Coged las rosas mientras podáis;
veloz el tiempo vuela.
La misma flor que hoy admiráis,
mañana estará muerta.




Aquí ponemos entradas de CABALLOS - CABALLERÍA o algo de interés excepcional para los POETAS.

AVISO LEGAL

De conformidad con lo establecido en el artículo 5º de la Ley Orgánica 15/1999 de 13 de diciembre de Protección de Datos de Carácter Personal, se informa que la publicación de los datos e imágenes contenidos en este Blog son responsabilidad de sus autores. Para ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición, pueden hacerlo en la siguiente dirección de correo electrónico: towara88@yahoo.es

http://avisolegaljinetes.blogspot.com.es/


14/7/09

Comandante Alfonso Romero Quintana





-



Hace poco llamé a Alfonso, Quinti para mi, y para muchos. Quería informarle de la comida que íbamos a tener en Alcalá. Me dijo que tenía a su mujer en la UCI por lo que obviamente no podría asistir.
Al poco tiempo me llamó un amigo común, y me dijo que Quinti había muerto.



-
Jesús Hernadez nos dice:

"Como me pides te envío notas sobre Quinti:
Alfonso Romero Quintana alias "Merenguito", natural de la Haba Badajoz.
Ingreso como voluntario en Jaén, al ascenso de Cabo 1º fue destinado al Regimiento de Caballería de Burgos, vino a examinarse a la Escuela de Aplicacion y Tiro y Equitación del Ejercito, siendo el más antiguo de los que ingresamos en esa promoción, fue nombrado Jefe de Tanda, quedándose en esta unidad donde estuvo hasta el 1979.
Después y hasta el 1981, fue destinado en practicas a la Yeguada Militar Marquina, Santander, donde ascendió a Sargento.
Posteriormente fue destinado a la Remonta, en Bravo Murillo, Madrid.
Al disolverse la unidad paso destinado a la UER, ascendió a Teniente en 1999 pasando a la reserva.
En el 2009 ascendió a Comandante.
Dio clases de equitación en la Remonta y en diversos Clubes, en la actualidad era el Profesor de tanda del Club Hípico Green Padookc.
Espero que te sirva,
Jesús Hdez.

Alfonso, hijo de Quinti, aclara:

"Un detalle de la biografía de Alfonso Romero Quintana, por si lo quereis cambiar. Mi padre ascendió a sargento en el 73 no en el 81. En ese último año llevaba ya destinado en Bravo Murillo bastante tiempo; concretamente estaba dirigiendo el envío de un cargamento de mulos a Málaga (creo que era a esa ciudad, al sur seguro) cuando le pilló lo del 23F.
Su paso por la yeguada de Santander ocurrió con bastante anterioridad a 1979. Lo sé seguro porque fue antes de nacer yo (noviembre de 1972) pero ya casado con mi madre que estuvo allí con él (la boda fue a finales de 1970), luego habría que datarlo en el 71. Creo recordar que estuvo un año en Santander.
El paso a la UER no tengo muy claro cuando fue (el año exacto, me refiero) pero sí que sé, como se cita en la biografía, que fue con ocasión de la disolución de la unidad (¿mediados de los 80?)"
Junto a,  Amancio Rubio, José M. Ochoa, Jesús Hernandez, Fernando Liñán, Paco Lucena, José L.Marquez, Felicísimo del Río, Paco Muñoz, Daniel del Olmo
perteneció a una promoción de Picadores mítica, tuvieron como profesores a Queipo, Rotondo, Vallejo, Guillén, Ansaldo, Quereda, Nardíz y Goróstegui, pero la mayor parte de los cuatro años que duró su curso, la pasaron con Queipo que para todos ellos se convirtió en leyenda.
Su fortaleza física no era como la de su espíritu, por eso Queipo le apodó "Merenguito", pero con su fuerza moral se gano el respeto y la admiración de sus compañeros y del mismo Queipo, al que como el resto de la promoción, idolatraba.
Quinti era uno de mis mejores amigos. También tuve la suerte, y el honor, de tenerlo como subordinado mucho tiempo. Estas dos condiciones hicieron que lo conociera bien. Como amigo solo tenía un problema, si te comparabas con él te sentías como una rata. Como subordinado, era la lealtad llevada a su máxima expresión. Si el chiste no tenía gracia, no se reía, y si te equivocabas, te lo decía; a ti, a otros no.


