Coged las rosas mientras podáis;
veloz el tiempo vuela.
La misma flor que hoy admiráis,
mañana estará muerta.




Aquí ponemos entradas de CABALLOS - CABALLERÍA o algo de interés excepcional para los POETAS.

AVISO LEGAL

De conformidad con lo establecido en el artículo 5º de la Ley Orgánica 15/1999 de 13 de diciembre de Protección de Datos de Carácter Personal, se informa que la publicación de los datos e imágenes contenidos en este Blog son responsabilidad de sus autores. Para ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición, pueden hacerlo en la siguiente dirección de correo electrónico: towara88@yahoo.es

http://avisolegaljinetes.blogspot.com.es/


28/8/16

CIEN Y CIENTOS






















Puede que ya hayamos hablado en otras ocasiones de Cenicientos, pero es que la cosa da de sí.




Habiendo acudido representantes de todas las villas del Reino de Toledo a esta Capital en requerimiento del Rey con el fin de allegar armas necesarias para emprender incursiones que en tierra de moros se hicieron durante la Reconquista, fue preguntando el representante Real a cada representante de las Villas, con cuantas lanzas podrán acudir en ayuda del Rey, y al llegar al nuestro le preguntó si podrían aportar cien lanzas, y este estirándose contestó:

"CON CIEN Y CIENTOS PUEDE CONTAR SU MAJESTAD"







Nos dirigimos a la Hectárea...










 La ganadera recoge unos higos por el camino para las Yeguas. 


















Cenicientos es tierra de muchas cosas, Toros, Vinos....y también de Higueras.























La sombra es un bien preciado.


















Curra de Vale, dueña y señora de la Hectárea.






Hadita de Vale nació en la Hectárea que alterna con la Verguería.













Midee, Idee, y Hadita comen sin discutir.






Curra prefiere hacerlo sola, vigilada por Hadita, con la indiferencia de Midee y la ausencia de Idee, que cansada se ha ido a pastar librándose un rato de su hija.







Blessi, fiel compañera en mis días de Cenicientos, y constante guardiana de un sitio donde no hay nada que robar más que Caballos y el cariño puesto en ellos.



Las Yeguas están bien, Idee parece no tener problemas con su nuevo embarazo, todas comen, yo estoy bien.



Chevi sr.

24/8/16

CRONICA DEL CAMINO DEL NORTE (2016)





  CRONICA DEL CAMINO DEL NORTE
(Por Santi Zerolo)



27 de Julio de 2016 – 4 de Agosto de 2016

RIBADEO – SANTIAGO de COMPOSTELA







 
CRONICA DEL CAMINO DEL NORTE (2016)
ULTREIA!!!


27 de Julio de 2016 MADRID – RIBADEO

Dejamos Madrid en un día que ya comienza muy caluroso. Atravesamos la árida estepa castellana para adentrarnos en la rica y productiva comarca berciana hasta que finalmente alcanzamos el curso del rio EO cruzándolo varias veces para pisar ora Asturias tierra de reconquista ora Galicia de forma continuada y sucesiva a lo largo de una carretera tortuosa y bellísima, los frondosos arbustos de hortensias nos acercan a nuestro destino, Ribadeo, allá donde España limita al norte con la mar cantábrica dibujando una batalla infinita entre el verde fértil de la tierra y el azul del mar inmenso. Los restos de esta batalla secular salpican la costa de imponentes acantilados labrados durante siglos por la fuerza erosiva de las olas e impresionantes playas que acogen en forma de arena los restos del combate. Mientras disfrutamos de tanta belleza, nuestros caballos descansan en un magnífico prado fecundo en jugosos pastos.


28 de Julio de 2016 Primera Posta: RIBADEO – LOURENZÁ

El graznido de las gaviotas nos despierta a la hora en que debemos prepararnos para partir. Lo
scaballos dispersos en el enorme prado acuden rápidamente a la llamada del pienso, ajenos a la dura
jornada que les espera. Pronto estamos en camino, una pronunciada pendiente nos aleja del mar cantábrico que nos muestra sus últimas e impresionantes vistas. La línea de costa Galaico-Astur parece dibujada sobre el azul del mar, salpicada de pequeñas villas y hermosas playas. Ya no lo volveremos a ver, la montaña será a partir de ahora nuestra compañera de viaje. La dureza de la ascensión al monte Mondigo, desde el nivel del mar a 570 metros en pocos kilómetros, es impresionante obligándonos a realizar una primera parada en Vilela apenas a una hora de la partida. Así será el resto de la etapa endurecida aún más por la presencia permanente del asfalto, nuestro peor enemigo en este camino. Continuas pendientes arriba y abajo hacen que los caballos abandonen pronto sus juegos y alegrías del inicio para entregarse al esfuerzo que ya perciben.



