Coged las rosas mientras podáis;
veloz el tiempo vuela.
La misma flor que hoy admiráis,
mañana estará muerta.




Aquí ponemos entradas de CABALLOS - CABALLERÍA o algo de interés excepcional para los POETAS.

AVISO LEGAL

De conformidad con lo establecido en el artículo 5º de la Ley Orgánica 15/1999 de 13 de diciembre de Protección de Datos de Carácter Personal, se informa que la publicación de los datos e imágenes contenidos en este Blog son responsabilidad de sus autores. Para ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición, pueden hacerlo en la siguiente dirección de correo electrónico: towara88@yahoo.es

http://avisolegaljinetes.blogspot.com.es/


19/1/09

Más Ramón Muñoz (Padre)

No quiero aburrir a la audiencia con documentos gráficos de mi Padre, pero estas tres fotografías me han parecido simpáticas y quería enseñarlas.

También corrió en el hipódromo. Aquí le vemos con "Foranto", el 8 de abril de 1951, corriendo el Premio Manteau de Cour de vallas.



Y aquí, con el mismo "Foranto", ganando el Premio Vicente Marquina en el hipódromo de La Zarzuela el 3 de junio de 1951.



En ésta, en cambio, podemos ver al Sobrino mandando un Escuadrón de Lanceros a punto de salir del cuartel del Conde-Duque para dar escolta en una presentación de credenciales en febrero de 1958. Lo mejor del caso es que va montado en "Ojalora", caballo con el que ganó al año siguiente el Gran Premio de Granada y con el que hicieron sus primeros pinitos en concurso hípico Luis Alvarez Cervera y Pepe Arango. Vamos, un caballo polivalente.

3 comentarios:

Santi Z dijo...

Perdona mi ignorancia Ramón, pero en la segunda foto me parece ver a tu padre corriendo en el hipódromo de uniforme. ¿Es así? ¿Se corría de uniforme en esa época?

Marchito dijo...

Santi si va de uniforme, estoy pendiente de recuperar unas fotos entre las que hay una de Ordovás corriendo vallas, con uniforme y gorra de plato.

Anónimo dijo...

Qué bonito! era una España en la que competir de uniforme, con el uniforme del Ejército Español, ni avergonzaba ni alimentaba sentimientos bastardos de "competencia desleal".
(El anónimo sigue siendo Carlos)