"Recuerdo su expresión impávida y taciturna cuando la Artillería enemiga abría claros en nuestros cuadros, y alrededor los compañeros se persignaban encomendándose a Cristo y a la Santísima Virgen, y de pronto les oías recordar las oraciones que habían aprendido de pequeños; y él murmuraba amen al tiempo que ellos, para que no se sintieran tan solos cuando caían al suelo y morían. Pero sus ojos oscuros e inocentes estaban atentos a las ondulantes filas de la caballería enemiga, al tiro de mosquetería que llegaba del terraplén de un dique, a las bombas humeantes que zizagueaban en el suelo antes de estallar en un relámpago que dejaba bien servido al diablo. Y ese amen no lo comprometía a nada, como podía verse en su mirada absorta, en su perfil aguileño de soldado viejo, atento sólo al monótono redoble del tambor en el centro del Tercio, redoble tan lento e impasible como el paso tranquilo de la infantería española y el latido sereno de su corazón. Porque a su Dios podía servirlo como a su rey: no tenía por qué amarlo, ni admirarlo siquiera. Mas por ser quien era, le otorgaba su respeto y lo acataba. Eso tenía de desconcertante: podía mostrar respeto hacía un Dios que no alcanzaba a comprender, batirse por una causa en la que no creía, brindar con un enemigo, o morir por un jefe al que despreciaba."
(Inspirado en unos párrafos de Limpieza de Sangre).

Así se comportaba Quinti en esta eterna batalla de la vida. Estaba orgulloso de ser lo que era, pero según me contaba, a mi personalmente, quería que su esposa le viera con estrellas de Oficial; otra consideraciones no le importaban tanto. Así que a petición suya, me tuve que pelear otra vez con "el Eusebio" y la pendiente balística para ayudarle a superar no se que curso, se que pidió más ayuda, lamento no recordar bien a quién.
Este amor a su mujer y la delicada situación en la que se encuentra, posiblemente hayan precipitado los acontecimientos.
Quinti nos has dejado, como es habitual nunca te dijimos lo que te queremos. Ahora lo sabes. Mientras tanto, como diría Julio, nosotros no hacemos más que retrasar un problema.

José V. Ruiz de Eguílaz y Mondría.
Coronel de Caballería.

28 comentarios:

GONZALO TEJADA dijo...

SIENTO MUCHO LA MUERTE DE "QUINTI".LE CONOCÍ EN LA UER Y HACE POCO ESTUVE CON ÉL EN LA DEHESA. SIEMPRE ME PARECIÓ UN SEÑOR Y MUY CARIÑOSO CON TODO EL MUNDO. ESPERO SABER LA FECHA DE SU FUNERAL PARA ASISTIR.

Paco Benítez dijo...

Dios lo tenga en su gloria, era un HOMBRE BUENO, y me acordare siempre de la noche que nos invito a cenar a su casa durante un campeonato militar, a Pate, a Paco Muñoz y a mi, que buen rato pasamos junto a su familia.

A tus ordenes mi Comandante.

Paco Benitez

Anónimo dijo...

DIOS LE TENGA EN LA GLORIA

Santi Z dijo...

Tuve la suerte de compartir destino con Alfonso durante algunos años en la antigua UER y firmo de la cruz a la fecha todo lo manifestado por el Chevi en este blog. Con Dios y nuestro Patrón Santiago.

Óscar Vidal dijo...

Yo soy de los de la Remonta (UER Sección 10 de agosto), un cuartel en pleno centro de Madrid (Bravo Murillo)con 3 escuadrones, unos 100caballos del ejercito, otros tanto de la "policia armada" y una granja en la que había vacas y cochinos belgas. Con 10 años los tres días que podías montar allí parecían muy, pero muy poco. Quintana, Pimentel, Vicente y Losada eran los profesores, los mejores que he tenido, y se puede tener. Tener la posibilidad de APRENDER DE VERDAD Y montar tantos caballos, tan buenos y tan diferentes ya no es posible en ningún sitio y eso que he estado en muchos picaderos en bastantes lugares de España. Tengo 43 años sigo montando, ahora más "acoj..." y con más lorzas que nunca, pero desde luego lo que me enseñaron mis profesores jamás me lo han podido repetir en ningún sitio; lo mismo estare más torpe, pero desde luego lo que aprendi no lo he vuelto a ver jamás (a mucho profesor con no se cuantos galopes le hubiera venido muy bien pasarse por la Remonta). A Quintana le recuerdo montado en un caballo de Tomás Puyol castaño con su tijerilla en el picadero de la remonta, al igual que me acuerdo de Pimentel encima del Cuco, un pedazo de alazán, con su doble rienda y con su pipa, ambos seguiran trabajando arriba y preparando el próximo 25 de julio junto al Apostol.

