gracioso si no estuvieran gastando el dinero del contribuyente de forma tan irresponsable y si no estuvieran dilapidando una herencia de siglo y medio de trabajo eficaz y costoso.
Los ciudadanos tenemos derecho a saber y conocer con detalle cómo se gasta nuestro dinero. Desde hace más de cien años el antiguo Servicio de Cría Caballar hacía pública una memoria económica y técnica de las actividades, compras, ingresos y enajenaciones. Existencias de personal y ganado. Número de yeguas y burras cubiertas por semental o garañón. Productos presentados del la campaña del año anterior etc. Y hasta el último detalle.
Por último, para seguir , como es mi costumbre, con la crítica constructiva y este caso también podríamos llamar labor pedagógica les diré que los enormes gastos que supone mantener una Yeguada Militar sólo se justifican por la finalidad de conseguir para beneficio de las razas y de los criadores españoles de caballos, reproductores con los mejores orígenes, mejor morfología en función a cada raza y fines, y por encima de todo un alto performance que sólo se adquiere con el trabajo continuado en manos expertas. Primero en el Centro de Entrenamiento y a continuación en los Depósitos de Sementales del Estado (no de los ejércitos) donde bajo la dirección del Profesor de Equitación trabajarán los especialistas del cuerpo que usted Señora Ministra ha extinguido. Otra opción, es hacer convenios con escuelas o jinetes de prestigio, como fue el caso y ciertamente afortunado del
 acuerdo con la Escuela Andaluza de Arte Ecuestre que llevo nuestro hierro a niveles olímpicos. Nunca, jamás para dotar a los Ejércitos o a la Guardia Civil o a la policía para eso estaban sus respectivos servicios de Remonta que compraba o debe comprar a los criadores particulares.
La conducta de sus colaboradores en este enojoso asunto, Señora Ministra, no sé si estará tipificada como delito; pero, aceptará con nosotros que es francamente reprobable.


No me puedo despedir sin hacer una alusión al espíritu liberal que debe inspirar nuestro buen gobierno. Paso con cierta frecuencia por delante de la puerta principal de la sede de su pomposa Dirección General de la Cría Caballar de las Fuerzas Armadas. Está llena de basura y de pintadas enmarcando una bandera difícil de reconocer. Para estos casos, Don Gregorio Marañón en sus Ensayos Liberales al tratar de la importancia del gesto decía:


“EL CONTINENTE MATERIAL AHORMA EL CONTENIDO DEL ESPIRITU”

Salvador Zunzunegui Costas
Coronel de Caballería.

6 comentarios:

Gonzalo R-Colubi dijo...

Menudo articulazo el del Coronel Zunzunegui. Sin comentarios. Y menuda suerte la de la revista Pura Raza de poder contar con él para artículos y comentarios.
De todos es conocido que el Coronel es una autoridad en materia de Cría Caballar. Y de su gran bagaje cultural y no sólo en lo ecuestre.
Cuando digo de todos me refiero logicamente al mundo del caballo. Se excluye, por tanto, al Gerente a la Ministra y a sus inútiles adláteres

Ángel Cerdido Peñalver dijo...

Gracias Salvador, un fuerte abrazo.

Chevi Sr. dijo...

El jueves pasado, en la taberna de Chindra, nuestro Coronel Juan Valenzuela, sin pretenderlo, impartía doctrina. Entre otras cosas decía:
"Aquel que acepta un cargo sin las suficientes cualidades y conocimientos para desempeñarlo con dignidad, es un traidor".
Yo pensé que se refería a Fulanito, otro pensó que a Menganito, y un tercero a Zangnito; sin haber más opiniones, porque tres, y con él cuatro, formabamos la tertulia, nos dijo que los tres teníamos razón. Y no fue por contentarnos, que no es este el estilo de la vieja guardia.

Santi Z dijo...

El Coronel Zunzunegui termina el artículo con una frase que atribuye a Don Gregorio Marañón y que dice "El continente material ahorma el contenido del espíritu"; por eso el continente de sus artículos no podría ser otro que uno denominado "PURA RAZA". El Coronel Zunzunegui, mi Coronel, es un pura raza.

Gonzalo R-Colubi dijo...

Cuando en Enero de 1997 llegué destinado al "Alcántara" desde Écija, aproximadamente un mes después me llegó mi caballo asignado "Yaracuy". El día de su llegada a la Hípica melillense y debido a obras en la entrada del Club, para que el camión entrara varios usuarios tuvieron que mover su coche. Cuando el caballo ya estuvo en su cuadra, me acerqué a tomar una cerveza, o dos si son pequeñas, al bar.Un Coronel de EM me dijo que qué coñazo había dado mi "caballito" por lo que con una cierta vehemencia, y por supuesto educación, le expliqué lo que es para mí el CABALLO y lo que entendía era para él el "caballito". Dicho Coronel torció el gesto, me dió la sensación que pensó en vaya Comandante tan pedante o tan listillo, y ahí quedó la cosa.
Ya me hubiera gustado que me hubiera topado con otro Coronel. Llámese Zunzunegui, Cerdido, Valenzuela...u otros muchos Jefazos que quieren al CABALLO y que entienden y apoyan a quien quiere montar

Cristina Fdez. de Valderrama Alonso dijo...

Con más ilusión que medios, hace ahora nueve años emprendí la difícil tarea de criar caballos. Vi sin ser vista, pregunté, leí y sobre todo quise. Tenía un as en la manga, mi marido, del que, si siempre he valorado su conocimiento de caballos, hoy lo ratifico al ver quienes le enseñaron, Dominguez Manjón, Martínez de Vallejo, Zunzunegui,Centenera, Basail, Cerdido, y un largo etc. Así que le nombré mi asesor personal, he dicho asesor, yo no iba a gestionar, iba a criar (en este caso caballos).
Y a pesar de, como dice el maestro Zunzunegui, esta profunda crisis provocada por los políticos “ignorantes y rapaces”, no por culpa de los jubilados y los funcionarios, ni tampoco por los sufridos criadores; nosotros, los criadores sin medios, quitaremos la nieve, quitaremos los muertos, y haremos concurso (http://poetasmuertosjinetes.blogspot.com/search/label/Falta%20de%20medios.)

Vuestro trabajo no ha sido inútil.