Coged las rosas mientras podáis;
veloz el tiempo vuela.
La misma flor que hoy admiráis,
mañana estará muerta.




Aquí ponemos entradas de CABALLOS - CABALLERÍA o algo de interés excepcional para los POETAS.

AVISO LEGAL

De conformidad con lo establecido en el artículo 5º de la Ley Orgánica 15/1999 de 13 de diciembre de Protección de Datos de Carácter Personal, se informa que la publicación de los datos e imágenes contenidos en este Blog son responsabilidad de sus autores. Para ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición, pueden hacerlo en la siguiente dirección de correo electrónico: towara88@yahoo.es

http://avisolegaljinetes.blogspot.com.es/


10/4/09

LA ESCUELA DE EQUITACIÓN MILITAR

LA ESCUELA DE EQUITACIÓN MILITAR
Del folleto editado, en su día, por la UER “Resumen Histórico de la Unidad de Equitación y Remonta”, y del “Breve resumen del Historial, hasta 1956, de la Escuela de Aplicación de Caballería y Equitación del Ejército” que muchos conoceréis.







Un 10 de Abril…
Bajo el reinado de S. M. el Rey D. Alfonso XII y por una Real Orden de 10 de Abril de 1876, se establece la Escuela de Equitación Militar en Valladolid, conjuntada con la Academia de Caballería, una vez resuelta la Tercera Guerra Carlista.

El primer Reglamento de la Escuela de Equitación Militar se aprobó por una Real Orden de 14 de agosto de 1882. Dice así su primer artículo: ”La Escuela de Equitación tiene por objeto difundir los conocimientos ecuestres en las filas del Ejército, siendo el Centro donde se irradie la instrucción que sus alumnos reciban; crear Oficiales profesores en arte tan importante; nutrir a los Cuerpos montados de los profesores que necesiten, y dotar a los Regimientos, Escuadrones y Baterías del número de desbravadores suficiente para atender, como ayudantes, a todas las eventualidades que puedan prestarse a la corrección de caballos resabiados y la doma de potros”

La Real Orden de 18 de Diciembre de 1884 fija la dependencia de la Escuela de Equitación del Coronel Director de la Academia del Arma.

Firmada por S.M. el Rey D. Alfonso XIII, la Real Orden de 3 de diciembre de 1902 separa las dos Escuelas y ordena el traslado de la de Equitación a Madrid, instalándose en la actual calle de Mártires de Alcalá-Santa Cruz de Marcenado, locales que hoy ocupa la Escuela de Guerra, y la enseñanza se regulariza, estando dirigida por el Teniente Coronel D. Juan Valdés Rubio.

Los Tenientes D. Gregorio García Astrain y D. Federico García Balmori, tras acudir a cursos de equitación en Pinerolo y Tor de Quinto, en Italia, implantan la enseñanza de equitación por el salto, al estilo de Federico Caprilli, que se bautizó como “Equitación natural”.

En 1913 se edita el primer Reglamento de Equitación Militar, con carácter provisional, y en 1914, el de Monturas y Equinos.

El 19 de noviembre de 1920 se aprueba el Reglamento para el régimen de la Escuela de equitación Militar. Cuatro años más tarde (7-XII-24) muere en combate el famoso autor de “El noble bruto y sus amigos”, el Capitán D. Adolfo Botín Polanco.

Por una Real Orden de 13 de diciembre de 1926, se traslada la Escuela a Campamento.

El año siguiente, 1927, se hace famoso el descenso de las “cortaduras de la Zarzuela”, encabezando la tanda de alumnos del Curso Ecuestre el Capitán profesor Marqués de los Trujillos y su ayudante el Teniente D. Antonio Álvarez Osorio.

En 1928, el Equipo Español de Saltos de Obstáculos, integrado solamente por militares, triunfa en los Juegos Olímpicos de Ámsterdam, obteniendo la Medalla de Oro. Los profesores Capitán Marqués de los Trujillos sobre “Zalamero”, Capitán D. Julio García Fernández sobre “Revistada” y Capitán D. José Navarro Morenés sobre “Zapatazo”, fueron los que hicieron ondear la Bandera de España en el mástil de honor de tan magno certamen.

El 24 de noviembre de 1934 cesa la denominación de Escuela de Equitación Militar, pasando a ser Escuela de Aplicación de Caballería y Equitación del Ejército, permaneciendo ubicada en el mismo acuartelamiento de Campamento.





El 18 de julio de 1936 se interrumpen las actividades de la Escuela como consecuencia de la Guerra Civil, restableciéndose en 1940, por una Orden de 5 de Julio.