Un recuerdo para ambos y un abrazo muy fuerte a toda la gente de la caballería a lomo.

Santiago y cierra España, especialmente ahora.

P.D. Otro recuerdo para el Coronel Puche, jefe de mi padre, quien enterado en el año 1975 de que había montado un domingo en la Dehesa ordenó a mi padre, muy acertadamente, que me inscribierá en la Remonta para aprender a montar en "condiciones".

KIKE VARGAS dijo...

MIS MAS SENTIDAS CONDOLENCIAS A SU FAMILIA Y A TODOS LOS QUE LE CONOCIMOS A CABALLO Y APRENDIMOS ALGO DE EL COMO JINETE Y COMO PERSONA Y SENTIMOS SU PERDIDA.

Gonzalo R-Colubi dijo...

Alfonso: Que grandes recuerdos de la Remonta. Cuanto nos pudiste aguantar a los alumnos. Como nos lo pasábamos y nos reíamos. Que "talante" que se diría ahora. También se diría ahora que "estés donde estés" te recordaremos.Yo prefiero decir que estarás, y galoparás, por el cielo. Y te recordaremos.

Chevi Sr. dijo...

JUAN QUEIPO DE LLANO dice:

"No se como hacer para escribir en el blog. Si queiro decir públicamente que Alfonso Quintana ha sido y es para mi una persona ejemplar. He sido su alumno en un principio, su superior en otra fase de la vida, y sobre todo su amigo siempre. Cuando estube a su lado siempre me cuidó, me aconsejó con su experiencia y me fué fiel aún en las ocasiones en que no estaba de acuerdo conmigo. Fuimos colegas de lo bueno y de lo malo. Tenía una visión de la vida tan generosa que daba envidia. Quería a la gente, a los caballos y sobre todo a la vida. Siempre se van pronto los buenos, eso es así. Desde aquí un abrazo muy fuertre a su mujer y a sus hijos a los que me consta que quería profúndamente y de los que estaba muy orgulloso. Hemos perdido una buena persona."

Anónimo dijo...

Siento mucho la pérdida de Alfonso al que siempre recordaré como la buena persona que fue.

Rafa Tinahones

Beatriz Romero dijo...

Soy Beatriz, la hija de "Quinti", me ha emocionado a la vez que me ha puesto triste leer tan bellas palabras sobre mi padre. Sin duda un hombre EXPLENDIDO en el mejor sentido de la palabra.

Estos momentos son muy duros para nuestra familia porque hemos perdido a un pabre, un marido pero sobre todo a un hombre que vivió por y para su gente, esa gente éramos su familia y todos esos amigos que ahora le recuerdan y anhelan.

Quería daros a gracias a todos los los que nos habeis apoyado en estos momentos, pero sobretodo os agradezco el haber hecho feliz a mi padre, porque ahora es lo que nos queda, saber que fue un hombre feliz siempre rodeado buena gente.

Funeral supongo que haremos pero hasta que mi madre no se recupere del todo no, ya os lo comunicaremos.

"Te quiero papa, contigo se ha ido una parte de alma, cuidalá mientras nos esperas..."

Antonia Osorio Romero dijo...

Tube la gran suerte en esta vida, de tener a un primo-hermano tan maravilloso, tan buena persona con todo el mundo...Cuanto te estoy hechando de menos, los consejos tan buenos que siempre me davas tan acertados. Siempre estarás en mi memória. Eras único.

♥...TE QUIERO PRIMO...♥

Elena Romero Daza dijo...

¿Que podemos decir de Alfonso Romero Quintana?
Que fue maravilloso con todo el mundo. Un hombre muy humano, cuanto te estamos hechando de menos. Esos momentos tan felices que nos hacias pasar con tus bromas nunca se pueden olvidar. Ha sentido todo el mundo, aqui en su pueblo, LA HABA, su muerte. Que pena no volverte a ver más.