Continuamos realizando sucesivas paradas de descanso, tras Vilela, Villamartín, Gondán y San Xusto antes de llegar a Lourenzá exhaustos para contemplar la belleza del Monasterio de San Salvador. 





Los caballos descansan en un mercado de ganado no tan felices como en el magnífico prado del día anterior. Los peregrinos, gente de a caballo, atienden con esmero al ganado antes de entregarse al descanso propio cediendo al cansancio de la primera posta.









29 de Julio de 2016 Segunda Posta: LOURENZÁ - GONTAN

Amanece en Vilanova de Lourenzá, hoy no hay graznido ni trino que pueda con nuestro sueño. Los caballos han descansado bien y comienzan la posta sin alegrías ni extraños, parecen apercibidos de su cometido y no regalan esfuerzos estériles. Es una etapa en continuo ascenso hacia Mondoñedo
cruzando continuamente parajes de inusitada belleza, tras cada curva nos sorprende un paisaje aún más bonito que el anterior, frondosos bosques de castaños, hayedos y el invasor eucalipto, carballeiras de roble y el omnipresente toxo a lo largo del Camiño da Brea o Camino del Viento del Norte. Aunque sigue abundando el asfalto resulta ahora  más cómodo, menos resbaladizo y con menos tráfico siendo este además muy generoso a nuestro paso, apartándose a la cuneta e incluso apagando sus motores. Cruzar Mondoñedo es todo un espectáculo y la vista de su Catedral impresionante.


Tiempo y fatiga adelante llegamos al puerto de Lousada, una aldea de doce vecinos que se vuelcan con nosotros ofreciéndonos chorizo, queso y pan elaborado por ellos mismos. Los sedientos caballos abrevan en baldes que aportan los vecinos en número suficiente para que no tengan que esperar, la ausencia de abrevaderos a lo largo de toda la etapa obtiene ahora recompensa.









Pocos kilómetros después alcanzamos la meseta dando por finalizadas las grandes pendientes para el resto del camino, algunos pasos de carretera peligrosos y alcanzamos el final de etapa en Gontán donde nos ceden de nuevo el mercado de ganado para alojar a
nuestros caballos.






















30 de Julio de 2016 Tercera Posta: GONTAN - VILALBA

Despertamos en Mondoñedo hasta donde retrocedimos para encontrar nuestro alojamiento.











En cuanto estamos preparados nos dirigimos a Gontán, abrevamos y ofrecemos pienso a
 



nuestros caballos, el día amanece lluvioso aunque posteriormente cambiará. Salimos siguiendo la carretera nacional hacia Vilalba y debido a la insuficiente señalización hacemos algunos kilómetros más por dicha carretera soportando un tráfico mucho más denso y menos respetuoso que los días anteriores lo cual genera algunas situaciones de riesgo que sirven para asombrarnos con la pericia, agilidad, valor y reflejos de la más curtida de nuestras amazonas cuya yegua es sin duda el animal más complicado y difícil de todo el grupo. Fuera de ello la etapa no entraña ninguna dificultad y discurre por terreno prácticamente llano como bien indica el propio nombre de la comarca de la Tierra Chá. Cruzamos dos puentes medievales sobre los ríos Arnela y Batán. Comemos en Touzas para incorporar a nuestras vivencias otro de los grandes momentos del camino, unos inmejorables huevos fritos con cachelos. Alcanzamos Vilalba tierra de quesos y pollos de campo (capones), encontramos alojamiento para el ganado en el propio albergue de peregrinos. Cada vez son menos las oportunidades que los caballos conceden al sobresalto, aprenden rápido y situaciones otrora difíciles como el cruce con reses libres en paso estrecho son ahora una anécdota cotidiana.







