Coged las rosas mientras podáis;
veloz el tiempo vuela.
La misma flor que hoy admiráis,
mañana estará muerta.




Aquí ponemos entradas de CABALLOS - CABALLERÍA o algo de interés excepcional para los POETAS.

AVISO LEGAL

De conformidad con lo establecido en el artículo 5º de la Ley Orgánica 15/1999 de 13 de diciembre de Protección de Datos de Carácter Personal, se informa que la publicación de los datos e imágenes contenidos en este Blog son responsabilidad de sus autores. Para ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición, pueden hacerlo en la siguiente dirección de correo electrónico: towara88@yahoo.es

http://avisolegaljinetes.blogspot.com.es/


19/6/09

Charoska

LA CHAROSKA EN EL REGIMIENTO FARNESIO
(Info y fotos sacadas del Rgto Farnesio 12)



El Regimiento de Caballería Ligero Acorazado Farnesio Nº 12, no sólo es único y singular dentro de su Arma por ser el regimiento de Caballería más antiguo de España, lo es también por el ambiente de camaradería de todos sus componentes, sean jinetes o no. Pero otro motivo y si se me permite, bastante singular, es la ceremonia de bienvenida que los componentes del regimiento dispensan a los oficiales y suboficiales que se incorporan a la Unidad. Esta ceremonia que tiene un origen ruso y exclusiva de este regimiento en sus comienzos, es la que se conoce como la charoska.

Para explicar el motivo de un rito ruso en el Regimiento Farnesio, es necesario que nos remontemos al año 1908, el 25 de enero de ese año Alfonso XIII nombra Coronel Honorario del Regimiento Lanceros de Farnesio, quinto de Caballería, a Su Majestad el Emperador de Rusia, Nicolás II. El motivo de este nombramiento era que Alfonso XIII quería dar un relevante y distinguido testimonio de amistad y afectuosa consideración al Zar.
En respuesta a esta muestra de amistad por parte de Alfonso XIII, el Zar Nicolás II, envió en representación a un oficial de su Ejército, quien hizo entrega en el acuartelamiento del Regimiento Farnesio de un retrato del Zar y de un álbum fotográfico del Regimiento de Olviopol, 7º de Ulanos, del que el Rey Alfonso XIII era Coronel Honorario.
Asimismo, el Regimiento recibe un recipiente de plata ricamente adornado en forma de porta botellas o sopera, obsequios todos ellos del Emperador ruso.

El término ruso que designa a este recipiente es ЦАРСКАЯ ЧАРОЧКА – cuya pronunciación aproximada es tsárscaia chárachca-, que significa la tacita del Zar, o la tacita imperial.
Ya sabemos que charoska es el recipiente en forma de porta botellas que el Zar Nicolás II regaló al Regimiento Farnesio. Sin embargo, el término también se utiliza para designar la ceremonia de recepción a esta Unidad. La descripción de en que consiste nos viene comentada por Salvador García de Pruneda en el libro La soledad de Alcuneza”.

“Era la charoska una especie de rito militar del antiguo Ejército ruso, con el que se honraba al jefe y se recibía en el seno del regimiento al nuevo oficial. Nos la habían enseñado los de los escuadrones de rusos blancos, con los que habíamos combatido en la Sierra de Albarracín, y adaptado al modo hispánico.
Colocábanse los oficiales en hilera por orden de antigüedad, apoyando cada uno de los brazos en los hombros del que tenía delante. El más antiguo, que encabezaba la hilera, sostenía en un plato vuelto del revés un vaso lleno de vino, de aguardiente o de lo que fuera, con tal que fuese fuerte, y avanzando la columna, cantando a coro una canción que empezaba diciendo: “Aquí te ofrecemos vino y alegría”, llegaba a la altura del recipiendario, que esperaba firmes, en cuya posición debía beberse el vaso de un trago.”
Esta costumbre se perdió al finalizar la guerra civil, y no se volvió a recuperar hasta 1976, por iniciativa del comandante D. Alfonso Queipo de Llano y Acuña, destinado por aquel entonces en el que se denominaba Regimiento Acorazado de Caballería Farnesio nº 12.

La forma en que actualmente se realiza la ceremonia de la charoska difiere en algún aspecto de la arriba mencionada, los participantes no se colocan en fila sino en círculo, pero la mayor novedad y es aquí donde se denota la nostalgia del jinete del Arma de Caballería, es que el oficial o suboficial que llega al Regimiento Farnesio no la recibe en posición de firmes, sino que lo hace sentado en una silla de montar. La canción que se entona dice así:

“Soy un caballero noble y español.
Vengo a ofrecerte vino y alegría,
como buen soldado de Caballería.
Toma esta Charoska y bebe hasta el final.
Bébela (o “pínala”), bébela, bébela…”.
(Ubicación actual de la Charoska)

2 comentarios:

Gonzalo R-Colubi dijo...

Creo que Javier Vidal y Santi Zerolo, para enriquecer el artículo y si es que se acuerdan, deberían relacionar los brebajes y "otros" líquidos y sólidos que se echaban a la Charoska.

Santi Z dijo...

Como ya hubo una entrada anterior, sobre este mismo tema, publicada por Gonzalo, ahora completada por Chevi Jr., copio lo que ya dije entonces sobre la Charoska:

"Gonzalo ¡Eres un fenómeno! Propondré que se te nombre garante y custodio de la memoria histórica (de esta, la de verdad). Después de 3 años de continuas charoscas te diré que, en alguna de ellas, si alguien hubiera estado en condiciones de recordar la mezcla realizada, esta hubiera entrado por la puerta grande en el libro de los mejores cócteles. De otras mejor no hablar. Por cierto, el recipiente original del que adjuntas imagen sigue en el actual Regimiento Farnesio."