Tu tía Elena, y tus primos, Francisco y Eleni y família no te olvidarán ♥

Chevi Sr. dijo...

Profunda satisfacción al ver que la familia de Quinti por medio de este blog, puede verificar el gran respeto y cariño que le tiene su familia militar.
Esperamos noticias sobre el funeral, así como la pronta recuperación de la esposa de Quinti.

Anónimo dijo...

La familia del difunto Comandante EVCR Jose Maria Ochoa Mesanza, uno de sus mejores amigos y compañeros del curso de picadores de la UER, al que quería muchisimo, queremos dar el pesame a la familia.
Se que ahora estaréis los dos ahí arriba juntos, haciendo vuestras gamberradas y haciendo rabiar a vuestro querido maestro Queipo.
Hemos sentido muchisimo no haber podido ir al funeral ya que nos hemos enterado por mediacion de "Chindra" en el Concurso de Burgos.
Todavia recuerdo cuando te llamé por telefono para darte la noticia del accidente de mi padre y te pusiste a llorar diciendome "ay mi ochoita pequeña, que pena mas grande, pero no te preocupes, ha muerto haciendo lo que mas le gustaba, lo que era su vida, ha muerto como los de caballería, con las botas puestas".
Te queremos muchisimo, y espero que desde ahi, donde esteis, nos cuideis a los que todavia estamos aqui, un besazo muy fuerte....

de Ascension Arnaiz y Maria Soledad Ochoa.

P.D. Tenemos muchas fotos de esa epoca de ese famoso curso, y de cuando mi padre era el entrenador de Juan Queipo, Alfonso Queipo, Santiago Perez de Seoane......, que en cuanto tengamos un ratito las iremos poniendo para que todo el mundo las pueda recordar, por cierto la foto que sale de juveniles, montando ellos a caballo, mi padre se apostó el bigote a que no ganaban y de regalo al ganar le dieron un bigote postizo.

Elias y Josefa dijo...

En nombre de nuestra familia damos nuestro mas sentido pésame a la familia de nuestro querido primo. ALFONSO ROMERO QUINTANA siempre te recordaremos como una gran persona , sobre todo porque siempre fuiste un buen hijo, padre y esposo y sobre todo el mejor primo. NUNCA TE OLVIDAREMOS SIEMPRE VIVIRAS EN NUESTROS CORAZONES. DESCANSA EN PAZ.

Sus primos, Elias, Josefa, MªJosé, su marido y su niña Fatima que tanto adorabas.

Carmen Romero Quintana dijo...

Mi hermano esta muerto
pero no su recuerdo
a muerto su cuerpo
pero no su valor

lo metiron bajo tierra
por que no palpitaba su corazón
más no tubieron encuenta
que el es mi razón

la tristeza me invade
y me pesa el corazón
pues el sigue en mi mente
y con toda su razón
pues lo quiero
aunque ahora es diferente
pues el esta en el cielo
y yo aferrada a la oración

me duelen los ojos de tanto llorar
y mi alma se quiere escapar
de esta pesadilla no quiere parar
pero no es una pesadilla
es la purita verdad
mi hermano esta muerto
y yo no lo voy a poder olvidar.

Tu hermana Carmen Romero Quintana.
♥TE QUIERO HERMANÍTO MÍO♥

Beatriz Romero dijo...

Hola Amigos!!

Mi madre ya está muy recuperada por lo que os informo que ya tenemos fecha para celebrar el funeral por el alma de mi querido padre.

Será el día 16 de Octubre a las 20:15 en:

Iglesia Parroquial "Virgen Madre" C. Pedroches S/N
28915- Zarzaquemada - Leganés
Madrid.

Un Abrazo,

Beatriz Romero

manuela romero sanchez dijo...

tuve la suerte de tener un primo como tu que siempre tenias esas ganas de vivir pero la vida te jugo una mala pasada te fuistes en silenci y dejastes aqui ha mucha gente de tu familia y amigos conpañeros que te querian de verdad yo te tengo en mi corazon por todo tu alegria y tu fidelidad con todos te deseo que donde estes estes feliz te quiero
manuela romero sanchez

ALFONSO L. ROMERO dijo...