31 de Julio de 2016 Cuarta Posta: VILALBA - BAAMONDE

Amanece en Vilalba, es Domingo y el pueblo tarda en despertar, los peregrinos no. Después de atender a los caballos y prevenir dolores y rozaduras que comienzan a aparecer iniciamos la etapa debiendo cruzar 




todo el pueblo por su vía principal sin que los vecinos den muestras de desagrado alguno a pesar de las interrupciones de tráfico que involuntariamente provocamos. Tras algunos resbalones en el asfalto cruzamos el río Labrada cuyo curso habremos de seguir durante gran parte de la jornada. Pequeñas aldeas de 

















cuatro o cinco casas salpican y amenizan el recorrido. En un momento dado el camino desaparece y las señales parecen indicar que hay que salvar un pequeño obstáculo de más de un metro desde el asfalto, en ese momento el más veterano de 

















los peregrinos no duda, mete la pierna y en un instante salva el obstáculo, en pocos segundos todos le seguimos para adentrarnos en una carballeira inexpugnable en la que avanzar no resulta posible volviendo sobre nuestros pasos y venciendo de nuevo el obstáculo en sentido contrario con la dificultad añadida de caer sobre el asfalto. Los caballos confían en la mano que les guía y los peregrinos ya están preparados para la batalla, todos a una.

Encontramos el camino correcto y continuamos sin más percances hasta que en un lugar insospechado, en medio de unos prados sin construcciones alrededor los vecinos de la parroquia de Insúa celebran la festividad de San Ramón Nonato, música, baile, parrillada y vino. Nos sumamos a la fiesta sin dudarlo al encontrar lugar adecuado para el descanso del ganado, algunos de los peregrinos y peregrinas aprovechan la ocasión para mostrarnos a todos sus dotes para la danza, sorprendente toque de caderas de uno de ellos, en gesto rápido y sutil,  que se convierte en otra imagen imborrable de esta aventura.





A partir de entonces el río Ladra toma el relevo del Labrada ofreciéndonos estampas inolvidables en alguno de sus recodos entre abedules, pasamos posteriormente cerca de Fonte das Verrugas donde dice la creencia popular que bebiendo de estas aguas sanarán las verrugas de la piel. Así llegamos a Baamonde donde el camino discurre en tramo compartido con la carretera nacional y la vía férrea. Nos ceden amablemente un prado para el reposo de los animales y tras atenderlos debidamente damos por finalizada esta etapa.














1 de Agosto de 2016 Quinta Posta: BAAMONDE – SOBRADO dos MONXES















El paso próximo del ferrocarril nos despierta en Baamonde, los caballos han descansado bien en el prado cedido por el propietario del albergue en que nos alojamos. 



 Preparamos equipos para el día más largo y pronto iniciamos la marcha que discurre junto a la vía y el río Parga. Resultará una dura, muy dura jornada de nuevo con mucho asfalto, lo que provoca algunas situaciones de riesgo que culminan con una costalada de la yegua más difícil de la marcha, el camino de la amazona más experta y valiente del grupo tiene mucho más mérito que el de cualesquiera otro.







En esta etapa prácticamente desaparece el eucalipto invasor predominando los árboles autóctonos, carballeiras o robledales, castaños y siempre, siempre los abedules en los sotos y riberas de ríos y arroyos que aprovechamos para calmar la sed de nuestros caballos. 


Pocos lugares adecuados encontramos a lo largo de esta etapa para reponer las fuerzas del peregrino hasta que en Meirás la señora Pilar nos obsequia con chorizo casero y tomates de su huerta. Ningún otro hasta Corteporcos, una pequeñísima aldea donde el hambre aprieta al peregrino, encontramos lugar adecuado para el ganado y disfrutamos de exquisitos manjares , cedemos de nuevo a la tentación de unos insuperables huevos fritos, jamón, chorizo y productos de la huerta recogidos al momento para 
componer 












na magnífica ensalada. Continuamos la marcha con el estómago agradecido y alcanzamos Monte

das Pías donde abandonamos la provincia de Lugo ingresando en La Coruña. Alcanzamos Sobrado dos Monxes sobrecogidos ante la vista de su espectacular Monasterio cisterciense construido en el año 952. Finalmente el Apóstol premia la durísima etapa con un prado inmenso para nuestros caballos.