1948 es año de actividad hípica: se crea el Distintivo de “Profesor de Escuela de Equitación”, se edita el Reglamento de Concursos Hípicos, se aprueba el Reglamento de Equitación Militar y, como culminación del año, un equipo militar obtiene la Medalla de Plata en los Juegos Olímpicos de Londres. El equipo estaba integrado por el Teniente Coronel D: José Navarro Morenés sobre el famoso “Quorum”, el Comandante D. Marcelino Gavilán y Ponce de León sobre “Forajido” y el Comandante D. Jaime García Cruz sobre “Bizarro”. En la clasificación individual, el Comandante García Cruz fue quinto. En Concurso Completo de Equitación, el Comandante D. Joaquín Nogueras Márquez estuvo quinto.



También en 1948, en Bilbao, el Capitán D. Francisco Maestre Salinas bate el récord del mundo de longitud con “Faun”, dejándolo en /,80 m; y el mismo día el Comandante Nogueras Márquez con “Balcamo” salta 8m, batiendo el récord poco antes establecido.

Dos años más tarde, en 1950, el mismo Comandante Nogueras Márquez, también en Bilbao, lo bate nuevamente, con un salto de 8,20 m. Ya en 1951, el Comandante D. Fernando López del Hierro con “Amado Mío” establece nuevo récord con 8,30 m.

En 1969 se celebra la Primera Semana Internacional de equitación Militar del CISM en Viena, y es el Capitán D. Enrique Martínez de Vallejo y Manglano quien obtiene la Medalla de Oro en Saltos de Obstáculos.

La Orden de 14 de mayo de 1974 dispone la fusión en Valladolid de la Escuela de Aplicación de Caballería con la Academia del Arma, quedando la Sección de Equitación en el mismo acuartelamiento, pero fusionándose con el Depósito Central de Remonta, denominándose Unidad de Equitación y Remonta; todo ello regulado por la IG 174/208 del Jefe de Estado Mayor Central y la IG 175/213 de 20 de mayo de 1975.





La Orden de 14 de Marzo de 1976 aprueba el nuevo Reglamento de Equitación Militar en el cual se introducen algunas modificaciones.

La Orden Ministerial de 30 de septiembre de 1982 determina la nueva dependencia del Servicio de Remonta, adscribiéndolo en la Dirección de Apoyo al Personal del MASAL, quedando por tanto la UER, desligada de la Jefatura de Cría Caballar.

En Octubre de 1986 se celebró la VI semana Internacional de Equitación Militar en la UER con la participación de los equipos de diez Naciones y con un rotundo éxito español: Medallas de Oro individual en Completo para el Teniente Centenera y en Doma para el Teniente Coronel Rodríguez de Llera. Por equipos el mismo metal en la competición de saltos (Capitanes Andrés Moya, Pérez-Seoane, García Barona y Teniente Villalón) así como en CCE (Capitanes Argüelles, Engo, Copé y Teniente Centenera)

Por OM 43/1994 de 27 de Abril, se regula el funcionamiento de la Escuela Militar Ecuestre (EME). En BOD 114 de 12 de Junio de 2002 y por OM 131/2002 de 11 de Junio se establece la Estructura Orgánica y Despliegue del Servicio de Cría Caballar y Remonta. Por último, por OM de 9 de Octubre de 2006 (BOD 197) la EME es trasladada a Garrapinillos (Zaragoza), donde permanece en la actualidad.



Gonzalo R. Colubi Balmaseda






2 comentarios:

Fon Herrera dijo...

HOla...he descubierto por casualida dtu blog y me gustaría trastaladarte una pregunta...en la Escuela de Equitación que equivalenvia en rangis muilitares tenian los puestos de profesor?...tengo un ilsutre antepasado que fue tercer profesir de equitación en Villaviciosa y despues en la guardia Real ( estamos hablando de finales del siglo XIX) y nunca he tenido claro cual era su escalafón dentro del ejercito, dado que siempre se le menciona con honores pero como "tercer profesor"

BALLESTEROS dijo...

En el año 1960 tuve la suerte de ser admitido como voluntario en la Escuela de Aplicación de caballería Y Equitación del Ejercito, cuando se encontraba en Campamento Madrid. Es digno de mencionar con que mimo, higiene y alimentación se trataba a la gran cantidad de caballos que llenaban las prolongadas cuadras. Como digno de ver era cuando en fila india salían en dirección de la Venta las Rubias, jinetes y caballos, para practicar equitación. Allí, conocí a Goyoaga, capitán Martines Vallejo, teniente coronel Andujar, capitán Copé Ontiveros y el alférez Pérez Gonzalez, que destacaban en el especialidad de salto de obstaculos.