Hoy, día 2 de julio, hace un año que falleció mi padre. Desde entonces no ha pasado un día que no me haya acordado una y otra vez de él. Un año ya sin verte, el primero de tantos... Como se te echa de menos.
Te quiero, papá. Esperanos en paz y no te olvides de cuidar del Lelete que allá arriba sólo te tiene a ti.

One North dijo...

Tengo 44 años y soy uno de tantos jóvenes que aprendimos a montar en la UER con el Sargento y Brigada Alfonso R. Quintana. Años 81, 82... Recuerdo perfectamente la ilusión con que ensillábamos el caballo que Alfonso nos asignaba a primera hora de la mañana....Empezamos con caballos de la sexta cuadra, (el "Noruego"...) aunque después tuvimos ocasión de montar hasta los caballos de los alumnos del curso ecuestre: Naviero., Jordano, Monitor... Horas y horas de afición, que recuerdo con mucho cariño. Me uno al recuerdo de tantas personas. Una oración por Alfonso. Y un abrazo que espero le llegue al cielo.
José María Merino, hijo del Col. Basílides Merino Santos, de la VI Promoción de Caballería.

Chevi Sr. dijo...

Jose María, un abrazo muy fuerte. Tu padre fue mi Jefe en la UER, como bien sabes, un excelente Jefe y mejor persona.

Gabino dijo...

Dios lo acoja en su Misericordia.Serví al entonces brigada Quintana en el 3º escuadrón de la UER en el 82.Le recuerdo como una buena persona.

Beatriz Romero dijo...

Ya han pasado más de 2 años y medio desde que te fuiste y aún te recuerdo cada día. Mi vida sin tí ha sido muy difícil, pero gracias a todos los valores que me inculcaste, he sabido sobrellevarla.
Y ahora por fin, estoy viendo la luz. Tu legado me da energía, me orienta y ahora es mi modelo a seguir. Por fin ahora lucho por lo que siempre he querido y te lo debo a ti. Te quiero mucho, papa.

***Aeternitas Numismatics*** dijo...

Hola Papá

Recordarte que estás siempre en mi corazón. Tengo muchas cosas que contarte pero habrá que esperar un poco. Entretanto sigue cuidando de nosotros desde el cielo.
Te quiero.

***Aeternitas Numismatics*** dijo...

Un detalle de la biografía de Alfonso Romero Quintana, por si lo quereis cambiar. Mi padre ascendió a sargento en el 73 no en el 81. En ese último año llevaba ya destinado en Bravo Murillo bastante tiempo; concretamente estaba dirigiendo el envío de un cargamento de mulos a Málaga (creo que era a esa ciudad, al sur seguro) cuando le pilló lo del 23F.
Su paso por la yeguada de Santander ocurrió con bastante anterioridad a 1979. Lo sé seguro porque fue antes de nacer yo (noviembre de 1972) pero ya casado con mi madre que estuvo allí con él (la boda fue a finales de 1970), luego habría que datarlo en el 71. Creo recordar que estuvo un año en Santander.
El paso a la UER no tengo muy claro cuando fue (el año exacto, me refiero) pero sí que sé, como se cita en la biografía, que fue con ocasión de la disolución de la unidad (¿mediados de los 80?)

Anónimo dijo...

Siento, sinceramente la pérdida del militar y hombre, humano, cercano, modesto y siempre respetuoso en el trato con sus inferiores en grado y sus iguales, nunca adulador de superiores y amigo de todos.
Lo conocí en mi paso por Bravo Murillo 317, siendo capitán del 2º escuadrón, D. Antonio García Benavides, en 1977.
El sargento quintana era muy querido por la tropa. No en vano, cuando le tocaba el mes de cocina, comíamos mejor que los clientes del Meliá Castilla.
Mis consideraciones y mi recuerdo.
Pedro García Llosa.

Beatriz Romero dijo...

Hoy ha sido el aniversario de la muerte de mi padre. Ya han pasado 4 años desde que se fue. 4 años de añoranza y se que habrá muchos más... 4 años haciendo lectura de sus enseñanzas, honrando su memoria y recordando tantas experiencias vividas. 4 años deseando volver a verle aunque fuera sólo una vez para poder despedirme y queriendole como solo puede querer a las personas buenas.

Alfonso L. Romero dijo...

Te quiero mucho, papa.
Nunca te olvido.