2 de Agosto de 2016 Sexta Posta: SOBRADO dos MONXES - ARZÚA


El cansancio acumulado va haciendo mella en los peregrinos que despiertan cuando las campanas del Mosteiro tocan a maitines. Comenzamos una etapa corta pero muy dura, transcurre prácticamente en su totalidad por asfalto y aunque abundan las fragas de robles, castaños y de nuevo el eucalipto, estas arboledas están alejadas de la carretera sin que podamos beneficiarnos de su sombra en el día más caluroso y soleado de nuestro camino.
Decididamente no es el del Norte un camino fácil para el peregrino a caballo, sin embargo su excepcional belleza compensa el esfuerzo. Ya en Arzúa, ciudad que creció al amparo del Camino
reconocida por sus quesos, agricultura y ganadería siendo hoy uno de los núcleos urbanos más grandes de nuestra andadura junto con Vilalba, de nuevo nos ceden el mercado de ganado donde podemos ofrecer una refrescante ducha a los caballos quedando allí alojados. Debemos descansar bien ya que la posta del día siguiente es la segunda más larga de la aventura y requerirá un esfuerzo extra de caballos y jinetes.


3 de Agosto de 2016 Séptima Posta: ARZÚA – MONTE do GOZO


Desayunamos temprano y abastecemos al ganado de agua, pienso y curas de rigor para lesiones leves propias del esfuerzo realizado. Etapa larga que nos acerca a nuestro destino final. Cruzamos de nuevo el pueblo entero por su vía principal sin ruta adaptada para peregrinos montados, interrumpimos el tráfico pero la respuesta de los vecinos sigue siendo amable. Afortunadamente poco después accedemos a pistas que discurren entre robledales y fundamentalmente eucalipto. En cuanto el terreno lo permite cambiamos el aire al trote para garantizar la llegada al Monte do Gozo en tiempo adecuado. Algunos nombres de



aldeas como Ferreiros hacen referencia a oficios requeridos en el camino como en este caso el de herrador 

muy solicitado por la gran afluencia de peregrinos a caballo, sorprendentemente a lo largo de nuestra aventura no nos hemos cruzado con ningún otro. Desde el inicio percibimos un gran cambio en esta etapa con respecto a las anteriores, al coincidir desde Arzúa con el camino francés la afluencia de peregrinos es muchísimo mayor que en otras jornadas sin que prácticamente podamos recorrer un metro sin coincidir con grupos de caminantes que amablemente libran el paso a las caballerías. 











El núcleo de Lavacolla próximo al final de esta etapa hace referencia, no sin cierto sentido del

humor, a Lava Colea, lugar donde los peregrinos procedían a la higiene de sus genitales antes de acceder a la ciudad del Apóstol. Después de los consabidos descansos cada dos horas de marcha alcanzamos Santiago de Compostela por la zona del Monte do Gozo en unas cuadras donde han de alojarse nuestros caballos antes de la última posta hacia la plaza del Obradoiro.







4 de Agosto de 2016 Octava y última Posta: MONTE do GOZO – Catedral de SANTIAGO

Hemos de madrugar ya que el acceso a caballo al Obradoiro está limitado hasta las 09,00 horas y el trayecto por la ciudad nos tomará al menos una hora al tener que realizarse íntegramente al paso. Aún es de noche cuando preparamos los caballos, con la primera luz del alba partimos en un último esfuerzo complicado y tenso debido al tráfico, cruce de puentes sobre autopistas sin apenas arcén, resbalones sobre el asfalto, etc., caballos y jinetes permanecen atentos y sin bajar la guardia en ningún momento lo que hace que la ultima hora de camino se haga muy larga.

La llegada a la monumental plaza del Obradoiro sobrecoge al peregrino y ofrece una perspectiva majestuosa y descomunal de la Catedral del Apóstol. Este momento, por sí solo, compensa todo esfuerzo y sacrificio realizado y el cansancio acumulado se olvida por completo. 





Con el abrazo al Apóstol Santiago damos por finalizado nuestro Camino. ULTREIA!!


Y yo esta entrada.




Chevi Sr.